Beneficios de llevar a los niños al teatro

Paco María García 24 julio, 2018
Entre las actividades más formativas y divertidas que podemos hacer con nuestros hijos, se encuentra el teatro. Se trata de un canal de expresividad, cultura, creatividad y trabajo en equipo, todos valores que nuestros pequeños irán absorbiendo para su vida personal.

Llevar a los niños al teatro es una de las actividades recreativas más completas y recomendadas para disfrutar con ellos. El teatro es una ventana creativa que incentiva el conocimiento y la cultura en todos sus asistentes, sobre todo en los infantes. Cuando sube el telón, el arte se encarga de transmitir emociones, valores y sentimientos.

¿Por qué llevar a los niños al teatro?

El teatro es, sin lugar a dudas, uno de los espacios creativos más recomendables para ir junto a toda la familia. El arte constituye una poderosa herramienta a través de la cual se puede transmitir el conocimiento y la cultura.

Cuando vamos con nuestros hijos al teatro, se pueden inculcar valores esenciales para el desarrollo de seres humanos más completos, amorosos y tolerantes a través de las diferentes puestas en escena.

Además, el teatro es una de las formas más efectivas para que los niños se entretengan y, al mismo tiempo, aprendan. De diferentes maneras, esta actividad logra conectar con las emociones y los sentimientos de la audiencia.

Llevar a los niños al teatro: principales beneficios

Imaginación

A los niños les encanta que les relaten historias. Si además esas historias van acompañadas de coreografías, canciones, luces y colores, la experiencia será inolvidable.

No en vano, uno de los grandes beneficios de llevar a los niños al teatro es el desarrollo de su imaginación. Los más pequeños de la casa se sumergirán en un mundo de aventuras y colores que les harán desarrollar su creatividad a su máxima potencia.

Además de llevar a los niños al teatro, los padres también pueden introducirlos en la práctica de la actuación.

Expresión de los sentimientos

Otras de las grandes ventajas del teatro es la conexión que consigue con la audiencia. A diferencia de otras formas de entretenimiento, como el cine, el teatro se realiza en vivo y la interacción de los personajes con el público es una experiencia inigualable.

Con el teatro, los niños aprenden a manejar y a expresar sus sentimientos de forma más efectiva, a través de la expresión corporal. Aprenden, también, la importancia de transmitir lo que sienten, sea positivo o negativo.

Valores

Uno de los grandes beneficios del teatro es el aprendizaje de valores. Siempre hay que tener en cuenta que el espectáculo sea adecuado para la edad del niño.

Al igual que ocurre cuando ven una película o leen un libro, el teatro también es una de las herramientas más efectivas para que los niños aprendan valores y conceptos como el amor, la amistad, el respeto, la tolerancia y mucho más.

“De diferentes maneras, el teatro logra conectar con las emociones y los sentimientos de la audiencia”

Descanso de la tecnología

En un mundo en el que la tecnología es la gran protagonista, el teatro y otras actividades como el cine y la lectura constituyen espacios y herramientas para hacer a un lado, al menos durante un rato, los aparatos electrónicos.

Esta ausencia de tecnología, a su vez, logra conectar a los niños con otras emociones; aprenden, así, a divertirse sin tener la necesidad de estar conectados a teléfonos móviles, tabletas o consolas de videojuegos.

Más cultura

Tal y como hemos visto, el teatro es uno de los espacios donde los niños pueden aprender mientras se divierten. El hecho de ir a ver un espectáculo acorde a su edad sobre La Odisea, por ejemplo, les hará conocer esta obra de la literatura a través de juegos, canciones y colores.

Trabajo en equipo

Uno de los valores más importantes que transmite el teatro es el trabajo en equipo. Los niños aprenderán la importancia de relacionarse con sus pares, así como también lo fundamental que resulta combinar esfuerzos y ayudar a los demás cuando lo necesiten.

Las artes dramáticas favorecen el desarrollo corporal y verbal.

Clases de teatro para niños

Por su parte, en las clases de teatro para niños, los pequeños exploran sus habilidades de expresión y creatividad. Mientras actúan representando a diferentes personajes, ellos consiguen una nueva experiencia en su formación y en el desarrollo de su personalidad.

¿Qué opciones hay para que los padres lleven a los pequeños al teatro? Hay una buena oferta en las grandes ciudades; pero también en los centros escolares suelen fomentarse este tipo de actividades extraescolares o en vacaciones.

En el supuesto de que exista una academia de teatro, normalmente se encuentran grupos infantiles. En las poblaciones más pequeñas no suele haber tantas opciones, aunque puede formarse un grupo, por ejemplo, contratando a un profesor.

A la hora de planificar estas clases, hay que intentar que el profesor tenga una experiencia acreditada en el teatro. Además, claro, que tenga la habilidad o capacidad de enseñar a los niños. Con la suma de estos factores, se garantizará una excelente herramienta para la maduración de los pequeños.

Te puede gustar