Cómo enfocar la educación sexual con preadolescentes

27 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Según se va acercando la pubertad, es recomendable hablar con tus hijos sobre la sexualidad para que aprendan, de forma saludable, que el sexo forma parte de la vida.

Que los niños formulen preguntas sobre sexo no es una cuestión que deba alarmarnos. Es más, el hecho de iniciar conversaciones con ellos acerca de la sexualidad antes de la llegada de la pubertad les ayudará a adquirir una visión del sexo más saludable. Por ello, en este artículo te ayudamos a cómo enfocar la educación sexual con preadolescentes.

La educación sexual es también una responsabilidad familiar

Graciela Hernández y Concepción Jaramillo, del Centro de Investigación y Documentación Educativa (CIDE), definen que la sexualidad es la forma en la que cada cual expresa, comunica, siente, intima, da y recibe placer con la palabra y los cinco sentidos de su cuerpo expresado.

Además, explican que la forma de expresar y disfrutar la sexualidad es única en cada individuo, ya que depende de nuestra personalidad y nuestro contexto cultural.

Al hablar de educación sexual con preadolescentes, la idea que solemos imaginarnos es la de una charla en un instituto o centro escolar. Sin embargo, tal y como señala la Sociedad de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura (SPAPEX), los padres deben ser los educadores principales de sus hijos respecto a la sexualidad.Padres hablando sobre educación sexual con sus hijos preadolescentes.

Es decir, la educación sexual de los más jóvenes también es una responsabilidad de la familia. Y, en definitiva, la educación sexual debe ser enfocada a que aprendan a expresar su sexualidad de forma saludable.

Pero, para ello, la pediatra Mercedes Reymundo y la médico de familia Mª Teresa Peinado inciden en que los padres no deben evitar las preguntas que les realicen sus hijos: hay que estar dispuestos a dialogar.

«Si evadimos las preguntas y no respondemos o mentimos, no debemos quejarnos de que no confíen en los padres, o que no quieran escucharnos en la adolescencia».

-Mª Teresa Peinado y Mercedes Reymundo-

Consejos para enfocar este tema de forma saludable

  • Inicia con ellos conversaciones de forma natural y honesta. Hablar sobre el tema a edades tempranas facilita las bases para futuras conversaciones cuando se encuentren en plena adolescencia. Y, lo más importante, también les ayuda a adquirir una visión positiva y saludable de la sexualidad.
  • No los informes de aquello que no necesitan saber aún. Para ello, debes escucharlos primero para saber qué es lo que necesitan saber y cuánta información poseen de momento.
  • Enséñales que la sexualidad es algo natural. Por ejemplo, trata el tema de la masturbación con naturalidad, enseñándoles que no es algo de lo que deban avergonzarse. Explícales que es una actividad íntima que muchas personas escogen y deciden hacer libremente y en qué consiste.Madre hablando con su hija preadolescente sobre educación sexual con un preservativo de la mano.
  • Educar en el sexo desde el respeto. Deben aprender a expresar su sexualidad de un modo que les haga felices pero al mismo tiempo desde el respeto a los demás. Enséñales que la sexualidad es una actividad íntima pero que forma parte de la esfera de la vida privada.
  • Deben sentirse cómodos y confiados hablando contigo sobre la sexualidad. De esta forma, saben que pueden acudir a ti cuando les surjan dudas, ya que contigo no se sentirán avergonzados.
  • Ambos padres deben involucrarse en la educación sexual. Resulta muy acertado que todos se involucren en las conversaciones sobre la sexualidad. Asimismo, los niños preadolescentes comprenderán que hablar sobre este tema está bien.

Concluyendo, resulta necesario iniciar conversaciones sobre sexo y sexualidad con preadolescentes antes de la llegada de la pubertad para educarlos en salud y respeto, tanto desde el centro educativo como desde el hogar. Para ello, es fundamental crear un clima de confianza previo en el que los niños se sientan con la comodidad de poder expresarse libremente.

«Un clima de confianza facilita que nos cuenten aquello que necesiten contar sin miedo».

-Graciela Hernández y Concepción Jaramillo-

  • Hernández, G. y Jaramillo, C. (2006). La educación sexual de niñas y niños de seis a doce años. Guía para madres, padres y profesorado de Educación Primaria. Ministerio de Educación y Ciencia y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. CIDE.
  • Peinado, M.T. y Reymundo, M. (s.f.). Consejos para padres sobre educación sexual. Consejos de Salud. Spapex. Recuperado de: https://www.spapex.es/psi/educacion_sexual.pdf