5 trucos para eliminar la pintura de la ropa de los niños

Ya sea sobre papel, tela o incluso pintando cercas o paredes, la pintura puede dejar una huella imborrable en las prendas de los chicos. Si no lo has cambiado antes de que 'juegue' con ellas, ¿hay manera de eliminar las manchas de pintura?

A todas las madres les encanta que sus hijos jueguen con pinturas y desarrollen sus dotes artísticos. Sin embargo, su expresión cambia radicalmente cuando encuentran esa prenda que tanto les gusta manchada con diferentes tonalidades. Para tu tranquilidad, te contamos algunos trucos para eliminar la pintura de la ropa de los niños.

Es verdad, es muy lindo ofrecer a los niños pinturas para que coloreen y se diviertan. También es una postal hermosa verlos ayudar a sus padres a pintar una cerca o la pared del patio. No obstante, esto puede causar problemas…¿irremediables?

5 trucos para eliminar la pintura de la ropa de los niños

1. Remojo inmediato

Ni bien veas que la ropa de tu hijo se ha manchado con pintura, procura colocarla a remojar en agua fría. De esta forma, evitaremos que la pintura se adhiera demasiado a la prenda.

Si tienes algún producto antimanchas, no tengas miedo en añadirlo. Finalmente, cuando te sea posible, lávala con un poco de detergente y déjala secar al sol. De seguro con estos simples pasos te habrás ahorrado un arduo trabajo luego; probablemente, también hayas salvado la ropa.

Es posible usar varios elementos para eliminar la pintura de la ropa de los niños.

2. Vinagre blanco

Un abonado a los trucos de limpieza, el vinagre blanco puede salvarte también en estas situaciones. ¿Cómo? Si tienes una prenda que lleva una mancha de pintura hace ya algún tiempo, vuelca un poco de vinagre sobre la mancha y frota con un cepillo de dientes o alguno parecido, pero que sea suave.

Además, si la pintura ya se ha secado, es buena idea despegar lo más posible con una espátula de plástico. También puedes aplicar disolvente en estos casos para colaborar con el proceso. Una vez que ya no dé resultados, coloca la prenda en agua tibia y tras unas horas, como siempre, sécala al sol.

3. Quitaesmalte

Sí, parece una opción arriesgada, y lo es. Sin embargo, puede ser sumamente eficiente para manchas fuertes que llevan ya un tiempo en una prenda. Para utilizar este producto con este fin, solo deberás verter algo de quitaesmalte sobre la mancha y frotarla con fuerza. Luego, procede a lavarla con agua fría y secarla al sol.

Puede que la primera vez solo logres aclarar un poco la mancha; ten en cuenta que algunas se adhieren muchísimo al tejido de la ropa y requerirán más esfuerzo. Si ese es el caso, repite el proceso tantas veces como sea necesario.

“Ni bien veas que la ropa de tu hijo se ha manchado con pintura, procura colocarla a remojar en agua fría”

4. Detergente de lavavajillas

Este producto también puede serte de utilidad para eliminar la pintura de la ropa de los niños. Para comenzar, debes mezclar partes iguales de detergente de lavavajillas y agua en un vaso. Luego, moja la tela con esta preparación desde el lado en el que no haya caído la pintura; esto hará que se desprenda con mayor facilidad.

Posteriormente, utiliza un cepillo para frotar la prenda y eliminar la mancha poco a poco. Repite este procedimiento hasta que la mancha haya desaparecido; como paso final, envíala a la lavadora. Un consejo importante: ten cuidado con el resto de la prenda, ya que la mancha podría afectarla al salir de su lugar original.

5. Aguarrás

Hasta aquí, nos hemos dedicado a manchas de pinturas con base de agua. Estas son las que se utilizan para hacer manualidades. Sin embargo, si a tu hijo le ha dado por colaborar en una pintada de un mural o una casa con pintura a base de aceite, que es la que se utiliza para exteriores, deberás tomar medidas más drásticas.

Eliminar la pintura de la ropa de los niños es difícil, pero no imposible.

Con esto, nos referimos a productos industrializados como los disolventes; su principal desventaja es que prácticamente decolorarán la prenda. Pero de seguro servirán para eliminar la pintura de la ropa de los niños. Entre estos artículos, el más ‘suave’ es el aguarrás. No obstante, debes usarlo en ambientes ventilados y con cuidado; es tóxico.

En este sentido, no está de más que utilices guantes y una mascarilla. Del mismo modo, este método no es aconsejable para quienes tengan problemas de asma o alergia. Los pasos a seguir para quitar manchas con el aguarrás son:

  1. Sobre una bayeta, aplica un poco de aguarrás sobre la mancha. Déjalo actuar por 10 o 15 minutos.
  2. Rasca con un cepillo o cuchillo la zona de la mancha hasta removerla, al menos en parte.
  3. Aplica detergente y frota suavemente para quitar la mancha. Si no sale, deja la prenda en remojo en agua tibia.
  4. Finalmente, enjuágala en la lavadora y sécala al sol.

Finalmente, dos recomendaciones generales que pueden parecer obvias, pero quizás hayas pasado por alto. Siempre es aconsejable colocar prendas viejas o un protector cuando los niños manipulan este tipo de productos. Asimismo, no te olvides de revisar el envase; probablemente encuentres la manera ideal para quitar cualquier mancha que se pudiera producir.

Categorías: Consejos para cuidar a tu niño Etiquetas:
Te puede gustar