Invita a tu hijo a visitar los museos

Agetna 23 febrero, 2016

Visitar los museos con tu hijo es ayudarle a despertar su imaginación.


Cualquiera de estos periplos servirá también para que compartan un tiempo juntos, y quizás, hasta para incluirte dentro de las fantasías que su prodigioso cerebro es capaz de idear.

“Si de pronto él se convierte en el caballero de brillante armadura quizás tú puedas ser la amorosa madre que lo espera asomada en un balcón de su fastuoso castillo”.

Invita a tu hijo a visitar los museos y descubrir un nuevo mundo de distracción y aprendizaje.

Los beneficios de visitar los museos

Sin lugar a dudas el recorrer las salas de un museo y admirar lo que allí se expone ofrece muchos beneficios a, la fértil y siempre ávida de aprendizaje, mente de un niño.

Para que conozcas sobre todos ellos, a continuación, te ofrecemos un breve resumen.

Los museos sirven para conocer la historia

Conocer la historia siempre es un incentivo para perseguir la inmortalidad de nuestros antepasados.

Si queremos saber de dónde venimos y cómo vivieron los habitantes del ayer, nada mejor que llegar hasta los lugares en donde con tanto esmero se preservan sus legados.

Es primordial que le enseñes a tu niño a tener en cuenta el valor histórico que tienen los museos.

Los museos sirven para hacer un viaje al pasado

Los museos son espacios que representan verdaderos valores desde el punto de vista conservacionista de una ciudad, país o temática en específico.

Allí el paso del tiempo y el deterioro, prácticamente, no se echan a ver.

Más que una arquitectura que recoge todo lo que “ya no se usa ni se fabrica” estos parajes culturales significan un espacio que rememora el pasado, con los pensamientos, ideales y sentimientos de quienes, antaño, respiraron en este planeta.

Y es que los museos se encargan de exhibir tanto el legado material como inmaterial de nuestros ancestros.

Los museos sirven para aprender

magnets-113314_640

Los museos, con sus salas expositivas, se encargan de transmitir conocimientos a todo el que se interese; tu hijo puede ser una de esas personas.

Estos mausoleos son lugares en donde empaparnos de cultura y hacer nuestra la enseñanza que sus exposiciones quieren brindarnos.

Los museos son espacios didácticos que incitan a la investigación y la búsqueda de respuestas.

Los museos sirven para recrearse y establecer relaciones sociales

Un museo no solo significa un lugar para el aprendizaje, también un sitio para el esparcimiento en donde compartir saberes e ideas con los amigos.

Así mismo, visitar los museos sirve para establecer relaciones sociales con otras personas y lograr el intercambio cultural entre los lugareños y los visitantes extranjeros.

Los museos sirven para comparar épocas

Los museos sirven para comparar el desarrollo socioeconómico y los inventos científico-técnicos que el hombre ha sabido impulsar para el avance de las sociedades.

Como si se tratara de un árbol genealógico ellos se encargan de evidenciar la evolución en el tiempo.

louvre-102840_640

Invita a tu hijo a visitar los museos

Cuando llegue el fin de semana invita a tu hijo a visitar un museo.

Puede que él, guiado por el maestro de su colegio, ya haya asistido. Si es así date y dale la oportunidad de enseñarte todo lo que allí aprendió. El ser tu maestro aumentará su autoestima y confianza en sí mismo.

Ten presente que la visita a un museo significa un esparcimiento sano que lo alejará de los juegos tecnológicos y la telefonía móvil que tanto atrapa su atención.

Si tu hijo es tímido cualquiera de estos recorridos puede despertarle el interés de indagar con respecto a un tema determinado y eso lo conducirá a preguntar y comunicarse con otros.

Si tu hijo tiene problemas de sobrepeso el recorrer un museo servirá para distraer a tu pequeño y alejarlo de su obsesión de comer. Dicho recorrido se traduce en menos horas de ocio y consumo de comida chatarra.

Mamá que nos lees, comparte con nosotros otros de los beneficios y atractivos que, consideres, tenga la visita a los museos.

Si tienes alguno de estos sitios para recomendar desde ya te agradecemos que lo compartas con nuestras restantes lectoras.

¡Ah!, gracias también por ser una de las madres que le inculca a sus hijos el interés por la historia.

Te puede gustar