5 tips para soportar un embarazo en verano

¿Estás embarazada este verano y estás preocupada por si vas a aguantar el calor? No te agobies. Las embarazadas sufren mucho más calor pero os vamos a contar 5 prácticos tips para soportar un embarazo en verano.

Una buena hidratación, practicar natación, consumir frutas y verduras, poco sol y sal y utilizar ropa cómoda y ligera pueden ser las claves para que pases un buen verano. No lo dudes y antes de sufrir cuídate en verano.

Hidratación constante en un embarazo en verano

Las embarazadas tienen que intentar hidratarse siempre pero en verano es obligatorio. Tienes que beber mucha agua y también zumos de frutas. ¡Por lo menos litro y medio de agua al día!

Además es importante que consumas muchas frutas y verduras. Aportan mucha fibra y vitaminas y además ayudan a prevenir la hinchazón de las piernas. Sandía, melón, melocotón o piña son frutas veraniegas y saludables. Una buena idea es hacerse todos los días con la licuadora un zumo natural. También puedes tomar batidos, granizados refrescantes, helados y sorbetes. ¡Busca bebidas refrescantes y naturales!

embarazo verano

Disfruta del agua

Una buena idea es darse este verano un chapuzón todos los días en la piscina o en la playa. Nadar no solo te refrescará cuando hace tanto calor sino que te dejará disfrutar de un rato sin soportar el peso en el embarazo.

La natación es muy beneficiosa para las embarazadas. Mejora el tono muscular, estimula la circulación de la sangre y aumenta la resistencia pulmonar. Es un deporte indicado para prevenir las varices, la hinchazón y los calambres. Siempre practicándola sin prisas y sin agotarse en ningún momento. La natación debe ser un momento para disfrutar si estás embarazada.

Reducir la sal de tu dieta

Uno de los trucos es reducir la sal de tu dieta. No la debes eliminar del todo en tus comidas porque es importante para la nutrición del bebé. Pero la puedes reducir al no consumir alimentos como las patatas fritas o las pipas saladas.

embarazo verano

Cómoda siempre

Las embarazadas suelen sufrir la hinchazón de las piernas sobretodo en puntos concretos como los tobillos. El calor no solo no ayuda a mejorar la situación sino que la empeora. Intenta poner las piernas en alto cuando los tengas muy hinchados. También puedes quitarte la alianza y los anillos si se te hinchan los dedos con el embarazo y el calor.

Otra buena idea es buscar vestidos ligeros de algodón o lino. Tienes que llevar ropa cómoda que te ayude a aguantar el calor y que no te produzca las incómodas erupciones que se dan con el sudor. En cuanto al calzado elige el más cómodo y seguro. Normalmente los pies también se hinchan y lo mejor es comprar un zapato más ancho. Una buena idea es buscar unas sandalias cómodas y fresquitas.

embarazo verano

Huye del calor y el sol

Intenta no estar en la calle en las horas de máximo calor como puede ser a mediodía. Puedes pasear a primera hora de la mañana o cuando empieza a atardecer. Una buena idea si te aburres de estar en casa es acudir a algún centro comercial con aire acondicionado para merendar o ir al cine.

Si sales a la calle intenta que no te dé el sol directamente caminando por la sombra y siempre protégete con un sombrero o una gorra. Trata de que no te dé el sol en la cara. Si vas a la playa no olvides nunca la sombrilla.

No es buena idea tomar el sol si estás embarazada. Si lo haces, tienes que aplicarte siempre una protección solar muy alta, superior al 30. Las embarazadas tienen tendencia a la aparición de los incómodos melasmas también llamados cloasma o máscaras del embarazo.

Son unas incómodas afecciones de la piel bastante comunes en las mujeres embarazadas. Una hiperpigmentación marrón o grisácea que suele aparecer en los pómulos, encima de la boca en, la frente o en la nariz de las mujeres embarazadas y que se suele producir por un exceso de melanina.

El mejor consejo que te podemos dar es que aunque sea complicado intentes disfrutar del embarazo en verano. Aunque tengas calor y en algunos momentos te sientas agobiada, aplica estos cinco sencillos tips para disfrutar de este verano aunque estés embarazada. La salud de tu hijo lo agradecerá y juntos pasaréis estos meses de calor más rápido.

 

 

 

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar