Cómo explicar la diabetes a un niño

4 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
La diabetes es la segunda afectación crónica más común en la infancia. Actualmente existen tratamientos que evitan las inyecciones diarias.

Encontrar la manera más sencilla y menos traumática para explicar la diabetes a un niño es de todo menos fácil, por lo que cualquier consejo es bien recibido. La psicóloga clínica Laura Fuster recomienda abordar el tema con la mayor naturalidad posible y seguir una serie de pasos para lograrlo.

La diabetes es una enfermedad crónica de causas desconocidas caracterizada por el aumento de glucosa en sangre debido a la falta de secreción de la hormona insulina. Entre los varios tipos que existen, la diabetes tipo I es la de mayor incidencia entre población infantil.

Consejos para explicar la diabetes a un niño

Tener un plan antes de abordar el tema con nuestro hijo puede marcar la diferencia entre que la conversación vaya sobre ruedas o nos metamos en un pantano y se nos complique demasiado. De modo que esperamos que estos consejos os resulten de utilidad:

  1. Utiliza un lenguaje sencillo y claro que pueda entender. Para ello, procura adaptarlo a su edad. Es muy importante que utilices ejemplos que ilustren tu explicación.
  2. Premia los avances y logros que vaya haciendo en el control de su enfermedad. Esto le ayudará a hacerse responsable, poco a poco, de sus propios cuidados.
  3. Trabaja día a día y de forma continuada, así podrá comprobar la autonomía que va adquiriendo y él sentirá que confías en sus capacidades para lograrlo.
  4. Ayúdale a que se lo explique a los compañeros de la forma más natural posible para normalizar la situación. Informar a su profesor antes de que dé este paso puede ser una buena idea, así encontrará un refuerzo positivo en el aula.

Somos conscientes de que decir las cosas es más fácil que hacerlas, así que vamos a ver si con esta versión libre de lo que es la diabetes explicada para niños somos capaces de ayudaros, aunque sea un poco, en estos momentos difíciles.Cómo explicar la diabetes a un niño.

Diabetes infantil: explicación para niños

Siguiendo los consejos de la doctora Fuster, hemos buscado una analogía para explicar la diabetes a un niño en un lenguaje cercano y divertido. Así que, os proponemos que os imaginéis que vuestro cuerpo es un coche y el motor los diferentes órganos que lo componen.

La diabetes es una enfermedad que afecta a cómo nuestro cuerpo utiliza su principal combustible, el azúcar (glucosa). Cuando repostamos, o comemos, la parte de nuestro motor llamada intestino se encarga de procesar los alimentos de tal forma que la glucosa que haya en ellos llegue a nuestra sangre.

Ahora es cuando llega el fallo de nuestro motor. En este punto, le toca a la glándula llamada páncreas liberar una hormona, la insulina, para que la glucosa entre en el interior de nuestras células y se pongan en marcha. Sin embargo, en las personas con diabetes tipo I esto no ocurre.

¿Qué es la diabetes tipo I?

La llave del depósito del combustible de nuestras células hemos dicho que es la insulina. Pero en la diabetes tipo I, el páncreas (esa glándula larga y plana) o bien hace una llave con la forma de otra cerradura, o simplemente se olvida de fabricarla.

En consecuencia, el azúcar no entra en las células, con lo que su rendimiento disminuye. Por el contrario, la glucosa se acumula en la sangre y, si su concentración llega a ser demasiado alta, las consecuencias pueden ser fatales.

Para comprobar la concentración de glucosa en sangre (glucemia) se utiliza una herramienta denominada glucómetro. Este nos indicará el nivel de glucemia por si debemos corregirla. No hay que perder de vista que una cantidad elevada de combustible en sangre, durante largos periodos de tiempo, puede provocar:

  • Problemas de visión, digestivos y renales.
  • Úlceras en pies y piel.
  • Dificultades para controlar la presión arterial y el colesterol.
  • Depresión.
  • Periodos irregulares.Cómo explicar la diabetes a un niño.

Por ello, es muy importante que los niños sean conscientes de su enfermedad y aprendan a controlarla de forma natural poniendo en práctica unas medidas básicas como: llevar una dieta sana y equilibrada, hacer deporte y, si es necesario, un aporte de insulina exógena.

Recomendaciones tras explicar la diabetes a un niño

Desde la asociación KidsHealth nos recomiendan que, si detectamos los siguientes síntomas, acudamos al servicio sanitario para la realización de las pruebas oportunas en endocrinología pediátrica:

  • Orina y bebe mucho.
  • Ha perdido de peso sin causa aparente.
  • Se encuentra muy cansado y sin ganas de jugar.

Como padres, debemos ser conscientes que del cómo afrontemos la situación dependerá la respuesta de nuestro hijo. Por lo tanto, tenemos que confiar en sus capacidades para hacerse responsable de su nueva situación ya que, al tratarse de una enfermedad crónica, de nosotros depende el que aprenda a ser un individuo autónomo y feliz.

«La infancia es una etapa maravillosa. No hay pasado, no hay futuro; solo un presente que se mira con inocencia e ilusión».

-Carla Montero-

  • Bialo, S. (agosto 2018). Diabetes tipo 1, ¿qué es? [artículo en web especializada]. Recuperado de: www.kidshealth.org
  • Wisse, B. (19 de agosto 2018). Complicaciones de la diabetes [artículo en revista científica]. Recuperado de: www.medlineplus.gov
  • Canal diabetes (mayo 2013). Entrevista a la psicóloga clínica Laura Fuster [artículo en web]. Recuperado de: www.canaldiabetes.com