Cómo transmitir el espíritu de la Navidad a los niños

Viviana Schafer·
20 Julio, 2020
¿Cómo transmitir el espíritu de la Navidad a los niños? Si quieres que tus hijos se contagien con la magia navideña, en este artículo te contamos cómo hacer para que mantengan la ilusión durante esta época.
 

¿Cómo transmitir el espíritu de la Navidad a los niños? Es muy difícil no ilusionarse con este momento mágico del año. Sin embargo, muchos niños no consiguen contagiarse del espíritu de estas fechas. Es más, muchos de ellos solo esperan la llegada de Papá Noel o de los Reyes Magos para conseguir un móvil nuevo o aquel regalo que tanto desean.

Cuando se acercan estas fechas, muchos niños fantasean con un trineo lleno de regalos. La magia de la Navidad es mucho más que satisfacer el deseo de nuestros hijos.

Es un momento donde reina la sensibilidad y la empatía hacia los otros, donde aflora la humildad y compartir con los demás. ¡Ese es el verdadero espíritu navideño! Aquí te presentamos algunos consejos para que puedas transmitir el espíritu de la Navidad a tus niños y, así, dejar de lado ese lado más frívolo y consumista de una celebración que inspira el reencuentro y la unión de la familia.

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, el espíritu de las personas comienza a cambiar. Es en esta época del año donde se transmiten valores de generación en generación sin importar tanto las creencias familiares.

Corazón hecho con caramelos para representar el espíritu de la Navidad.
 

La importancia de transmitirle el espíritu de la Navidad a los niños

Aunque la Navidad anteriormente tenía un tinte más tradicional o religioso, poco a poco se fue convirtiendo en una fiesta para que los niños aprendan grandes valores, sin importar la creencia familiar dominante.

Es importante que estos valores que se les enseñan a los niños durante las fiestas navideñas continúen durante toda su crianza, ya que es importante que estos valores los acompañen durante toda su vida para que podamos construir entre todos una sociedad cohesionada donde el respeto hacia nosotros mismos y hacia los demás sean los grandes protagonistas.

Transmitirles a tus hijos el espíritu de la Navidad va más allá del árbol navideño o Papá Noel. Aquí estamos hablando de enseñar valores y sentimientos, de explicarles a tus niños que la Navidad es mucho más que regalos y consumismo. Es muy importante que les recalques que es un periodo de bondad, de entrega a las personas a las que quieres, de generosidad, de pasar tiempo en familia, de ser solidario y de reflexionar sobre sus comportamientos.

La Navidad es un gran momento para hablar con tus hijos sobre los valores de conducta. Estos son imprescindibles para su futuro, ya que ser respetuoso con los demás les permitirá ser unos adultos bondadosos, con una mejor convivencia. De esta manera, se sentirán satisfechos de sí mismos.

¿Cómo transmitir valores navideños a los niños?

Tienes que tener en cuenta que no puedes obligar a tus hijos a que sientan ilusión por la Navidad. Lo que sí puedes hacer es llevar a cabo una serie de acciones en casa que les permitirán descubrir lo maravilloso que pude llegar a ser el período navideño.

 
  1. Consumo responsable. En estas fechas los regalos son la moneda de cambio. Sin embargo, es recomendable que trabajes junto tus hijos el consumo responsable. Esto puede traducirse en hacer una limpieza de juguetes con los que ya no jueguen para regalárselos a niños necesitados, por ejemplo. Es muy importante para el pequeño encontrar un equilibrio entre sus deseos y lo que realmente necesita; tiene que ser capaz de establecer prioridades.
    Madre e hija decorando el árbol de Navidad.
  2. Empatía y sensibilidad. Tienes que enseñar a tus hijos a pensar en que hay otros niños que no tienen la posibilidad de tener ni un juguete, ropa o hasta un plato de comida. Es necesario que el niño empatice con otras realidades y colabore haciendo una donación de juguetes o con otro tipo de ayuda.
  3. Amor y unión. Aparte de tener una justificación religiosa, la Navidad se ha convertido en una celebración familiar y de amigos que estimula las ganas de compartir y estar unidos. Tú debes hacer que tus hijos tomen consciencia de que la Navidad es para reencontrarse con los seres queridos y que no solo es un evento que se limita a recibir regalos.
 

Lo mejor que puedes hacer en esta Navidad es disfrutar en familia y potenciar los valores de esta gran celebración. Estas fiestas se convierten en el momento perfecto para que los niños afiancen su identidad, estima y valía. Es una gran oportunidad para que puedas demostrarles a tus hijos lo importantes son para ti.