8 juguetes para el recién nacido

Francisco María García 10 septiembre, 2018
Los juguetes para el recién nacido más recomendados son aquellos que le hacen posible empezar a relacionarse con su entorno, a comprender formas y texturas. Todo ello, claro, descartando cualquier riesgo para el pequeño.

Los juguetes para el recién nacido más preciados por el niño serán aquellos que respondan a su etapa de desarrollo y que despierten su atención. Es lógico que familiares y amigos quieran hacer el mejor regalo del mundo para el recién llegado; aquí presentamos algunas alternativas excelentes.

Para acertar con el juguete que mejor se adaptará al nuevo integrante de la familia, basta con analizar bien lo que percibe y desea un bebé en sus primeros meses de vida.

En primer lugar, el pequeño aún no domina su motricidad fina, lo que significa que solo puede coger cosas grandes y manuables. Por otra parte, los juguetes para el recién nacido funcionales deben tener colores contrastantes y sonidos como cascabeles o melodías agradables.

Características de los juguetes para recién el nacido

¿Cómo percibe el mundo el bebé recién nacido? Si bien su contacto es a través de los sentidos, su visión del entorno que le rodea aún es poco clara. Por lo tanto, solo podrá sentirse atraído por objetos a menos de medio metro de distancia.

La percepción del pequeño se verá beneficiada si los objetos y juguetes poseen colores brillantes y contrastantes. Asimismo, los sonidos suaves y dulces también captarán positivamente su atención.

Lista de ideas infalibles de juguetes para el recién nacido

1. Juguetes sensoriales

Se denomina así a los juguetes para el recién nacido que reaccionan ante la interacción del niño. Por lo general, vibran o emiten algún sonido al simple tacto. Esto les ayuda a los pequeños a familiarizarse con la relación causa-efecto y a saber que ellos mismos son capaces de generar movimiento en el entorno.

Los móviles de colores son adecuados para decorar la cuna de la habitación del bebé

2. Móviles para la cuna

Un clásico indispensable para la cuna del recién nacido. Estos colgantes poseen diversas formas y colores que mantendrán ocupado al bebé por un buen rato.

Los expertos aseguran que los bebés suelen mirar más hacia la derecha, por lo que sería una buena idea colocar el juguete móvil de ese lado. Es importante asegurar una instalación segura, siguiendo las instrucciones de la caja paso a paso.

3. Peluches

Si bien no es necesario atiborrar la cuna o el dormitorio del bebé con peluches, sí que puede disfrutar de la vista de dos o tres muñecos coloridos. Algunos peluches vienen con sonidos y luces incorporados, que pueden activarse en distintos momentos del día e incluso a la hora de dormir.

“El recién nacido aún no domina su motricidad fina, lo que significa que solo puede coger cosas grandes y manuables”

4. Mordedores

Aunque los juguetes para morder no son estrictamente para recién nacidos, pronto les serán de gran utilidad y entretenimiento. Los mordedores son útiles cuando asoman sus primeros dientes, entre el cuarto y sexto mes.

En el mercado hay muchas clases de juguetes mordedores. Los de silicona son los más básicos; en otros casos, forman parte de un juguete más grande.

5. Mantas de actividades

A partir de los tres meses, estas mantas o ‘gimnasios para bebés‘ serán un lugar de juegos y disfrute enorme para el pequeño. Se trata de colchonetas de goma eva en distintos colores, de las cuales se sujetan barras con juguetes colgando.

La idea es que el bebé se agarre de las barras, que explore los juguetes y desarrolle la musculatura de todo el cuerpo. Se recomiendan a partir del tercer mes de vida.

6. Espejos blandos

Estos espejos no son de vidrio, sino de una especie de plástico blando que los bebés pueden manipular. Antes de los tres meses, la fascinación pasará por ver una imagen en el reflejo. Más adelante, comenzarán a descubrirse a sí mismos; será muy frecuente ver sonreír al bebé con un espejito blando en su mano.

7. Sonajeros

Un juguete que no puede faltar para todo recién nacido. El sonajero estimula la relación causa-efecto, además de ayudar en la coordinación y motricidad del bebé. El suave tintineo de estos juguetes, las texturas diversas que puedan poseer y los colores variados harán a la delicia del pequeño.

Los juguetes para el recién nacido deben hacer énfasis en sus sentidos.

8. Libros blandos

Pueden ser de tela o de plástico. Estos juguetes para los primeros meses dan la oportunidad de introducir al pequeño en el mundo de la lectura. Una actividad posible es sentarse con el bebé en brazos y relatarle las imágenes del libro.

Te puede gustar