¿A qué hora deben acostarse los niños?

Naí Botello · 14 mayo, 2018
Saber a qué hora deben acostarse los niños resulta de suma importancia si queremos que nuestros hijos cuenten con una salud mental y física óptima. A continuación, te daremos algunas pautas para que sepas decidir conforme a la edad de tu pequeño.

Todo padre desea conocer a qué hora deben acostarse los niños para gozar de buena salud, rendir en la escuela, tener buen humor durante el día y potenciar su crecimiento. Abordaremos este tema a continuación: sabemos que no es nada fácil lograr que vayan a la cama a la hora que se les indica.

La buena noticia para los mayores es que no deben desesperarse. Con la siguiente información, sabrán decidir cuál es la hora ideal para que los niños vayan a dormir según su edad. Además, se incluyen algunos consejos prácticos para lograr parar las distracciones y que finalmente conciban el sueño.

¿A qué hora deben acostarse los niños?

Lo primero que deben saber los padres es que resulta más importante saber qué cantidad de horas debe dormir el niño que la hora exacta en la que deban ir a la cama. Sin duda que la idea no es acostarlos a las once de la noche, pero tampoco debemos comernos la cabeza por que cumplan un horario sin alteraciones, sino más bien que gocen de varias horas ininterrumpidas y de calidad durmiendo.

Según la Asociación de Pediatras de Estados Unidos, un rango aceptado para que los niños vayan a la cama es entre las 7 y 9 PM entre los 5 y los 9 años; y hasta las 10:30 AM entre los 10 y 12 años. 

No obstante, este horario para acostarlos va a depender también de la hora en la que deben despertarse para asistir a la escuela. Por eso, resulta más práctico dividir los datos por edades.

Muchos padres tienen dudas sobre a qué hora deben acostarse los niños.

Horario recomendado para ir a dormir según la edad del niño

Según las edades de los niños, sus necesidades fisiológicas para dormir van variando. La siguiente información es una aproximación cercana a los requerimientos de sueño de los infantes.

Niños en sus primeros meses hasta el año de vida

Los pequeños de este grupo deben dormir 16 horas al día, incluidas sus siestas. Como es natural, los niños deberán dormir cada vez que lo deseen, según los requerimientos de su cuerpo.

Niños entre el año de vida y los 5 años

Ellos deben descansar un estimado de 14 horas diarias; es necesario que también tomen una fracción de esas horas para tomar sus siestas de descanso. Una buena hora para llevarlos a la cama es a las 6 o 7 PM.

“Resulta más importante saber qué cantidad de horas debe dormir el niño que la hora exacta en la que deban ir a la cama”

Niños entre los 6 y los 10 años

La hora estimada para que vayan a la cama los niños de estas edades es entre las 7:30 y 9 PM, aproximadamente. La cantidad de horas que deben descansar está por el orden de las 12 horas.

Niños de 12 años y hasta la adolescencia

A partir de estas edades pueden acostarse hasta las 10:30 PM, y deben descansar entre 10 y 8 horas diarias.

¿Cómo lograr que vayan a dormir a la hora que se les indica?

Ya conocemos cuánto deben dormir y a qué hora deben acostarse los niños, pero, ¿cómo lograrlo?. La lista de recomendaciones que presentamos aquí puede serte muy útil para que comiences a crear buenos hábitos para ir a dormir.

  • Si es un bebé, debes saber que ellos permanecen despiertos no más de tres horas. Fíjate en sus señales para identifiques cuando desea dormir. Estas son llorar y frotarse los ojos.
  • Si ya cuenta al menos con 4 o 5 meses de vida y deseas que comience a dormir más horas continuas por la noche, trata durante el día de mantener siempre iluminado el espacio en el que se encuentre y acompañado de música o un ruido moderado. Por la noche, mantén sus espacios con la luz apagada aún cuando se despierte y debas alimentarlo; haz siempre mucho silencio.
  •  Para niños entre 3 y 4 años de edad, se recomienda darles un baño relajante antes de dormir, contarles un cuento y tratar, en lo posible, de mantener los mismos horarios para dormir y la misma rutina para acostarlos todas las noches.
  • A partir de los 7 años, evita que tenga distracciones como el televisor prendido, el celular o tableta a la mano o cualquier estimulante visual que le impida conciliar el sueño. Un vaso de leche tibia antes de irse a la cama puede inducirlos a un sueño placentero.
Los padres deben ser flexibles para variar la forma de enseñar a dormir al bebé.

Para concluir, es importante que estés alerta a las rutinas de sueño de tu hijo. Si sientes que duerme demasiado o, en cambio, si tiene problemas para hacerlo, siempre consulta a tu médico para tener una guía y opinión experta.