Colesterol alto en niños: causas y cómo tratarlo

El colesterol total como tal no da una información realmente precisa del riesgo cardiovascular. Es necesario realizar un estudio de las lipoproteínas que lo componen.
Colesterol alto en niños: causas y cómo tratarlo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 18 Marzo, 2021.

Última actualización: 18 Marzo, 2021

Durante muchos años el colesterol alto se consideró un problema de salud grave, tanto en niños como en adultos. Sin embargo, en la actualidad se ha demostrado que, en la mayor parte de los casos, no resulta preocupante. Al menos no genera daños cuando los hábitos de vida son adecuados y el sujeto se encuentra en situación de normmopeso.

Asimismo, se conoce que el papel de la dieta a la hora de modular el colesterol es limitado. Es cierto que existen alimentos y nutrientes que pueden variar los niveles del mismo, pero el impacto no será excesivo. Ahora bien, si se combina una alimentación adecuada con actividad física, se conseguirán mejores resultados.

Arterias llenas de colesterol en niños.

Causas del colesterol alto

Como comentamos, colesterol alto no siempre significa problemas. Un incremento de estas partículas puede estar provocado por causas genéticas, por un componente determinado de la dieta o por una situación de sobrepeso. Ahora bien, hay que diferenciar qué tipo de lipoproteínas son las más elevadas.

En el caso de experimentar un aumento de HDL, no habría que preocuparse en exceso. Si el incremento corresponde al LDL, habrá que hilar más fino. Las investigaciones más frecuentes sugieren que el riesgo cardiovascular se podría derivar de un incremento de las partículas VLDL oxidadas, que se encuentran dentro del conjunto del LDL.

Por este motivo, más que buscar una reducción del colesterol como tal, habría que garantizar la modulación de la inflamación y de los procesos de oxidación para evitar que se formen placas de ateroma.

¿Cómo influir sobre el colesterol alto en niños?

Está claro que más allá de lo preocupante o no que sea tener el colesterol por encima de lo normal, se pueden tomar una serie de pautas a nivel dietético para mejorar el perfil lipídico. No obstante, como comentamos, el impacto de las mismas no será realmente significativo a no ser que se combinen con ejercicio físico regular.

Lo primero que hay que tener claro es que el consumo de grasas saturadas o de colesterol dietético no incrementa los niveles de lipoproteínas en el plasma. Sin embargo, una ingesta regular de ácidos grasos Omega-3 sí que ha demostrado ser capaz de aumentar el HDL y de disminuir el colesterol total. Así lo evidencia un estudio publicado en Clinical Cardiology.

Para garantizar un aporte adecuado de estos lípidos, es esencial incluir pescados azules, aceites en crudo y frutos secos en la dieta habitual. No obstante, siempre se recomienda no someter estos alimentos a procesos de cocción agresivos. De lo contrario, las grasas se transformarán en trans, lo que generará un impacto negativo sobre el perfil lipídico y sobre el riesgo cardiovascular.

Alimentos que hay que evitar para reducir el colesterol alto en niños

Además de favorecer la ingesta de ácidos grasos de la serie Omega-3, hay que evitar ciertos productos en la dieta con el objetivo de reducir el colesterol alto en niños. Como mencionamos anteriormente, los lípidos de tipo trans resultan perjudiciales en este sentido. Se encuentran sobre todo en los productos ultraprocesados industriales, en los fritos y en los rebozados.

A la hora de cocinar los alimentos siempre es preferible utilizar métodos poco agresivos como la plancha, el horno, el vapor o la cocción en agua. Se deben evitar también las brasas, ya que generan compuestos tóxicos para el organismo.

Alimentos ricos en Omega-3.

Por otra parte, hay que evitar, en la medida de lo posible, el consumo de azúcares simples. Estos elementos son capaces de aumentar el valor energético de la dieta y de impactar sobre la salud metabólica, promocionando el exceso de peso. Una situación de obesidad es capaz de impactar negativamente sobre el colesterol en el plasma, uno de los principales factores de las alteraciones en el perfil lipídico.

El colesterol alto en niños no siempre supone un problema

Antes de preocuparte por una situación de colesterol alto en niños, echa un vistazo a la composición corporal del sujeto en cuestión, a la dieta y a los hábitos de vida que lleva a cabo. Si se trata de un niño delgado, activo físicamente y que incluye pescado y vegetales en la dieta con frecuencia, no habría que preocuparse.

Sin embargo, cuando estamos hablando de un sujeto con una alta exposición a los ultraprocesados, que además cuenta con un carácter sedentario y que no consume vegetales, el riesgo a medio plazo se incrementa. No obstante, la solución no es la medicación en la mayor parte de los casos, sino el cambio de hábitos.

Te podría interesar...
Huevos en el embarazo: esto es lo que debes saber
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Huevos en el embarazo: esto es lo que debes saber

El consumo de huevos en el embarazo está muy recomendado debido a su alta densidad nutricional y calidad. Aprende más a continuación.



  • Rhoads JP, Major AS. How Oxidized Low-Density Lipoprotein Activates Inflammatory Responses. Crit Rev Immunol. 2018;38(4):333-342. doi: 10.1615/CritRevImmunol.2018026483. PMID: 30806246; PMCID: PMC6527110.
  • Nicholls SJ, Lincoff AM, Bash D, Ballantyne CM, Barter PJ, Davidson MH, Kastelein JJP, Koenig W, McGuire DK, Mozaffarian D, Pedersen TR, Ridker PM, Ray K, Karlson BW, Lundström T, Wolski K, Nissen SE. Assessment of omega-3 carboxylic acids in statin-treated patients with high levels of triglycerides and low levels of high-density lipoprotein cholesterol: Rationale and design of the STRENGTH trial. Clin Cardiol. 2018 Oct;41(10):1281-1288. doi: 10.1002/clc.23055. Epub 2018 Sep 28. PMID: 30125052; PMCID: PMC6489732.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.