Beneficios de los internados para niños

Viviana Schafer · 5 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez el 5 febrero, 2019
Cada año, muchas madres y padres se preguntan cuál es el beneficio de los internados para niños tanto para ellos como para sus hijos. Aquí te contamos algunas de las ventajas de este tipo de colegios.

Los beneficios de los internados para niños son algunas de las preguntas que se plantean muchas familias a la hora de elegir el colegio para sus hijos. Una de sus mayores preocupaciones es la educación de los pequeños. Elegir el colegio de los niños es una tarea ardua. Los padres han de asegurarse de que reciban la mejor formación y en el mejor ambiente posible.

Es muy probable que, en un principio, la palabra “internado” no te suene bien, máxime cuando no se sabe exactamente de qué se trata. Lejos de lo que se cree, los hay de varios tipos. El internado para niños es solo una opción de las tantas que existen, para que tus hijos estudien.

La principal diferencia entre una escuela convencional y un internado es que este último permite que el niño conviva con sus compañeros. Sin embargo, cada internado tiene sus propias reglas y formas de funcionar. Hay algunos donde los niños permanecen en el colegio durante todo el ciclo escolar. En otros, solo lo hacen durante la semana. De esta manera, los estudiantes pueden ir a sus casas los fines de semana para compartir con sus familias.

Así las cosas, el internado es una opción más, entre muchas. Aquí analizaremos los beneficios de los internados para niños.

Beneficios de los internados para niños

Lo más importante que debes saber sobre los internados es que son colegios privados donde tus hijos podrían estudiar y vivir. En algunos casos, el niño estaría en el internado durante la semana y podría ir los fines de semana a casa. En otros, que son la mayoría, el niño se queda durante todo el periodo lectivo en el colegio.

Los informes PISA evalúan la efectividad del sistema educativo de un país.

Son muchos los beneficios de la educación en un internado. Es necesario, no obstante, que sepas que este tipo de institución no es adecuada para todos los niños. A continuación, enumeramos las ventajas de los internados para niños:

Excelente formación

Sin duda, uno de los principales beneficios que brinda el internado, es la calidad de la formación que va a recibir tu hijo en una etapa tan importante de su vida como es la niñez.

Todo lo que vea y aprenda un niño en sus primeros años de vida constituirá la base de todo el aprendizaje posterior. Por tanto, si recibe una buena formación, sus perspectivas de futuro serán también mejores. Esto ocurre particularmente con aquellos internados que están dirigidos por profesionales capaces.

Convivencia con otros niños

Otra de las grandes ventajas de los internados es el aspecto social. Enviar a tu hijo a un internado a estudiar le da la posibilidad de convivir con otros niños de su misma edad.

Además, estar físicamente lejos de sus padres, le permite al niño desarrollar su autonomía. Dicha independencia hará de él una persona responsable, capaz de encargarse de sí mismo. También, incorporará la disciplina de estudio que suele haber en este tipo de colegios.

Valoración del esfuerzo

Además de contar con una amplia gama de actividades extraescolares, se suma la posibilidad de mantener contacto permanente con el personal docente de la institución. Esto le permitirá a tu hijo dar cada vez más valor a su propio esfuerzo. Y desarrollará, así, al máximo tanto sus capacidades intelectuales como físicas.

¿Qué otras ventajas puede ofrecerte el internado?

Las amistades que hacen allí los niños resultarán muy positivas para su futura vida personal y profesional. Ten en cuenta que en un internado se llevan a cabo actividades en comunidad. Ello resulta provechoso para hijos únicos o niños a los que les cuesta relacionarse socialmente.

cole1

Tus hijos adquirirán competencias sociales y aprenderán a trabajar en equipo. Aprenderán a tener en cuenta a los demás, a ser tolerantes y a establecer límites tanto a los propios deseos como a las exigencias de los demás.

Otro aspecto importante de los internados es que ofrecen más actividades de tiempo libre que las escuelas tradicionales. A los niños, se los motiva para que participen en actividades deportivas, manuales y artísticas.

Los niños van a tener un estilo de vida ordenado y sometido a reglas concretas, lo que los va a ayudar a organizarse, lejos de la sobreprotección de los progenitores. Esto es de mucha ayuda, sobre todo, durante la adolescencia, ya que pueden paliar las tensiones que habitualmente se generan en el entorno familiar.

¿Cómo es la educación en un internado?

Los profesores y los formadores que trabajan en el internado son expertos pedagogos, con lo que se garantiza el desarrollo integral del niño: desde la seguridad en sí mismo hasta la interiorización de un adecuado sistema de trabajo, fruto de un aprendizaje continuo. Si tú y tu marido tienen una intensa vida laboral, pueden garantizarles a sus hijos una adecuada educación.

Cuando los niños conviven en el internado se fomenta la aceptación de la crítica, el sentido del esfuerzo personal y la confianza en sí mismos. En el internado, los niños también aprenden a defender sus ideas y a adaptarse a las circunstancias en situaciones de crisis. También adquieren amistades que pueden durar toda la vida.

Después de conocer algunos de los beneficios de los internados para niños, puedes considerarlo como una inversión para la educación de tus hijos. Y recuerda: un internado es más que un colegio.