Cómo tratar las cicatrices en los niños

Las cicatrices merecen una atención en particular cuando todavía no han culminado su proceso de regeneración. Te contamos cuáles son los mejores tratamientos.
Cómo tratar las cicatrices en los niños
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 12 junio, 2021.

Última actualización: 12 junio, 2021

Las cicatrices en los niños son habituales debido a que se encuentran en una etapa de aprendizaje y divertimento constante. Todas las heridas que se generen en la piel después permanecerán como cicatrices en la superficie cutánea. Los padres deben mantenerse calmados y saber cómo actuar en primer instancia y cómo manejar las cicatrices para que no sean tan notorias en el futuro.

¿Cómo se generan las cicatrices?

Las cicatrices de la piel son el resultado normal e inevitable de la reparación del tejido superficial. Existen diferentes formas, desde líneas normales finas hasta las cicatrices y contracturas cicatriciales anormales generalizadas, hipertróficas, atróficas y queloides.

Los tres pasos o fases de cicatrización de heridas duran aproximadamente un año:

  • Fase inflamatoria: esta etapa dura alrededor de 2 a 5 días. El área de la herida se observa roja e inflamada.
  • Fase proliferativa: inicia 3 días después de que se generase la herida y puede durar hasta semanas. Esta etapa proporciona un contexto propicio para la reparación, por lo tanto, comprende la etapa de desarrollo de vasculatura nueva, generación de fibroblastos y epitelización.
  • Fase de maduración: comienza una vez que la dermis ya se encuentra recuperada de manera completa. El resultado final de esta etapa es la cicatriz y puede durar hasta 2 años.
    Niño con una herida en el brazo que le va a dejar cicatriz.

¿Cómo tratar las cicatrices en los niños?

En la mayoría de los casos, las cicatrices inmaduras son de color rojo a rosa, pueden causar picazón o en ocasiones ser dolorosas. Es importante tener en cuenta que las cicatrices tardan entre 12 y 18 meses en madurar.

Humectar la zona

Se recomienda usar pomadas de vaselina tres veces al día durante 1 a 3 semanas de duración. De hecho, es una excelente alternativa para mantener la humedad del lecho de la herida y reducir el eritema cicatricial.

Las cremas con alto contenido de vitamina A, alantoína, ceramidas y ácido hialurónico son grandes opciones para nutrir de manera correcta los nuevos tejido que se están generando. Existen cremas humectantes con filtro solar agregado que evitan los daños que puede generar los rayos ultravioletas en las cicatrices de los niños.

Utilizar protección solar para tratar las cicatrices en los niños

Se recomienda minimizar la exposición a los rayos ultravioletas de la cicatriz cubriéndola con prendas de vestir o protector solar. Además, una de las recomendaciones principales de American Academy of Dermatology Association para prevenir posibles hiperpigmentaciones es el uso del protector solar con FPS mayor o igual a 50 y su aplicación de manera constante y diaria.

Junto con su principal beneficio de reducir la probabilidad de desarrollar cáncer de piel, el protector solar actúa para prevenir la hiperpigmentación de la cicatriz al detener la melanogénesis que se presenta después del estímulo de los rayos solares.

Quizás te interese: Protección solar en niños

Alimentación saludable

También es importante tener en cuenta los factores del niño que contribuyen a una curación subóptima. Es decir, una dieta equilibrada es fundamental para la formación de proteínas, que son necesarias para la curación.

Los minerales y vitaminas, en particular las vitaminas A, E y C, y el zinc son esenciales en la cicatrización de heridas. Asimismo, las condiciones médicas de los niños también pueden dificultar el proceso de regeneración, como es el caso de la diabetes mellitus o el consumo de fármacos inmunosupresores.

Realizar masajes de manera diaria

El masaje de cicatrices es una de las formas de terapia de presión que suele funcionar en la aceleración de la maduración del colágeno e influye en la remodelación de la cicatriz.

Los masajes alteran el tejido fibrótico, mejoran la flexibilidad y tienden a reorientar las fibras de colágeno. De hecho, es una de las terapéuticas mas recomendadas para ablandar y aplanar las cicatrices en los niños.

Es importante tener en cuenta que el masaje de cicatrices no debe iniciarse hasta que la herida se haya cerrado por completo. A su vez, deben durar 10 minutos, al menos dos veces al día, por un periodo total de por lo menos 6 semanas.

Este tipo de técnica debe realizarse con sumo cuidado para no ocasionar trauma adicional alguno a la herida que ya se encuentra cerrada.

Niño con puntos en la barbilla tras caerse.

Aplicar presión con siliconas

Parte del mecanismo de las terapias a base de presión implica la oclusión, la hidratación y la retención de una mayor humedad debajo del apósito de silicona para mejorar la hidratación en la superficie de la piel.

De acuerdo a una revisión realizada por Aesthetic Plastic Surgery, los tratamientos a base de silicona mejoran el volumen, la elasticidad, el color y la firmeza de las cicatrices hipertróficas y los queloides.

Para cualquier tipo de tratamiento con silicona, las recomendaciones son emplear la aplicación de silicona durante, al menos, 12 horas por día durante 12-24 semanas.

El manejo de las cicatrices en los niños

El manejo adecuado y a tiempo de las cicatrices es un componente clave del tratamiento de heridas en la población pediátrica. El objetivo final es prevenir el desarrollo de cicatrices al comienzo del proceso de cicatrización de la heridas. Por lo tanto, la aceptación del régimen de tratamiento propuesto, tanto para los padres como para los niños, es una consideración importante.

Te podría interesar...
Consejos para disimular las cicatrices de los niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Consejos para disimular las cicatrices de los niños

Esta planta tiene muchas propiedades curativas y sus cristales son usados para disimular las cicatrices de los niños y los adultos.