8 curiosidades sobre los gemelos

Seguramente, más de una vez te habrás topado con bebés gemelos y te habrá costado diferenciarlos. Según las estadísticas, tres de cada mil embarazos son de gemelos idénticos. Estos son fruto de un cigoto que en una etapa muy temprana se divide generando dos bebés iguales, incluso con el mismo ADN. Existen muchos mitos y curiosidades sobre los gemelos, por eso queremos enseñarte algunos datos que quizás desconozcas.

Es importante destacar que los gemelos y los mellizos no son lo mismo. Los gemelos “idénticos” comparten la mayor parte del material genético, debido a que ambos nacieron del mismo óvulo fecundado dividido en dos tras la concepción. Mientras que los mellizos, nacen desde dos o más óvulos distintos fecundados en el mismo ciclo hormonal.

Curiosidades sobre los gemelos

Durante la última década, los casos de gemelos y trillizos han aumentado considerablemente debido fundamentalmente a la fecundación asistida y a otro tipo de tratamientos médicos que ayudan a concebir. En estos procesos no se obtienen gemelos idénticos, ya que no es algo que solo puede ocurrir de manera natural. Existen muchas datos interesantes y curiosidades sobre los gemelos, te presentamos algunos:

1. Tienen distintas huellas dactilares

Cuando vemos a dos niños totalmente idénticos, podemos pensar que tienen las mismas huellas dactilares, pero esto no es así. Cuando los bebés se están formando, según indica el medio norteamericano Huffington Post, ambos por separado tocan el saco amniótico en lugares diferentes, esto hace que se les formen líneas diferentes en los dedos y que, por lo tanto, no tengan las mismas huellas dactilares.

Además, una de las curiosidades sobre los gemelos es el hecho de que el 22% de los gemelos idénticos son zurdos frente a un porcentaje de solo el 10% de la población total.

Los gemelos tienen distintas huellas dactilares.

2. No son tan idénticos como parece

Según las estadísticas, los gemelos son literalmente el “reflejo del otro”. El 25% de los niños se desarrolla como si se estuviesen mirando de frente, es decir, si uno es zurdo, el otro es diestro. Si por ejemplo, uno de los niños tiene una marca de nacimiento en el brazo derecho, el otro tendrá la misma marca de nacimiento pero en el brazo izquierdo. Eso sí, los gemelos idénticos comparten patrones cerebrales y de pensamiento.

3. Los gemelos no tienen poderes telepáticos

Muchas personas piensan que los gemelos tienen esta clase de superpoderes o que tienen una habilidad diferente para comunicarse con su otro hermano, pero no es así. Según indica Discovery, esto es únicamente un mito que ha sido difundido a lo largo de los años.

Nunca se ha comprobado que los hermanos estén conectados mentalmente de alguna forma especial o diferente. Como ambos crecen juntos, es muy normal que se conozcan a la perfección, lo que causa que esta creencia tome mucha más fuerza y se propague.

4. El caso de “los gemelos Jim”

Estos hermanos idénticos de Minnesota fueron separados a las 4 semanas de su nacimiento. Ambos fueron adoptados por diferentes familias y se conocieron cuando llegaron a los 39 años de edad. Su historia fue publicada en el libro Entwined Lives, de Nancy Segal.

Aunque crecieron sin tener ningún tipo de interacción, ambos medían y pesaban lo mismo. En cuanto a sus gustos, ambos tenían la misma playa favorita en Florida, eran buenos con las matemáticas y compartían hobbys como la carpintería y el dibujo mecánico.

5. Los gemelos establecen contacto en el útero

Según una investigación realizada por la Universidad de Padova en Italia, los gemelos buscan tener contacto cuando están dentro del vientre materno e incluso tocan más a su gemelo que a sí mismos. En los casos que se han estudiado, esto ha ocurrido a partir de la semana 14. Según estadísticas, los gemelos unidos representan 1 de cada 200 mil embarazos.

6. Tienen su propio lenguaje

Esto ocurre como consecuencia de que los niños crezcan juntos, como cuando se afirma que tienen la capacidad de comunicarse mentalmente. Pero, en realidad, este lenguaje puede darse también en hermanos que no son gemelos, principalmente por convivir desde muy pequeños.

Existen numerosas curiosidades sobre gemelos que seguro desconoces.

Comienza desde que los niños están aprendiendo a hablar, por lo cual ambos se ayudan en este proceso. Esto se fortalece debido a que están muy unidos e incluso terminan inventando sus propias palabras, lo que muchas veces se ha considerado como un lenguaje propio y exclusivo.

7. No comparten su material genético totalmente

Aunque pueden parecer totalmente idénticos, no es así. Comparten gran parte de su material genético, pero no el 100%, como muchas veces se especula. Según concluyó una investigación de la Universidad de Alabama en Birmingham, algunas partes de su ADN pueden diferir en el número de genes que lo forman. Para ser considerados totalmente iguales, tendrían que compartir el 100% de los genes y no haber nacido simultáneamente, según indica Discovery.

8. No es hereditario

Este es otro de los muchos mitos que giran en torno a los hermanos “idénticos“. Aún no existe prueba científica que afirme que se trata de una cuestión hereditaria.

Lo que sí es genético es la capacidad de tener mellizos. Si en la familia existe algún caso de mellizos, es muy probable que puedan nacer otros. Esto se debe a una consecuencia de superfecundación, lo que hace que la mujer sea capaz de liberar más de un óvulo durante un mismo ciclo.

Otras curiosidades sobre los gemelos

  • Las mujeres que tienen gemelos viven más.
  • El 25% de los gemelos presenta la “apariencia espejo”.
  • Comienzan a diferenciarse físicamente con los años.
  • Existen casos de trillizos idénticos.
  • Ingerir más lácteos aumenta las probabilidades de tener gemelos.

Existen muchos mitos que no se ajustan a la realidad de los hermanos “idénticos”. Aunque algunos de ellos hemos podido comprobarlos, muchos datos continúan todavía siendo un misterio. Lo que sí se puede destacar de ellos es que están unidos por un fuerte lazo que los ayuda a desarrollar su aprendizaje y apoyarse en el crecimiento.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar