¿Cómo influyen los cambios hormonales en la piel tras el parto?

Las hormonas juegan un papel fundamental durante el embarazo y después del mismo. Incluso, modifican características propias de la piel.
¿Cómo influyen los cambios hormonales en la piel tras el parto?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 02 mayo, 2021.

Última actualización: 02 mayo, 2021

La piel tras el parto sufre importantes modificaciones producto de las alteraciones hormonales del embarazo. De hecho, los cambios cutáneos son los más notorios por encontrarse más expuestos. Por esto mismo, son una de las manifestaciones que más aquejan a las madres puerperas. A continuación, te contamos algunos de estos cambios.

Cambios en la piel tras el parto

Las alteraciones metabólicas, endocrinas e inmunológicas provocan modificaciones en la superficie cutánea. Desde piel seca, aparición de fibromas blandos y queratosis seborreicas hasta las tan molestas estrías de distensión.

Aumento de ojeras

En el periodo posparto, es tal el cansancio que se observan cambios en el aspecto físico y uno de ellos es el aumento de las ojeras. Después del parto las ojeras aparecen debido a los cambios hormonales, el agotamiento o la intensa actividad que brinda la nueva vida después del embarazo.

Disminuyen las horas de descanso, aumentan las ocupaciones con el bebé y los momentos de estrés, lo que contribuye de manera considerable a un aspecto cansado y ojeras más notorias.

Presencia de estrías gravídicas

Mujer con estrías, uno de los cambios en la piel tras el parto.

Pueden aparecer estrías por distensión y alteración del tejido conectivo dérmico producto de las influencias hormonales, la genética y el estiramiento físico de la piel. Afectan al 63 % de las mujeres embarazadas con una prevalencia del sexto y séptimo mes de embarazo.

Se caracterizan por ser bandas atróficas de color violeta o rosa a lo largo de las líneas de tensión de la piel, en la mayoría de los casos en el abdomen, en los senos, las caderas, los muslos y las nalgas. Con el transcurso del tiempo las estrías se tornan más pálidas y menos notorias, pero no desaparecen por completo.

Tipos de estrías

Las estrías ocurren por el estiramiento abrupto de la piel en cualquier parte del cuerpo.

  • Estrías de color rosadas: son aquellas que se generaron de manera más reciente y, al romperse el tejido cutáneo, quedan expuestos los vasos sanguíneos subyacentes. A su vez, son más fáciles de tratar y manejar por su corta evolución. El uso constante y diario de cremas humectantes ayuda de manera considerable con su mejoría.
  • Estrías perladas o blancas: las estrías blancas ya son cicatrices fibrosadas de la superficie cutánea. Por ende, su tiempo de evolución es más prolongado y requieren otro tipo de tratamiento más dedicados.

Manchas de hiperpigmentación, uno de los cambios de la piel tras el parto

Uno de los cambios más notorios y consultados de la piel tras el parto son las manchas de hiperpigmentación que se desarrollan en el 90 % de las mujeres embarazadas, en la mayoría de los casos en la segunda mitad del embarazo.

La hiperpigmentación se atribuye a una combinación de múltiples factores:

No solo se manifiesta como cloasma, hiperpigmentación en mejillas, frente, puente nasal y región superior de labios, sino que también aumentan su pigmentación las areolas, genitales, axilas, área periumbilical y la parte interna de los muslos.

Máscara del embarazo

El melasma es una problemática muy común de la piel causada por parches simétricos y marrones en el rostro. Si bien el embarazo es una de las causas principales de melasma, puede afectar a mujeres que toman anticonceptivos orales u hormonas.

El factor agravante más importante es la exposición a la luz solar, por esto se presenta en áreas fotoexpuestas como el rostro. En este sentido, la fotoprotección durante el embarazo es imprescindible. Es decir, hay que evitar la exposición a los rayos ultravioletas y visibles para prevenir brotes o exacerbación.

Se recomienda el uso de filtros solares de amplio espectro combinados con bloqueadores de luz visible, como óxido de hierro todos los días. Asimismo, se debe reaplicar el protector solar cada dos horas en caso de continuar expuesto al sol.

Mujer con melasma en el rostro.

Lesiones de acné

Suele ser frecuente encontrar acné del embarazo debido al exceso de la actividad de las glándulas sebáceas y las alteraciones hormonales que causan leves brotes. La presencia de lesiones características de esta patología suele ser más evidente durante el primer y segundo trimestre.

Esto ocurre por el aumento de andrógenos, que incrementa el tamaño de las glándulas sebáceas de la piel y produce más sebo. Por lo tanto, el aumento de sebo provoca la obstrucción de los poros y genera inflamación, bacterias y brotes.

El acné que se desarrolla durante el embarazo y tras el parto suele ser temporal y desaparecer cuando los niveles hormonales se normalizan.

Cambios de la piel tras el parto

Las alteraciones fisiológicas que ocurren durante el embarazo son consecuencia de adaptaciones metabólicas y hormonales que son necesarias para apoyar al feto en desarrollo. El abordaje y tratamiento de estos cambios benignos en la piel es de predominio estético y se debe ofrecer la tranquilidad adecuada y prevenir la ansiedad a las nuevas madres.

Te podría interesar...
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo

Los cambios en el cabello y la piel durante el embarazo son procesos fisiológicos. Aprende más de ellos para no preocuparte en esa etapa.



  • Bieber AK, Martires KJ, Stein JA, Grant-Kels JM, Driscoll MS, Pomeranz MK. Pigmentation and Pregnancy: Knowing What Is Normal. Obstet Gynecol. 2017 Jan;129(1):168-173. doi: 10.1097/AOG.0000000000001806. PMID: 27926637.
  • Bolanca I, Bolanca Z, Kuna K, Vuković A, Tuckar N, Herman R, Grubisić G. Chloasma--the mask of pregnancy. Coll Antropol. 2008 Oct;32 Suppl 2:139-41. PMID: 19140277.
  • Guinot C, Cheffai S, Latreille J, Dhaoui MA, Youssef S, Jaber K, Nageotte O, Doss N. Aggravating factors for melasma: a prospective study in 197 Tunisian patients. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2010 Sep;24(9):1060-9. doi: 10.1111/j.1468-3083.2010.03592.x. Epub 2010 Feb 25. PMID: 20202051.
  • Vázquez M, Sánchez JL. The efficacy of a broad-spectrum sunscreen in the treatment of melasma. Cutis. 1983 Jul;32(1):92, 95-6. PMID: 6349944.