¿Cómo actuar si me pongo de parto en casa?

Francisco María García · 16 enero, 2018
¿Has pensado alguna vez qué debes y qué no debes hacer si te pones de parto en casa? Te indicamos algunas recomendaciones para actuar de la mejor manera.

Es una escena repetida en películas. Incluso existen Reality shows en los que se muestran partos en lugares inesperados. ¿Qué hacer cuando no se trata de una escena de cine o televisón? Aunque no es lo más usual, cualquier embarazada podría tener un parto en casa.

Si no está la matrona, el médico o alguna persona capacitada para atender el parto en casa, existen ciertas pautas para proteger tanto a la madre como al bebé. 

Paso 1. El parto en casa no es ficción, es la vida real

El nacimiento de un bebé dista mucho de las actuaciones del cine o la televisión. La madre y los acompañantes deben desistir de comportarse como en esos programas. La razón es que en las dramatizaciones se ven cosas que están contraindicadas.

Lo más recomendable es comenzar a evaluar el entorno. ¿Con qué herramientas se cuenta? ¿Qué cosas de las necesarias están a la mano?

Paso 2. Mantener la calma en todo momento

La madre puede preguntarse cómo mantener la calma si está apunto de dar a luz a un bebé sin asistencia. La respuesta es que los partos que se presentan rápidamente suelen no tener complicaciones.

Además, el parto es un proceso natural. El cuerpo de la madre se ha preparado para ello, así que hay que respirar y dejar que la naturaleza haga su trabajo. Esto no quiere decir que se dejen de tomar las precauciones y medidas necesarias.

Paso 3. Decidir si salir o quedarse

Tal vez no se hayan presentado las contracciones y de repente comience el momento del parto en casa. Si la madre siente ganas de ir al baño, puede experimentar una sensación de que está de parto.

A esto se suma una elevación de la vagina fuera de lo común cuando ha llegado el momento. En ese punto no es recomendable salir de casa sino prepararse para el parto en casa.

Las contracciones de parto son rítmicas y constantes.

Paso 4. Llamar a emergencias

Es recomendable llamar a un familiar, amigo o vecino que pueda acompañar a la madre en el proceso. Esta llamada es la que se realiza primero, y posteriormente se debe llamar a urgencias.

Para ello una embarazada debe conocer el número de urgencias de su localidad. Una buena opción es tener un listado de teléfonos en el frigorífico o en un lugar visible. Lo ideal es que se comunique con un médico que pueda acompañarla durante el parto en casa.

Paso 5. Dejar la puerta abierta

Tal vez la ayuda llegue en el momento en que la madre no pueda abrir la puerta, por lo tanto, lo mejor es facilitar la entrada a los médicos o a los familiares que puedan llegar a asistirla.

Paso 6. Buscar toallas o sábanas

Las toallas limpias sirven para cubrir y limpiar al bebé, por eso es recomendable que sea más de una. Esto es importante, ya que los recién nacidos no regulan la temperatura.

Paso 7. Encontrar la posición correcta

Al comenzar el trabajo de parto, la madre debe atender a su cuerpo y ponerse en la posición en la que se sienta mejor. En la mayoría de los casos, la posición más cómoda para dar a luz es en cuclillas. De esta manera la gravedad ayuda a que el bebé baje por el canal de parto.

La madre debe buscar la comodidad, y esto incluye quitarse cualquier prendas de vestir que le molesten. No es un momento para el pudor o la estética. Lo más importante es facilitarle el proceso al cuerpo para que haga lo necesario.

Paso 8. Vigilar que el cordón no rodee la cabeza del bebé

El cuerpo de la madre le indicará qué hacer en cada momento. Cuando el bebé sale, una de las cosas que el acompañante debe vigilar es que le cordón no esté enredado alrededor del cuello. Si esto sucede, hay que desenredarlo suavemente.

El parto loto ha generado numerosas controversias.

Paso 9. No cortar el cordón hasta que llegue ayuda

No se aconseja cortar el cordón umbilical ni atarlo con ningún objeto en caso de tener un parto en casa. Lo mejor es esperar a que llegue le personal médico para hacer esto. Además, cuando se deja el cordón durante un tiempo, este continúa oxigenando al bebé y aportándole nutrientes.

Paso 10. Poner al bebé en el pecho de su madre

Una vez que le bebé haya nacido, se debe poner en el pecho desnudo de la madre, piel con piel. Así recibirá le calor directamente de su cuerpo. Acto seguido, después de limpiar cuidadosamente la nariz y la boca del recién nacido, la madre debe tratar de amamantarlo.

Paso 11. Cubrir tanto al bebé como a la madre

La madre puede estar extenuada y algo asustada por haber tenido un parto en casa. El bebé necesita estar abrigado, de modo que se debe cubrir a ambos mientras se espera a que llegue la ayuda.