7 beneficios de usar faja en el embarazo

Caroline 9 agosto, 2017

Durante el embarazo sentimos muchísimos malestares relacionados a dolores de espalda. Usar faja evita que estos dolores sean más incómodos para nosotras y podamos realizar ciertas actividades sin problema.

El usar faja es una opción realmente maravillosa, muy recomendada y no le hace ningún tipo de daño al bebé. ¿Estás dudando de comenzar a usarla? Aquí te nombraremos algunos de sus beneficios para que te animes.

Algunos beneficios de usar faja durante el embarazo:

1. Alivia los dolores de espalda y lumbago. De las cosas que más nos causa incomodidad durante esta etapa son los fuertes dolores de espalda. Con una faja podremos sentirnos un poco mejor y es muy sencilla de usar.

2. Brinda estabilidad a la columna y ayuda a la posición de la espalda. Ayuda a que nuestra espalda tenga una posición correcta y nuestra columna tenga estabilidad a pesar de los cambios.

3. Reduce la compresión que realiza el bebé sobre la zona pélvica. Es realmente incómodo cuando esto sucede, gracias a la faja esto disminuye. También reduce la compresión que realiza en el pubis.

4. Se adaptan al crecimiento de la barriga y los cambios. A veces creemos que usar faja será realmente problemático para nuestro cuerpo, pero no es así, estas se adaptan perfectamente al cambio de tamaño de nuestra barriga.

5. Un apoyo perfecto para el vientre y la espalda. Para que nuestro cuerpo se sienta más acoplado y cómodo, funciona perfectamente.

6. Fáciles de poner y quitar. Seguramente, una de las cosas que te ha detenido hasta el momento de utilizarla, ha sido que piensas que es muy complicada de poner, pero no es así, es muy sencilla de colocar y quitar.

7. Se adaptan a cada uno de tus movimientos durante el embarazo. No te preocupes, la faja se adapta perfectamente a cada uno de los movimientos del embarazo.

Tener un bebé es seguramente el acto más hermoso que dos personas pueden cometer.

-Anónimo-

beneficios-de-usar-faja-durante-el-embarazo-2

Recomendaciones para usar faja durante el embarazo

¿Te animaste a utilizarla? Es importante que estés informada correctamente de su uso, aquí te daremos algunas recomendaciones:

1. El momento ideal para comenzar a utilizar faja durante el embarazo es entre las 25 y 30 semanas de embarazo. Estas son las semanas en las que comienzan a aparecer las molestias más fuertes.

2. Es importante que sea una faja acorde a tu talla y peso. Aunque en anteriores puntos comentamos que las fajas se adaptan a los diferentes cambios del cuerpo, es muy importante que adquieras una que sea de tu talla y peso.

3. Debe ser una faja elástica. Al ir a comprarla tienes que fijarte que sea elástica, recuerda que tu cuerpo tendrá cambios y realizarás algunos movimientos que requieren que tengan esta característica.

4. Debes evitar que la faja sea muy apretada. Recuerda que las fajas no son para moldearte, lo que harán es ayudarte a sostener el peso de la barriga y aliviar los dolores de espalda. También, debes fijarte en que te puedas sentar sin problemas y respirar hondo.

5. Debes evitar que la faja ejerza una presión excesiva en tu abdomen. Si lo está, puede comprimir las venas, provocarte problemas en la circulación, náuseas y mareos, hasta en un caso excesivo, desmayos.

6. Debe ser fácil de usar y quitar. Muchas son realmente fáciles de usar y quitar, pero hay unas pocas que no. Es importante que sea sencillo para ti.

beneficios-de-usar-faja-durante-el-embarazo-3

Usar faja después del embarazo

1. Permite que la piel no quede flácida.

2. Ayuda a que los órganos que se movieron de lugar durante el embarazo vuelvan a su sitio.

3. Permite que puedas tener buena postura. Estas fajas ayudan muchísimo a nuestra espalda y postura.

4. Al usarlas nuestro abdomen volverá a su posición más rápido.

5. Al vestirnos hacen que nuestra ropa quede mucho mejor. Esto mientras bajamos el peso que adquirimos durante el embarazo.

6. También ayuda a realzar los glúteos.

7. Aún nos ayuda con el dolor de espalda. Si el dolor aún no ha pasado después del embarazo, también nos ayuda a aliviarlo y mantener nuestra espalda recta.

No temas a utilizar fajas durante el embarazo, esta no le hará daño al bebé, únicamente asegúrate de tener la talla correcta y siempre consultarle a tu médico cualquier duda. Tu cuerpo te lo agradecerá enormemente.

Te puede gustar