Carta a mi bebé en su primera Navidad

La primera Navidad de tu bebé es un momento inolvidable. Ponemos en palabras la emoción, la ilusión y la felicidad que seguramente sientas al compartir esta época con tu pequeño.
Carta a mi bebé en su primera Navidad
Elena Sanz Martín

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Escrito por Elena Sanz Martín

Última actualización: 27 julio, 2022

Las primeras veces de los bebés siempre causan emoción, expectación y alegría: su primera palabra, la primera sonrisa, su primera celebración en las fiestas familiares y mucho más. Los padres y las madres viven estos eventos con intensidad y guardan un preciado recuerdo de ellos en sus memorias.

Por eso hoy, con este texto de la “carta a mi bebé en su primera Navidad”, vamos a tratar de poner en palabras lo que probablemente sientas al poder compartir estas fechas con tu pequeño.

Es evidente que tu bebé aún no conoce el significado de la palabra Navidad ni comprende todo lo que ocurre a su alrededor. Pero lo que es seguro es que percibe las emociones de amor, de ilusión y de felicidad que impregnan tu hogar en estos días.

Y, ¿qué mejor forma de transmitirle el espíritu de esta época que con esta dedicatoria? Esperamos que esta carta refleje este momento tan especial que experimentas junto a él.

bebe feli sonrie sentado junto al arbol de navidad

La primera navidad de tu bebé

“Mi precioso bebé, la Navidad ha llegado y con ella han sucedido ciertos cambios que quizá te resulten confusos. La casa se ha llenado de adornos llamativos que te encanta admirar, las calles brillan con luces de mil colores que te fascinan y quizá, estos días nos visiten algunas de las personas que más te quieren en el mundo, como tus tíos o tus abuelitos.

Todos estamos emocionados de poder compartir la primera Navidad a tu lado, pero para mí es aún más especial. Este es el inicio de una aventura y de ahora en adelante, cada año de tu infancia esperarás la llegada de estas fechas con ansias y con unos ojitos llenos de ilusión. Y mi único deseo es que, más allá de los regalos y los adornos, puedas comprender que la verdadera magia de la Navidad reside en valorar y en agradecer por quienes nos aman.

Este año, por primera vez, te sentarás a la mesa junto a la familia, en tu trona, como el pequeño rey que eres para nosotros. Y tu sola presencia multiplicará nuestra felicidad. Escucharás villancicos, canciones que aún no conoces pero que pronto aprenderás y observarás cómo todos abrimos regalos. ¡Tranquilo! Te ayudaremos a abrir los tuyos.

Pronto estas tradiciones te resultarán muy familiares y ayudarán a incrementar tu sentido de pertenencia en nuestra familia. Y es que nunca debes olvidar lo importante que eres para nosotros y el lugar tan especial que ocupas en los corazones de todos”.

Con tu llegada ha vuelto a nacer la magia

pies de bebe acostado junto al arbol de navidad disfraz de papa noel

“No te sorprendas si durante esta Navidad tú eres el absoluto protagonista, si todas las miradas recaen en ti y nos mantenemos pendientes de tus reacciones. Pues la realidad es que con tu llegada ha vuelto a nacer la magia para nosotros y deseamos disfrutarla a través de tu inocente mirada infantil, ¿nos lo permites?

Te aseguro que cada una de tus sonrisas y de tus gestos de sorpresa despertarán una emoción indescriptible. Al fin y al cabo, verte descubrir la vida es nuestra mayor aventura.

Querido bebé, has de saber que este año mi mejor regalo no se encontrará bajo el árbol de Navidad, sino que estará en mis brazos al despertar. Tú eres el presente más grandioso que he podido recibir y ser tu madre es el mayor de los privilegios. Aún te queda mucho por aprender sobre la Navidad pero se qué, realmente, serás tú quien nos enseñe a nosotros que lo verdaderamente importa. Y es que a veces, los adultos perdemos la perspectiva.

Mi adorado hijo, aún no tienes edad para escribir tu carta a los Reyes Magos, pero en la mía yo solo pido que seas tan feliz como tú nos haces ahora, que crezcas rodeado de amor y de respeto y que puedas desarrollar todo ese potencial que yo ya veo en ti.

Deseo vivir mil Navidades más a tu lado, que me ayudes a decorar el árbol o que pasemos la tarde horneando galletas de jengibre. Por lo pronto, voy a disfrutar de tus primeras fiestas con mis cinco sentidos, para guardar en mi memoria este preciado momento sin perder ni un detalle. ¡Feliz Navidad, pequeño! Gracias por escogerme para ser tu mamá”.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Santamaria, L., Noreika, V., Georgieva, S., Clackson, K., Wass, S., & Leong, V. (2020). Emotional valence modulates the topology of the parent-infant inter-brain network. NeuroImage207, 116341. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1053811919309322
  • Homobono, J. I. (1990). Fiesta, tradición e identidad local. Cuadernos de etnología y etnografía de Navarra22(55), 43-58.

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.