Cómo ayudar a un niño a superar el rechazo al colegio

22 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Hay niños que se niegan a ir al colegio por muchos motivos. Es importante indagar sobre las razones para poder ponerle solución. Te damos algunos consejos para ayudar a tus hijos a superar el rechazo al colegio.

Hay niños que, por unas cuestiones u otras, se niegan en rotundo a ir al colegio. Además, este año la cosa es todavía más complicada por todo lo que está sucediendo en el mundo. Habrá niños que sientan ansiedad y sientan rechazo al colegio, pero ¿cómo ayudarlos?

Si es tu caso y es tu hijo quien se niega a ir al colegio, seguramente, te causará estrés esta situación, y puede que te surjan varias preguntas, como qué puede hacer si se niega a ir al colegio, o qué harás con tu trabajo si rechaza volver.

Cada niño es diferente y, por esta razón, la manera de resistirse y de rechazar ir a la escuela también es distinta. A continuación, vamos a ver algunas recomendaciones para ayudar a tu hijo a superar el rechazo al colegio, dependiendo de cómo lo manifieste.

¿Cómo ayudar a un niño a superar el rechazo al colegio?

Niño abrazando a su padre al ir a la escuela porque tiene rechazo al colegio.

Crisis de ansiedad ante la vuelta al colegio

Lo primero de todo es ser paciente y hablar con el pequeño para explicarle que no tiene que sentir miedo y que tú lo ayudarás siempre. Cuando un niño tiene una crisis emocional, mientras sucede, hay pocas cosas que puedan hacer los padres, así que tendrás que esperar a que se le pase e intentar explicarle la situación con frases simples para controlar la situación.

Por ejemplo, podrías decir “Te he visto muy nervioso al hablar sobre el colegio. Vamos a tomarnos un descanso y, cuando te sientas calmado, hablamos del tema”.

Cuando todo esté tranquilo y el niño esté receptivo, puedes trabajar con él algunas habilidades para enfrentarse a ciertas situaciones y que sepa gestionar esas crisis para poder conversar cuando se sienta nervioso.

Llantos y rabietas por el rechazo al colegio

Antes de todo, averigua si lo que le está provocando el llanto es realmente la vuelta a clase. Cuando se tranquilice, conversad los dos acerca de qué podéis hacer juntos para que la vuelta al colegio sea más sencilla para él.

Cuando hables con el pequeño, puedes decirle algo como:“¿Qué es lo que realmente te preocupa de la vuelta al cole? Habla conmigo. Así, entre los dos, podemos buscar la forma de que volver a la escuela sea más fácil para ti, si me cuentas qué es lo que te causa esa ansiedad”.

Es muy importante dejarle claro que la opción de no ir a clase no se contempla, tanto si es presencial como si es de forma virtual.

Se niega a vestirse por la mañana para ir al cole

Si tu hijo se niega a vestirse para irse al colegio, le puedes decir que, si esa es su decisión, está bien, irá en pijama. Seguramente, cuando el niño vea que tu intención es que tiene que ir sí o sí, aunque sea en pijama, acabe vistiéndose porque ir así le dará vergüenza por lo que le dirán sus compañeros.

No quiere subirse al coche, al autobús o encender el ordenador, si son clases online

Si llegáis a este punto y tienes prisa por llegar al trabajo, pues con su negativa se te está haciendo tarde, lo más importante es no perder el control de la situación y, con toda la paciencia del mundo, decirle que más tarde hablaréis de esto, cuando todo esté más calmado.

Una vez lleguéis a casa, y ya de forma más tranquila, pregúntale qué le preocupa de ir al colegio o si tiene algún problema en clase. Si sigue en su línea de rechazo, podéis contemplar la opción de hacer, junto al maestro, un contrato conductual en el que queden establecidas la recompensas por ir al colegio sin protestar y qué consecuencias habrá si no lo hace.

No quiere hacer los deberes del colegio ni ir a clase obligado

Ante esta situación, debes decirle que es cierto que no puedes obligarlo a que asista al colegio, pero que tampoco puedes controlar las consecuencias que tendrá, por parte del colegio, respecto a su opción de no ir.

Después, tranquilamente, habla con él para que te explique por qué no quiere hacer las tareas o ir a clases. Sobre todo, hazle saber que quieres entender su posición y la razón de su actitud, para que entre todos podáis resolver el problema.

Niña sentada en la escalera de casa con el uniforme de la escuela porque no quiere ir al colegio.

La ansiedad ante el colegio hace que el niño se quede atascado en el pensamiento “y si…”

Si tu hijo, cuando habla sobre el colegio, se muestra preocupado y una coletilla de sus frases es “y si…”, quiere decirte que se siente ansioso ante esta situación. Como padre, has de reaccionar con empatía y reducir esa ansiedad para poder hablar sobre cuál es la razón que le hace sumergirse en esos pensamientos negativos.

Después, cambia sus “y si…” por “lo que es…”. Por ejemplo, si tu hijo te dice “¿Y si el niño que se mete conmigo va a mi clase?”, puedes responderle algo como: “Lo que es verdad es que tienes a tus mejores amigos en tu clase”.

Frente al rechazo al colegio…

El rechazo al colegio no es una cosa a la que los padres puedan poner solución solos, pues necesitan informar al maestro de esta situación para que, entre todos, puedan trazar un plan de acción para que el niño vaya a clase y lo haga de manera tranquila y sin sentir ansiedad.

Hay mil motivos por los que tu hijo, probablemente, no quiera ir al colegio, por eso, es importante fomentar la confianza para conseguir averiguar cuál es el verdadero motivo que tiene a tu hijo tan bloqueado con la vuelta al colegio.

  • Gonzálvez, C., Inglés, C. J., & García, J. M. (2018). ¡No quiero ir al colegio! Ediciones Pirámide.