8 claves para motivar a los niños que pierden el interés por aprender

10 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Hay niños que pierden el interés por aprender debido a multitud de causas. Estas claves pueden ayudarte a la hora de motivar a tu hijo en su aprendizaje.

A veces, los padres nos sentimos preocupados porque nuestros hijos no quieren realizar las tareas escolares, no atienden en clase y, además, no tienen ningún interés en sacar buenas notas. Por ello, vamos a ver algunas claves para motivar a los niños que pierden el interés por aprender.

A algunos chicos todo lo relacionado con los estudios o el colegio les produce apatía e indiferencia. Se muestran desanimados y no tienen ningún interés por aprender. Por eso, lo más importante que tenemos que hacer los padres es motivar a los niños. La motivación es la herramienta para que se encuentren entusiastas respecto de lo que hacen. Vamos a ver algunas claves para lograrlo.

¿Por qué hay niños que pierden el interés por aprender?

La motivación es lo que nos mueve a las personas a llevar a cabo ciertas acciones e insistir para lograr lo que nos proponemos. Hay diferentes tipos de motivación:

Niña sentada en el pupitre de la escuela sin motivación por aprender.

  1. Motivación intrínseca: es aquella que lleva a la persona a realizar las acciones por sí misma, sin tener ningún estímulo externo. Se hace por curiosidad o placer.
  2. Motivación extrínseca: esta motivación la obtenemos no con la actividad, sino con lo que recibimos de ella. La persona se mueve por los estímulos externos, como el dinero, un regalo, pegatinas en el caso de los niños…
  3. Motivación positiva: es la que nos lleva a realizar una determinada acción y a ser constantes para conseguirla para obtener una recompensa positiva, ya sea externa o de una motivación intrínseca.
  4.  Motivación negativa: es aquella que nos motiva a realizar alguna acción para evitar una consecuencia negativa o desagradable.

Claves para motivar a los niños que pierden el interés por aprender

A veces, el problema no es en sí una falta de motivación del niño. Puede que esta dificultad o pérdida de interés venga producida por algún problema de aprendizaje, un conflicto con alguna profesora, problemas con sus amigos o compañeros, etc. ¿Qué podemos hacer para que no pierdan el interés?

Programar objetivos de corto a largo plazo

Los objetivos que vamos consiguiendo son uno de los elementos que mayor motivación produce. Por eso, a los niños pequeños, si les marcamos objetivos sencillos y que sean capaces de realizar a corto plazo, les hará motivarse. Los padres podemos pedirle a nuestro hijo que realice algunas tareas y que él vea que puede conseguirlo. Conforme crezcan, iremos incentivándoles para que busquen objetivos a más largo plazo.

Marcar objetivos específicos, una de las claves para motivar a los niños

Los objetivos tienen que ser sencillos, específicos y concretos. Esto les ayudará a conseguir sus logros y les dará la motivación que necesitan.

Enseñar el sentido de la competencia, pero sin excederse

Siempre en su justa medida, el sentido de la competencia genera motivación. Fijarse unas metas e intentar conseguirlas enseñará al pequeño a que puede conseguir todo lo que proponga.

Usar siempre un lenguaje alentador y positivo

No es que elogiemos sus logros, que también, sino que lo alentemos y reconozcamos su esfuerzo por conseguir lo que se propone. Y, una vez conseguido, entonces, elogiaremos su trabajo.

Más claves para motivar a los niños que pierden el interés por aprender

Niño en el sofá de casa con los libros alrededor que ha perdido el interés por aprender.

Mostrar sus logros

Podemos escoger algunos de los trabajos realizados en clase y que más le gusten al niño, y lo podemos poner en la nevera o en algún lugar visible, para que se sienta orgulloso.

Hablar del colegio para motivar a los niños que pierden el interés por aprender

Tenemos que preguntarle y dejarle que nos hable de su experiencia en clase, que nos cuente cómo le ha ido en el colegio, qué ha aprendido, con quién ha jugado…

Tener cuidado con las expectativas

A veces, los padres ponemos expectativas muy altas en el niño y esto, al final, es contraproducente, porque luego no quiere hacer las cosas por miedo a fracasar.

Reforzar el estilo de aprendizaje que mejor se le dé al niño

Cada pequeño tiene un estilo de aprendizaje; aprende mejor utilizando distintas formas, ya sea leyendo, repitiendo, escribiendo. Cuando sepamos cuál es su estilo, lo reforzaremos para que puedan desarrollar su potencial al máximo.

En definitiva, esas son algunas claves para utilizar con los niños que pierden el interés por aprender. Seguro que si las ponemos en práctica, la motivación de los pequeños aumentará y se sentirán convencidos de que pueden lograr lo que se propongan. ¡A ponerlas en práctica!