7 libros clásicos de El Barco de Vapor

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
· 5 abril, 2019
Si quieres revivir los libros que leías en tu infancia y enseñárselos a tus hijos, a continuación os dejamos algunos libros clásicos de El Barco de Vapor.

El Barco de Vapor es una colección de libros de literatura infantil y juvenil publicada por la editorial SM hace ya cuarenta años. Dicha colección está recomendada para niños de entre 6 y 12 años.

Al tratarse de la primera colección específica de literatura infantil que se creó en España, se comenzó a utilizar en todos los colegios desde su creación. En la actualidad se sigue utilizando por su variedad y por los grandes títulos que contiene en una colección cada vez más y más grande.

Aunque, como decimos, existe una temática muy amplia y todos sus libros son de calidad, a continuación os queremos dejar los libros más clásicos de El Barco de Vapor para que muestres a tus hijos los de tu infancia y juntos, a través de su lectura, podáis vivir buenos momentos.

Libros clásicos con Premio Barco de Vapor

1. Finis Mundi

Laura Gallego, una consagrada escritora de literatura juvenil, comenzó a darse a conocer con Finis Mundi, un título recomendado para jóvenes mayores de 12 años por contener, en ocasiones, algunos momentos complejos en la historia.

Un relato de aventuras e intriga que fue galardonado con el Premio Barco de Vapor en el año 1998 y el cual muchos de nosotros también hemos leído en las aulas.

2. Fray Perico y su borrico, uno de los libros clásicos del Barco de Vapor más conocidos

Una de las lecturas más divertidas y utilizadas en los colegios para niños a partir de ocho años por su facilidad de lectura es la que tiene como protagonistas a un fraile y a su burro.

Juan Muñoz Martín, su autor, consiguió en el año 1979 el Premio Barco de Vapor por este libro y las peripecias de su protagonista a la llegada a un convento de Salamanca, donde revolucionará a todos los frailes.

Libros clásicos de El Barco de Vapor.
Fuente: www.rtve.es

3. El Pampinoplas

Uno de los libros clásicos de El Barco de Vapor como es El Pampinoplas, tiene un trasfondo detrás de una historia divertida y de humor con el que la autora, Consuelo Armijo, quiere transmitir la resolución de todos los conflictos que puedan surgir de una forma totalmente pacífica y fomentando el diálogo.

Como curiosidad, este título fue el primero en conseguir el Premio Barco de Vapor, del que hemos hablado en anteriores libros, en el año 1978.

Otros libros clásicos de El Barco de Vapor

4. Querida Susi, querido Paul

Recomendado para niños a partir de siete años, esta historia en forma de cartas entre dos amigos que se tienen que separar porque uno de ellos se muda de ciudad, mostrará a los más pequeños la importancia de la amistad y las dificultades que incluso los niños pueden tener con los cambios y las nuevas adaptaciones.

5. El pirata Garrapata

Los libros de piratas siempre han hecho las delicias de los más pequeños de la casa y, en esta ocasión, con Garrapata como protagonista, no va a ser menos. Este libro es uno de los más vendidos de la historia de la colección de la editorial SM por las divertidas aventuras que entraña.

Debido al gran éxito de este título, con posterioridad se han publicado cuatro libros más que tienen al pirata Garrapata como protagonista de sus historias.

Libros clásicos de El Barco de Vapor.
Fuente: www.librosyliteratura.es

6. Un duende a rayas

Otro de los libros clásicos de El Barco de Vapor que esconde un trasfondo de valores es el que tiene como protagonista a un duende con multitud de colores y rayas.

A lo largo del desarrollo de esta historia, el duende irá conociendo muchos aspectos de sí mismo que desconocía, además de conocer los de los demás.

7. De profesión, fantasma

Una divertida, misteriosa y trepidante historia recomendada para niños a partir de ocho años con la que, a lo largo de sus páginas, podrán acompañar a John, un niño, como ellos, en su aventura dentro de un castillo.

Un libro que, si bien se trata de una historia divertida, también nos deja una moraleja sobre la importancia de la superación de los problemasy las dificultades que la vida pone en cualquier momento.