8 consejos para conectar con tu bebé

Tratar de establecer un vínculo fuerte con nuestro bebé hará que la relación de apego se mantenga durante toda la vida.

Aunque parezca complicado, conectar con tu bebé es una acción que realizas diariamente sin darte cuenta. Desde el primer momento en que nos comunicamos con él para comprender sus señales, estamos estableciendo una fuerte conexión. También esta ocurre cuando atendemos sus necesidades, le trasmitimos cariño, lo alimentamos, lo cuidamos y le brindamos seguridad.

Establecer esta profunda conexión con él es fundamental para su crecimiento. Además de hacerlo sentir protegido y seguro, podrá crecer feliz. En caso de que no estés realizando alguna de estas acciones que te mencionaremos a continuación, es importante que comiences a ponerlas en práctica para fortalecer vuestro vínculo.

Consejos para conectar con tu bebé

Como comentamos anteriormente, muchas veces realizamos acciones para conectar con nuestro bebé sin saber que lo estamos haciendo; sin embargo, podemos no estar realizando algunas que también son vitales para fortalecer el vínculo con el niño. Aquí te comentamos las más importantes:

Atender sus demandas

Es importante que atiendas a sus demandas lo más frecuente posible. Esto puede ser calmar al bebé cuando comienza a llorar, alimentarlo cuando tenga hambre, cambiarle si su pañal está sucio, prestarle atención cuando lo requiera y cantarle para que se relaje. En cualquier momento que te necesite, estar allí siempre para él.

Hablar con tu bebé es una forma de conectar con él.

Mecerlo

Los bebés suelen llorar por diferentes motivos. Una manera de calmarlo y que pueda ayudarlo a relajarse es mecerlo suavemente en tus brazos. Esto también lo puedes aplicar en el momento en que tenga sueño. Esta acción lo ayudará en ambos casos a sentirse mucho más tranquilo.

Contacto físico

Las caricias, los besos y los abrazos, son una forma muy importante para expresar nuestro cariño al bebé y fortalecer aún más el vínculo. También, es importante encontrar el momento oportuno para realizarle algunos masajes, estos le brindarán seguridad, tranquilidad, ternura y amor.

“A nivel emocional, el calor del cuerpo de la madre brinda una sensación de seguridad, comodidad y apego al niño”

Leerle y cantarle

Aunque no comprenderá al principio, leerle algunos cuentos lo ayudará a comenzar a hablar mucho más rápido, estimulará su gusto por la lectura y creará un momento único para ambos. Cantarle mientras está sentado en nuestro regazo o cuando está a punto de dormir también es una excelente forma de fortalecer vuestra conexión.

La hora del baño

El baño ayuda a estimular los sentidos del bebé, lo relaja y, a medida que va creciendo, le causa diversión. Mientras lo mantienes sujeto, puedes establecer una conexión visual con él, hablarle, jugar con algunos utensilios para el baño o hacer caer el agua sobre su cuerpo.

La comunicación

Aunque el bebé no puede entender lo que le decimos, sí puede comprender el tono de voz, la mirada y las sonrisas. Por eso es muy importante tener cuidado con el tono de voz que utilicemos hacia él; este debe ser suave y agradable. De igual forma, es fundamental dedicarle una sonrisa cada vez que sea posible. Los gestos son una manera muy práctica de conectar con tu bebé.

Existen numerosos nombres originales para niños que seguro te encantarán.

Imita los balbuceos y sonidos del bebé

Cada vez que captas la atención de tu bebé e interactúas con él estarás estimulando sus sentidos. Al comenzar a imitar su forma de comunicarse,  le demuestras lo importante que es para ti. Además, estarás creando una base sólida donde construirás un apego permanente y saludable.

La lactancia materna y el vínculo afectivo

Este es uno de los momentos más vitales para conectar con tu bebé. Los expertos coinciden en que la lactancia ayuda a establecer un fuerte vínculo con el bebé. A nivel emocional, el calor del cuerpo de la madre brinda una sensación de seguridad, comodidad y apego al niño.

La lactancia materna y el vínculo afectivo son dos mecanismos que propician la supervivencia del recién nacido. Esto es lo que le permite obtener protección, cobijo y alimento. Por ello, es muy importante comprender estas necesidades y tratar de satisfacerlas. Estas constituyen las bases de una relación de apego segura del bebé con su madre. Así, la preocupación maternal primaria y la lactancia materna a demanda son los pilares fundamentales del vínculo afectivo entre la madre y el bebé.

Ante todo, brindarle cariño, seguridad y atención será fundamental para establecer una conexión sólida con tu hijo.

Categorías: Entiende mejor a tu hijo Etiquetas:
Te puede gustar