Cómo fomentar la automotivación en tu hijo

14 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Desde el momento en el que un niño nace, está instintivamente motivado para que se satisfagan sus necesidades. El niño es curioso por naturaleza, quiere sentirse capaz y hacer las cosas por voluntad propia.

La sensación de ser capaz se construye y refuerza constantemente por el niño haciendo cosas de forma repetida hasta que siente que las domina. Pero muchos sistemas de educación rígidos acaban con esta motivación innata al imponer ciertas recompensas externas por el aprendizaje. Por eso, como padre o madre, es importante saber cómo fomentar la automotivación en tu hijo.

Debemos entender cómo funciona la motivación y esforzarnos por fomentarla en los niños. Su curiosidad les ayuda a entender su mundo y cómo deben adaptarse a él, aprender qué deben hacer, cómo hacerlo y qué les ayuda a salir adelante.

El cerebro libera dopamina cuando tenemos experiencias gratificantes; esto sucede, por ejemplo, cuando esperamos que algo importante pase, esperamos que algo mejore, avance o que un logro tenga lugar. Es justo aquí cuando un individuo empieza a sentirse motivado.

La motivación es el impulso que nos pone en modo de acción cuando queremos completar una tarea, lograr algo, mejorar o superar obstáculos y buscar el éxito.

Tipos de motivación

Motivación intrínseca (interna)

Es crucial para el aprendizaje escolar. Tiene dos componentes fundamentales: sentirse capaz y tener un control sobre el ambiente. Un niño obtiene placer al participar en actividades que le resultan interesantes, atractivas y satisfactorias.Niño con una automotivación increíble.

Como resultado, se siente animado a aprender, a tomar la iniciativa, a seguir con una tarea y completarla. Un nivel más alto de motivación interna hace que busque tareas desafiantes; esto hará que no le guste hacer tareas fáciles.

El niño aprende porque es importante para él. Cosas como concentrarse demasiado en las buenas notas, o aprender sin entender el propósito del aprendizaje disminuirá su motivación e interés intrínseco, y la voluntad de aprender de forma independiente.

Motivación extrínseca (externa)

Esta motivación hace que un niño busque la aprobación de los padres, maestros o compañeros. Crea temores con consecuencias negativas y disminuye el interés genuino por el aprendizaje. Es la que aparece cuando el niño es presionado para obtener calificaciones altas o para buscar oportunidades y privilegios.

Elimina la diversión y el disfrute de la experiencia y se alimenta de un pensamiento negativo limitante: «Tengo que complacer a alguien, evitar un castigo u obtener una recompensa».

Así que, una combinación de motivación intrínseca y extrínseca suele ser lo que funciona mejor. Por ejemplo, un niño puede sentirse motivado cuando está interesado en una actividad y a la vez buscar la aprobación de su maestro o compañeros como incentivo.

Cómo fomentar la automotivación en tu hijo

Tener expectativas realistas

Hay que tener en cuenta la personalidad y el temperamento del niño. Es importante ayudarlo a convertirse en la mejor versión de sí mismo y no en lo que nosotros queramos que sea. Debemos animarlo por lo que es y apreciar lo que puede hacer, y no esperar cosas poco realistas.

Aumentar la confianza para fomentar la automotivación en tu hijo

Hay que darle a nuestro hijo oportunidades de sentirse bien consigo mismo, sobre todo de sentirse capaz. Siempre que la curiosidad de un niño se despierte o que intente probar algo nuevo o tomar una decisión, debemos responder animándolo, respetando su asombro y apoyándolo con su emoción por conocer. La confianza en nuestros hijos es fundamental para lograr una buena automotivación.

Es importante trabajar duro

Debemos enseñarle cosas como que no hay que darse por vencido fácilmente, que hay que seguir cuando haya un contratiempo y que fomentar el autocontrol es importante. Le ayudaremos en su búsqueda para encontrar lo que puede hacer bien y lo animaremos de la forma más sincera posible.Madre fomentando la automotivación de su hijo.

Ayudar a establecer metas

Tener metas mejora el rendimiento, la concentración y el esfuerzo. Así que, debemos enseñarle a crear sus propias metas. Las metas pequeñas funcionan mejor, pueden empujar gradualmente a nuestro hijo a buscar y disfrutar de los desafíos. Al mismo tiempo, le enseñaremos que el progreso es resultado del esfuerzo, la perseverancia y la determinación.

Apreciar cada pequeño logro para fomentar la automotivación en tu hijo

Apreciaremos estos pequeños logros de nuestro hijo al compartirlos con personas que sean importantes para él. Estas relaciones seguras le darán a nuestro hijo el valor para explorar y aprender más sobre su mundo, y aumentar su comprensión de cómo funcionar en su entorno. Cuando expresemos algún cumplido, será siempre sincero.

Desarrollar una mentalidad de crecimiento

Desarrollaremos esta mentalidad de crecimiento enseñándole a nuestro hijo que la inteligencia no es un rasgo fijo y que el progreso puede lograrse con esfuerzo y práctica, que el aprendizaje puede conseguirse después de algún fracaso.

Por último, es importante recordar que, al fomentar la automotivación en tu hijo, el niño aprenderá importantes habilidades para la vida, habilidades como la concentración, la atención, la resolución de problemas, el autocontrol y la planificación y organización.

  • Deci, Edward L. Motivation and education: The self-determination perspective. Educational psychologist. 1991.
  • Schunk Dale H. y Frank Pajares. The development of academic self-efficacy. Development of achievement motivation. Academic Press. 2002.