5 beneficios de las verduras para niños

Es importante garantizar la presencia de las verduras en la dieta de los niños para mejorar el estado de salud y asegurar un óptimo crecimiento.
5 beneficios de las verduras para niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 14 junio, 2022

Las verduras son alimentos totalmente necesarios en la dieta de los niños y cuentan con un buen puñado de nutrientes esenciales en su interior. Además, son una excelente fuente de fibra y de compuestos fitoquímicos y es recomendable que aparezcan en la dieta diaria de los pequeños. Idealmente, en todas las comidas principales.

Antes de comenzar cabe destacar que las verduras tienen un valor nutricional superior al de las frutas. Esto es porque no solo concentran nutrientes esenciales, sino que además su índice glucémico es más bajo. Esto es un aspecto muy positivo de cara a mantener el metabolismo saludable con el paso de los años.

Dicho esto, vamos a conocer algunas otras ventajas de estos comestibles tan importantes. ¡No te lo pierdas!

Los principales beneficios de las verduras para los niños

A continuación, te vamos a mostrar por qué es clave incluir verduras en la pauta de tus niños. Eso sí, en el contexto de una dieta equilibrada y variada, tanto para evitar situaciones de déficit nutricional como de sobrepeso. ¡Apunta esta serie de virtudes!

1. Previenen el desarrollo de enfermedades

Las verduras suelen ser fuentes de vitamina C y de compuestos antioxidantes. El primer elemento ha demostrado potenciar la función inmunitaria, mientras que los antioxidantes consiguen neutralizar la formación de los radicales libres tóxicos para el organismo. Es preciso garantizar el consumo diario de ambos elementos para lograr que el organismo funcione de forma eficiente.

concepto de niño con personalidad fuerte
La presencia de todos los nutrientes en la dieta de los pequeños constituye un factor clave para el óptimo crecimiento y desarrollo de su organismo. Y las verduras son comestibles fundamentales, que no pueden faltar en la pauta.

2. Mejoran el tránsito intestinal

Es clave comentar que las verduras cuentan con bastante fibra en su interior, la cual incrementa el volumen del bolo fecal y favorece a las evacuaciones. Así, el tránsito intestinal se vuelve más eficiente y se reduce el riesgo de experimentar estreñimiento, tal como evidencia una investigación publicada en la revista BMJ.

Por otra parte, la propia fibra fermenta en el interior del tubo digestivo y funciona de sustrato energético para las bacterias de la microbiota. De esta manera, se incrementará la densidad de los microorganismos “buenos” y se reduce la de aquellos potencialmente nocivos.

3. Contribuyen a mantener un buen estado de composición corporal

No debemos olvidar que la fibra también contribuye a la saciedad, por lo que incluir vegetales en la dieta en cantidades suficientes reduce la frecuencia de “picoteos” entre las comidas. Normalmente, estas ingestas suelen presentar una calidad muy deficiente a nivel nutricional y se caracterizan por la avidez de consumir productos con elevada concentración de azúcares simples, aditivos y ácidos grasos de tipo trans. Por lo tanto, deben evitarse a toda costa

4. Garantizan una óptima hidratación

Las verduras son capaces de aportar una cantidad elevada de líquidos. Para mantener un buen estado de hidratación no solo es preciso beber agua mineral, sino que resulta clave ingerir comestibles que ayuden a retener este elemento en el organismo.

Con el consumo regular de verduras, se compensa parte de la pérdida de agua del sudor, de la orina y de las heces.

5. Aseguran un buen rendimiento deportivo

Los niños suelen ser activos desde el punto de vista físico, algo que resulta muy positivo para su salud. Pero para poder mantener ese alto grado de actividad, es determinante que no existan déficits de vitaminas ni de micronutrientes. De lo contrario, la capacidad de recuperación luego del ejercicio se vería alterada.

Los vegetales contribuyen a mantener al organismo sano y concentran en su interior una dosis importante de los oligoelementos antes mencionados.

mesa de madera con variedad de frutas y verduras vegetales
Incluye vegetales de todo tipo, color y sabor en la pauta de los más pequeños. Así, te asegurarás una reposición de nutrientes más completa y suficiente.

Las verduras les ofrecen muchos beneficios a los niños

Como has visto, las verduras generan muchos beneficios cuando se introducen en la dieta diaria de los niños. Es relevante que aparezcan en todas las comidas principales y en cantidades suficientes. Asimismo, es determinante que se vayan variando, así como también sus métodos de cocción. De este modo, se evitan pérdidas a nivel nutricional derivadas, por ejemplo, de no aprovechar el caldo.

Por último, ten en cuenta que para garantizar un buen estado de salud no solo basta con confeccionar una buena dieta. Además, hay que prestarle atención a la procedencia de los alimentos. Como norma general, se recomienda priorizar los frescos frente a los envasados, ya que estos últimos podrían concentrar sustancias tóxicas derivadas de los plásticos de los empaques. Estos elementos podrían actuar como disruptores hormonales y afectar el equilibrio en el medio interno del pequeño.

Te podría interesar...
6 recetas de dieta blanda para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
6 recetas de dieta blanda para niños

La dieta blanda puede ser necesaria en casos de procesos que afecten a la salud digestiva o gastrointestinal de los más pequeños.



  • Tabbers, M. M., & Benninga, M. A. (2015). Constipation in children: fibre and probiotics. BMJ clinical evidence2015, 0303.
  • Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and Immune Function. Nutrients9(11), 1211. https://doi.org/10.3390/nu9111211