10 mitos sobre el postparto

Los mitos en el postparto se han transmitido de generación en generación, creando algunos temores sobre presuntas verdades que carecen de sustento científico.
10 mitos sobre el postparto
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 16 julio, 2021.

Última actualización: 16 julio, 2021

Existen una serie de creencias en torno a los días posteriores al nacimiento, que se han transmitido culturalmente hasta el día de hoy y que no son del todo ciertas. Los mitos sobre el postparto están íntimamente relacionados a los cuidados diarios que debe tener la madre para su bienestar y el del bebé.

Si bien es cierto que los consejos de nuestras madres y abuelas en esta etapa son muy valiosos, a veces debemos corroborar la información con nuestro médico o matrona antes de seguirlos ciegamente.

En este artículo derribaremos los 10 mitos más comunes vinculados al postparto. ¿Te animas a descubrirlos?

“Debes postergar la lactancia cuando te hacen una cesárea”

Existe una la falsa creencia de que los fármacos anestésicos perjudican al bebé, cuando la lactancia se inicia inmediatamente después de una cesárea.

Esto no es cierto y por varios motivos. En primer lugar, la anestesia que se utiliza en la mayoría de las cesáreas es local (epidural o raquídea) y por lo tanto, no tiene efectos en todas las partes del cuerpo. En segundo lugar, los fármacos utilizados para esta finalidad son seguros para el bebé.

En los casos donde se requiere anestesia general para practicar la cesárea, la dosis de los medicamentos que se utilizan son lo suficientemente bajas como para que no pase gran cantidad la leche materna. Por este motivo, la tasa de efectos secundarios en el bebé es bastante pequeña.

Lo más importante luego del nacimiento es favorecer el contacto piel con piel e iniciar la lactancia materna lo antes posible. Esto ayudará a que mamá y bebé entablen el vínculo amoroso tempranamente, entre muchos otros beneficios.

“El bebé no engorda porque tu leche no es de buena calidad”

Este mito está bien arraigado a la sociedad pero, ¡descuida, que es totalmente falso!

Madre dando de mamar a su bebé teniendo en cuenta el silenciamiento de genes.
La leche de madre será el alimento justo para tu bebé desde el principio. Este perfecto fluido natural contiene todos los componentes necesarios en perfectas proporciones, para cubrir las demandas de tu hijo en cada etapa de su crecimiento.

Debes saber que la leche irá cambiando con el correr de los días e incluso durante la misma toma. Notarás que la al principio la leche que sale es mas líquida y luego se vuelve más grasosa. Es con esta leche que el bebé ganará mayor peso.

Si la técnica de colocación al pecho no es adecuada, el bebé se cansará rápidamente y recibirá solamente la leche menos grasosa. Por este motivo, para asegurar un buen progreso de peso, es fundamental que un profesional supervise el agarre desde las primeras tomas.

Subida de leche y fiebre

Llamamos subida de leche al aumento de la producción láctea que ocurre al finalizar la etapa del calostro. Esto ocurre entre los 2 y los 4 días posteriores al nacimiento y se debe a la acción que la hormona prolactina ejerce sobre la glándula mamaria.

Es esperable que durante este proceso las mamas se inflamen y se vuelvan más tensas, pero no necesariamente provocará fiebre en la madre. Lo habitual es sentir un malestar local, producto de la adaptación de los pechos al amamantamiento, aunque algunas mujeres pueden experimentar mayor pesadez y dolor.

Cuando aparezca fiebre durante el puerperio, será conveniente realizar la consulta con el médico para determinar la causa del aumento de la temperatura de la mamá.

“Debes usar una faja postparto para recuperar la figura”

Hace un tiempo atrás era común el uso de fajas luego del parto, y esto dio lugar a la falsa creencia de que ayudan a recuperar la silueta. Por el contrario, con su uso el cuerpo se mantiene apretado y esto enlentece la recuperación del tono muscular abdominal.

Tanto el tono muscular abdominal como del suelo pélvico deben ser estimulados con ejercicios hipopresivos, ejercicios de Kegel, yoga o pilates, pero todos estos los harás en el momento en el que estés en condiciones de realizarlos.

El uso de la faja durante el postparto puede ser un elemento capaz de brindar alivio o confort, pero nada más.

“La madre no debe bañarse por 40 días”

El mito de la higiene durante la cuarentena no fundamentación científica. Por el contrario, asegurar una correcta higiene en esta etapa es muy importante para prevenir infecciones.

Si la madre tuvo una episiotomía, debe mantener una buena higiene de la zona perineal y limpiar la herida frecuentemente para favorecer la cicatrización.

De igual manera sucede con la cicatriz por cesárea. Es por esto que la madre puede y debe ducharse diariamente con agua y jabón neutro. Lo que debe evitar en esta etapa es sumergirse en bañeras o piscinas, ya que esto favorece la colonización de bacterias.

Solo con abrigos durante el postparto

Otro mito es que no debes recibir corrientes de aire durante la cuarentena. Al momento no existe evidencia científica que avale esto, así que puedes encender el aire acondicionado y dejarlo a una temperatura agradable, para que tú y tu bebé se sientan cómodos.

No debes tener relaciones sexuales durante el primer año del bebé

La práctica de las relaciones sexuales en el postparto también tiene sus mitos. Si bien es cierto que la llegada de un bebé hace poco propicio el encuentro en la pareja, las recomendaciones médicas sugieren esperar unos 30 o 40 días antes de reanudarlasPasado ese lapso de tiempo, no hay contraindicaciones para mantenerlas.

Durante el postparto todos los órganos femeninos se recuperan y vuelven a su estado normal. Este proceso viene acompañado de pérdidas vaginales (llamadas loquios) y cambios hormonales que repercuten en la vida sexual de la pareja. Por ejemplo, la disminución de la libido femenina y de la lubricación vaginal.

También es importante saber que durante este tiempo, existe mayor riesgo de contraer infecciones ginecológicas. Esto ocurre porque algunos tejidos están más debilitados, como la piel, y otros más expuestos, como el útero.

Además es importante que las relaciones sexuales se reanuden cuando la madre se sienta segura. Un estudio publicado en el British Journal of Obstetrics and Gynaecology concluyó que, en promedio, las mujeres reanudan sus relaciones sexuales luego de las 6 semanas posteriores al parto.

“No conviene ejercitarte en el postparto”

Ejercitarte es aconsejable en todas las etapas de tu vida y el postparto no es la excepción. Eso si, debes retomar los ejercicios de forma progresiva y adaptada a tu condición.

Es conveniente iniciar con aquellos que fortalezcan el suelo pélvico, caminatas, pilates o yoga unos 15 días después de parir, siempre y cuando tu médico lo apruebe.

Al contrario de las falsas creencias, el ejercicio físico es muy conveniente. Reduce la incidencia de depresión postparto y ayuda a mantener la energía materna. Solo debes evitar los ejercicios de alto impacto, como el running, los saltos y las pesas.

Madre dando un paseo con su bebé por el parque.

“No te pongas cremas en el pecho durante el postparto”

Con el inicio de la lactancia pueden producirse grietas y estrías en tus pechos. El uso de algunos productos que favorezcan la cicatrización, como la lanolina, no deberían traer consecuencias para el bebé. Antes de usar cualquier crema o medicamentos, puedes consultar en la web de e-lactancia.

“Durante la lactancia no quedas embarazada”

Seguro has oído que mientras que estés amamantando no saldrás embarazada, aún cuando el bebé ya esté grande. Si bien la lactancia inhibe la ovulación, como método anticonceptivo no es totalmente fiable.

La lactancia materna puede favorecer la anticoncepción los primeros 6 meses y esto se conoce como Método de Amenorrea de la Lactancia o MELA. Al no ser 100 % efectivo, se recomienda a la madre optar por otra estrategia más eficaz.

Acerca de los mitos en la maternidad

Si bien hay cosas que se dicen desde hace años, no tienen por qué ser ciertas. Procura asesorarte con los profesionales de la salud para resolver tus dudas e inquietudes acerca del puerperio, De esta forma evitarás cargarte de culpas y sufrimientos innecesariamente. Recuerda que es una etapa de gran vulnerabilidad emocional y que es común hacerse demasiado problema aún por pequeñeces. A veces tus instintos serán tu mejor guía para maternar.

Te podría interesar...
8 tipos de cuidados postparto que toda madre debe probar
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
8 tipos de cuidados postparto que toda madre debe probar

Luego del parto, las mujeres necesitan seis semanas para que su cuerpo se recupere de los cambios, por ello debes tener en cuenta los cuidados post...