Adolescentes y acné: qué hacer y qué no

El acné es una manifestación incomoda y molesta de la piel para los adolescentes, pues repercute en su aspecto físico y en su esfera psicosocial. Te enseñamos cómo mejorarlo.
Adolescentes y acné: qué hacer y qué no
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 23 mayo, 2022

Para los adolescentes, el acné es una de las afecciones de la piel que más los acompleja y preocupa. Asimismo, suele impactar en su autoestima y los limita en la dinámica de las relaciones sociales.

Si bien es un trastorno cutáneo que mayormente se presenta en especial en la cara, también puede aparecer en el otras partes del cuerpo, como el tronco, los brazos y la espalda.

Por fortuna, con algunos cuidados es posible aminorar los síntomas y lucir bien a pesar de los molestos granitos. Hoy te contamos cómo. ¡No te lo pierdas!

Consejos para los adolescentes con acné

El acné de la adolescencia es el resultado de la inflamación de la unidad pilosebácea de la piel, cuyo curso es bastante prolongado y molesto.

En la mayoría de los casos, las lesiones son generadas por Propionibacterium acnes, una bacteria que forma parte de la flora normal de nuestra piel. Ante ciertos cambios físicos y hormonales, este germen ingresa al espesor de la epidermis a través de sus poros e infecta sus estructuras.

Si bien es una condición esperable en esta edad y no siempre prevenible, es posible mejorarla con la implementación de algunos consejos. ¡Toma nota!

1. Alimentación saludable y balanceada

Si bien existe una asociación controvertida entre el acné y la alimentación, la leche de vaca y sus derivados suele favorecer a su aparición.

Además, algunos estudios publicados por Journal of the American Academy of Dermatology describen que el factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1), un componente de la leche, estimula a la unidad pilosebácea. Los niveles de IGF-1 incrementan durante la pubertad y esto es lo que se correlaciona con la alta prevalencia de acné.

Se recomienda un cambio en la alimentación para evitar los granitos, evitando los lácteos y alimentos con elevado índice glucémico, como los refrescos, las golosinas y los ultraprocesados.

chica joven come ensalada vegetales feliz saldable
La alimentación saludable, completa y balanceada es una buena estrategia para evitar las alteraciones de la flora bacteriana de la piel. Incluso, reduce el riesgo de desarrollar otros problemas de salud.

2. Limpieza de cutis regular

El acné es un trastorno de la piel inevitable, pero se puede tratar y controlar a través de una adecuada limpieza de cutis diaria. Sobre todo, con productos que mantengan el pH de la superficie cutánea dentro de sus valores normales.

Además, las bacterias que forman parte de la microbiota de la piel pueden acumularse de forma desmedida. Si no se limpia la superficie cutánea, se pueden tapar los folículos pilosos y desarrollar algunas complicaciones, como la hiperqueratosis o los quistes.



3. Productos específicos para acné

Los medicamentos tópicos para el tratamiento del acné son geles, lociones y cremas que se aplican sobre la piel. Algunos componentes que se utilizan son los siguientes:

  • Ácido salicílico: este principio activo contribuye a la exfoliación de las capas más superficiales de la piel para evitar que los folículos pilosos se obstruyan con las bacterias que ocasionan el acné.
  • Peróxido de benzoílo: este ingrediente seca los comedones del acné, previene el desarrollo de nuevas lesiones y elimina las bacterias que provocan el cuadro.
  • Antibióticos: la clindamicina o la eritromicina son los fármacos más útiles para eliminar por completo las bacterias que causan acné en los cuadros moderados a severos.
  • Retinoides: el retinol se utiliza en los casos persistentes de acné para desobstruir los poros. También puede usarse el adapalene, un gel retinoide que se aplica una vez al día y que se absorbe de manera rápida.

Algunos de estos medicamentos están disponibles para comprar con receta médica y otros no la requieren. En general, se aconseja aplicar una delgada capa de los mismos sobre la piel por la mañana o antes de dormir, luego de la limpieza del cutis (según el principio activo que se utilice).

¿Qué conductas deben evitar los adolescentes con acné?

Uno de las principales consecuencias que se intentan evitar en el acné es el daño permanente de la superficie de la piel. Te contamos qué no debes hacer cuando te salgan los granitos.

1. No los toques con los dedos

Se recomienda dejar que las lesiones del acné resuelvan por sí solas. Por lo tanto, es contraproducente apretar los granos para intentar drenar su contenido. Esto solo puede provocar un empeoramiento del cuadro o dejar cicatrices permanentes.

De hecho, al manipular los granos se puede trasladar material infectado hacia las capas más profundas de la piel y desarrollar así mayor inflamación y eritema. Incluso, formar lesiones hiperpigmentadas residuales.

2. Evita las prendas de vestir ajustadas

En aquellos casos en los que aparecen lesiones características de acné en el cuerpo se recomienda evitar utilizar prendas ajustadas, pues estas provocan irritación y obstruyen los poros. Incluso, las diademas, las bufandas, los gorros y las cintas para el pelo también pueden acumular suciedad y grasa.

3. No te coloques productos oleosos o comedogénicos sobre la piel

Los productos cosméticos con alto componente de aceite (o comedogénicos) pueden provocar la obstrucción de los folículos pilosos. Por ende, se aconseja agregar a la rutina de cuidado de la piel productos “no-comedogénicos”. Incluso, priorizar los protectores solares elaborados para pieles grasas.


Quizás te interese: Tratamiento del acné juvenil


4. Utilizar protector solar siempre

El uso de protector solar es una recomendación universal, así sean pieles con tendencia al acné o no. Si bien puede parecer que el bronceado elimina el acné o lo disimula, solo es algo temporal y puede favorecer al desarrollo de marcas posteriores.

De hecho, el bronceado puede empeorar los cuadros de acné, en vez de resolverlo o mejorarlo.

Chica adolescente usando un tratamiento para el acné juvenil.
Evita colocarte cremas o productos caseros para tratar el acné que no hayan sido debidamente testeados. Estos podrían empeorar el cuadro y provocar otras complicaciones. ¡Consulta con tu médico antes de usarlos!

5. Evita los remedios o tratamientos caseros

Algunos remedios caseros que la gente recomienda para el tratamiento del acné pueden empeorar el cuadro y complicarlo. Evita el uso de todos ellos, ya sea pastas de dientes, jugo de limón, bicarbonato de sodio, mascarillas de cúrcuma o de miel.

Ante la duda, consulta con tu dermatólogo de cabecera.

Los adolescentes con acné y su repercusión emocional

Los adolescentes que padecen acné, también suelen sufrir problemas emocionales. De hecho, en algunas ocasiones, son víctimas de burlas por el aspecto de su rostro. Incluso, los granitos pueden provocar dolor, incomodidad o picazón, lo cual agrava aún más la afección.

El médico dermatólogo es quién indicará el tratamiento óptimo y ofrecerá la contención apropiada sobre como prevenir y controlar los brotes de acné.

Te podría interesar...
Acné juvenil: tipos y causas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Acné juvenil: tipos y causas

El acné juvenil es una de las afecciones que más preocupa a los adolescentes. Sin embargo, el pronóstico suele ser bueno con el tratamiento.



  • Danby FW. Acne and milk, the diet myth, and beyond. J Am Acad Dermatol. 2005 Feb;52(2):360-2. doi: 10.1016/j.jaad.2004.09.022. PMID: 15692488.
  • Gebauer K. Acne in adolescents. Aust Fam Physician. 2017 Dec;46(12):892-895. PMID: 29464224.
  • How to control oily skin. [Internet] Disponible en: https://www.aad.org/public/everyday-care/skin-care-basics/dry/oily-skin