Consejos para actuar ante la intoxicación de los niños

26 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La intoxicación con cloro es una de las más frecuentes dentro de la población infantil. Esta puede producirse por ingestión o por inhalación del producto.

Actuar con rapidez ante la intoxicación de los niños es la principal medida para evitar problemas mayores, siempre es preferible prevenir antes que lamentar. Un niño puede intoxicarse con diferentes productos, donde prevalecen aquellos de uso cotidiano y presencia en la mayoría de los hogares.

Casi siempre las intoxicaciones se producen por curiosidad del niño, pero generalmente se deben a imprudencia de los padres al guardar los productos nocivos. En niños menores de cinco años es común la intoxicación con productos de limpieza, los cuales pueden ser ingeridos o también pueden ser perjudiciales tan solo con el contacto con la piel.

De acuerdo a los datos de los entes encargados, más mil quinientos niños se intoxican por productos químicos utilizados para el aseo cada año. Es el cloro el producto con mayor incidencia en estos casos, seguido de los productos desinfectantes.

Por su parte, los medicamentos son causantes de la mitad de las intoxicaciones que se producen anualmente. En tal sentido, las urgencias médicas debido a intoxicación en niños, en su mayoría son originadas por el consumo accidental de fármacos.

Intoxicación con productos de limpieza

En el caso de que un niño consuma algún producto de limpieza, se puede notar inmediatamente por los síntomas que se presentan. Siendo el cloro uno de los principales elementos causantes de intoxicación, debemos considerar que su composición produce irritación en las mucosas de la boca, luego el esófago y el estómago.

e0bdf7deb8040fd384939628b446490b

Los principales síntomas de intoxicación por estos productos son.

  • Nauseas
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Somnolencia
  • Alteración del ritmo cardiaco
  • Resequedad o abundante mucosidad en boca y ojos
  • Confusión
  • Falta de coordinación motora

En gran medida estas intoxicaciones tienden a ser más bien benignas, por lo cual es fácil manejarlas nosotros mismos en casa. Pero es preciso seguir recomendaciones básicas, en todo caso siempre es conveniente acudir a la revisión de los expertos y desde luego, la mejor manera de actuar es previniendo que estos episodios sucedan.

La intoxicación por cloro puede producirse también en caso de inhalación excesiva, según la literatura científica. No obstante las consecuencias de esta situación son notablemente menores que si se llega a ingerir el producto.

¿Cómo actuar en caso de intoxicación?

Si sabemos que el niño ha ingerido cloro u otro producto de limpieza, es recomendable lavar la boca y asegurarnos de que se disuelva el elemento que consumió. Para ello se aconseja darle a beber agua o leche, con la finalidad de limpiar el tracto digestivo hasta el estómago y disolver la sustancia nociva.

Se debe evitar la inducción al vómito, especialmente porque no es conveniente que el agente irritante vuelva a tener contacto con la mucosa que ya afectó. Mantener la administración de líquidos y observar que el niño no tenga problemas respiratorios son las medidas a seguir.

En el caso de las intoxicaciones provocadas por medicamentos, algunas cosas cambian, pues todo va a depender de la sustancia consumida y la cantidad de esta. Puede hablarse de intoxicación por medicamentos vencidos, sobredosis o intolerancia.

Como en cualquier otro tipo de intoxicación, es preciso conocer el tipo de sustancia consumida y establecer la cantidad que pudo haber ingerido. De igual manera, es muy importante observar la reacción del niño; por ejemplo su hubo pérdida del conocimiento, si ya ha vomitado o tiene problemas respiratorios.

9422161893910d805ead3d84d90291ad

Lo que debemos hacer

  • Antes que nada es imperante mantener la calma.
  • Si notáramos que hubo desmayo, hay dificultad cardiaca o respiratoria, es recomendable llamar inmediatamente al número de urgencias.
  • Las intoxicaciones por inhalación, contacto con la piel o con los ojos, se puede atender al niño con medidas relacionadas a la situación. Enjuagar con abundante agua o llevarlo a tomar aire, suele funcionar bien en estos casos.
  • Si tuviéramos que acudir a un centro médico, es muy importante que llevemos con nosotros el envase del producto que causó la intoxicación. También es preciso conocer con exactitud la manera como se intoxicó, si lo ingirió, inhaló o tuvo contacto con piel y mucosas.
  • Algunos productos son recomendados para darle a beber al niño en estos casos, tal como el jarabe de ipecacuana; sin embargo, es conveniente evitar medicarlo hasta tanto un especialista lo haya autorizado.

¡Para tener en cuenta!

Recordemos que la prevención es lo más importante, evitemos dejar productos que puedan ser venenosos al alcance de los niños. Tampoco es aconsejable que coloquemos sustancias riesgosas en envases que no le corresponden.

 

  • Hoyle GW., Svendsen ER., Persistent effects of chlorine inhalation on respiratory health. Ann N Y Acad Sci, 2016. 1378 (1): 33-40.