Claves para conectar con tu hijo adolescente y mejorar la relación

Aprende tres consejos indispensables para fortalecer el vínculo paternal con los adolescentes. Con el fin de apoyarlos con amor y respeto durante esta etapa.
Claves para conectar con tu hijo adolescente y mejorar la relación

Última actualización: 01 julio, 2022

La adolescencia es una etapa de cambios y aprendizajes, no solo para los jóvenes sino también para sus padres. Puesto que mientras los primeros se sumergen en un camino de trasformaciones corporales y emocionales, los segundos deben encontrar nuevas maneras de no perder la cercanía. Hoy te presentamos algunas claves para conectar con tu hijo adolescente y mejorar la relación.

A medida que los hijos crecen los papás se van dando cuenta de que esos seres a los que les han brindado amor y protección no les pertenecen. Lo que hace necesaria la tarea de hacerse a un lado en cierto momento y apoyar a sus pequeños en su búsqueda de identidad.  Lo que permite seguirlos guiando desde el amor y el respeto.



3 consejos para conectar con tu hijo adolescente

La época de la adolescencia puede atemorizar a muchas mamás y papás. Ya que implica cambios inevitables que necesitan de la educación y sabiduría de un adulto amoroso y responsable. Además, criar a un niño es muy diferente a hacerlo con un joven y entre más confianza y seguridad se genere, más fuerte será el vínculo paternal.

Recuerda que, a pesar de los conflictos y discusiones inevitables que hacen parte del camino de la crianza, con más empatía y menos etiquetas se pueden lograr grandes cambios. Sigue leyendo y descubre 3 consejos para conectar con tu hijo adolescente.

1. Aconseja a los jóvenes, más no los controles

La juventud es un divino tesoro, asegura un dicho popular. Y más allá de la belleza, esto se debe a que, cuando se es joven, las personas pueden darse el lujo de experimentar y equivocarse. Durante la adolescencia los hijos se sumergen en un proceso de autoexploración y es natural que no todas sus decisiones sean las adecuadas.

Únicamente al conocer la visión de los adolescentes podemos ayudarlos a mejorar. Escucha más y juzga menos.

Así que, en vez de buscar la perfección en tus hijos, confía en los valores inculcados y en los consejos brindados. No pretendas controlar su vida o la forma en la que deberían observar el mundo. Por el contrario, bríndales una relación sólida de amor incondicional para que puedan tener la seguridad de ser ellos mismos.

Permíteles que tomen sus propias decisiones y se apropien cada día más de sus vidas. Puesto que, al final de cada noche, solo se tendrán a ellos mismos y a su fuerza interior para enfrentar los obstáculos del mañana. Fomentar la autonomía, la responsabilidad y la autoestima es vital para fortalecer la relación padre-hijo.

2. Educa a través del ejemplo y el respeto

Es normal que los hijos reclamen su espacio propio a medida que pasan los años. Esto significa que poco a poco ganan más independencia y empiezan a pasar más tiempo consigo mismos, en donde pueden conocerse más. Por eso, bríndales tu ejemplo para que sea un referente de buenas acciones y corrige con amor y respeto.

Esto no significa que la relación con los jóvenes se deteriore inevitablemente, sino que se debe encontrar la manera de empatizar con su manera de ver el mundo. Corregir es necesario para moldear mejores personas. Por lo que, alejarse del autoritarismo y fomentar el diálogo, es una de las claves para generar más conexión con los hijos.

Dar órdenes y alzar la voz parece funcionar durante la niñez, pero conforme los pequeños crecen, dejan de escuchar esos mandatos. De ahí la importancia de brindar un ejemplo de conciliación y educación emocional. Al tener como herramienta familiar la palabra y no los gritos.

3. Conecta mediante la empatía y el humor

Por más maduros que quieran parecer, los adolescentes aún guardan muchos de sus gustos y recuerdos de la niñez. Así que, en lugar de emplear con ellos una actitud muy rígida o lejana, se recomienda conectar a través del humor y la empatía. Contar ese chiste que los divertía de niños o relatar anécdotas pasadas son buenas ideas.

El hogar debería ser un lugar seguro en donde los adolescentes puedan sentirse protegidos y amados. No permitas que se dañe la relación con tus hijos por malentendidos mínimos.

Cuando se empieza a perder el contacto con los hijos y comienza a reinar la frialdad en el hogar, es hora de hacer algo al respecto. La adolescencia es una etapa clave en donde se necesita al máximo la compañía y el apoyo de los papás. No solo para hablar de cambios físicos, sino para pedirles consejos emocionales sobre problemas.

Es decisión propia si permites que prejuicios o comentarios ajenos hagan que apagues la luz de tu hijo. O que, de la mano del amor, el respeto y la educación le permitas expandir su brillo a lugares antes oscuros. Por lo que, procura mantener una relación cariñosa y ofrecerle tu sonrisa a los pequeños todos los días.



Pon en práctica estas claves para conectar con tu hijo adolescente

A pesar de que en algunos casos puede parecer imposible conectar con tu hijo adolescente, debes recordar que detrás de sus comportamientos se esconde un niño que está en busca del amor y la aprobación de sus padres. Debido a esto, intenta conectar desde la empatía y el respeto para generar diálogos sinceros en donde pueda demostrarse el apoyo y el cariño.

Por último, recuerda que el ejemplo que se les brinda a los hijos moldea en gran medida su personalidad futura. Así que, inculca enseñanzas y valores desde la niñez, para que los adolescentes encuentren en su madre o su padre alguien en quien confiar.

Te podría interesar...
Educar a un adolescente, es mucho más difícil que educar a un bebé
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Educar a un adolescente, es mucho más difícil que educar a un bebé

Educar a un adolescente es complejo porque, en general, quieren imponer su voluntad. Sin embargo, es posible tener buenos resultados.