5 trucos para enseñar inglés a los niños con dislexia

05 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Si para algunos niños ya supone un reto aprender el inglés, para los niños con dislexia puede convertirse en una auténtica odisea. ¿Cómo podemos enseñarles una segunda lengua?

Hay niños a los que les cuesta adquirir un segundo idioma, pero para algunos con dificultades de aprendizaje como la dislexia puede ser un verdadero reto. ¿Tu hijo tiene dislexia y le cuesta aprender un segundo idioma? Vamos a ver, a continuación, cómo enseñar inglés a los niños con dislexia.

Los niños con dislexia, cuando entran en el colegio, tienen que enfrentarse al aprendizaje de una segunda lengua, generalmente, el inglés. Pero si ya les cuesta compensar las dificultades que supone el aprendizaje de su propia lengua, imaginaos cómo puede ser aprender inglés, cuyas características son distintas y dificultan bastante este proceso.

¿A qué puede estar debida esta dificultad en los niños con dislexia? ¿Quieres saber algunos consejos para enseñar inglés a los niños con dislexia? Sigue leyendo para averiguar la respuesta.

¿Qué es la dislexia?

Aunque seguro que la mayoría de vosotros sabréis en qué consiste este trastorno, es adecuado empezar exponiendo una definición para que nos quede claro a todos.

Niño con el que hay que trabajar la dislexia en el aula de forma inclusiva.

La dislexia es un trastorno del lenguaje que afecta a la comprensión oral y escrita; el niño tiene un desarrollo global normal, pero tiene dificultades a la hora de comprender textos escritos, ya que suele hacer inversiones en las palabras monosílabas. (el/le, un/nu). Este problema no indica que haya discapacidad intelectual.

¿Cuáles pueden ser las causas de esta dificultad?

Pueden ser varios los factores que influyen a la hora de adquirir una segunda lengua. La edad, la metodología de enseñanza del idioma o la forma de decodificación que tenga. Vamos a verlas.

Edad del niño a la que se empieza a enseñar inglés

Es muy importante no empezar a enseñar el inglés si la lengua materna, en este caso, el español, no está bien consolidada, a no ser que el pequeño sea bilingüe desde casa.

Si el niño está en pleno proceso de adquisición de su lengua de origen, hasta que no controle la lectura y escritura de este, no se debería introducir la lecto-escritura de otro idioma. Por ello, en estos casos se debería esperar a introducir el inglés hasta finales de Primero de Primaria o principios de Segundo. Si se introduce antes, estamos cometiendo un grave error en la metodología de enseñanza.

Metodología y forma de enseñar un idioma en niños con dislexia

Normalmente, en el colegio, a los niños se les pide que se aprendan la gramática, es decir, se les enseña de una forma más abstracta, sin partir de una realidad en la comunicación. De esta forma, los pequeños pierden la motivación y la manera natural de aprender, porque no está en un contexto real.

Si un niño no ha adquirido de forma correcta su lengua materna, no podemos pretender que aprenda una segunda, porque al final no va conseguir aprender ni una ni otra. A veces, la manera de enseñar en el colegio puede producir la propia dificultad en el niño.

Consejos para enseñar inglés a los niños con dislexia

Para enseñar inglés a los niños con dislexia es muy importante conocer los puntos fuertes y débiles de los pequeño para, así, abordar de una manera más personalizada este problema.

A veces, algunos de estos niños tienen una baja tolerancia a la frustración o presentan, además, un déficit de atención. Por ello, es importante ver las características personales de cada pequeño para un mejor abordaje. Si lo hacemos de forma individual, el proceso de aprendizaje va a ser mucho más eficaz. Veamos algunos consejos que pueden ayudar tanto a padres como a maestros.

Descartar que haya una dificultad auditiva

Evaluar si existe un problema auditivo que le haga más difícil el aprendizaje del idioma.

Adaptar el proceso de aprendizaje al ritmo de cada niño e ir cambiando de método de enseñanza

Cada niño tiene su ritmo y, como ya hemos dicho anteriormente, no debemos introducir un nuevo idioma hasta no tener consolidado el primero. También es importante ir cambiando la forma de enseñar la lecto-escritura para que los pequeños no se aburran.

Utilizar canciones simples en inglés

Si las canciones tienen frases cortas y palabras sencillas que puedan entender, los niños estarán motivados porque irán comprendiendo algunas palabras que oyen.

Niña escuchando canciones infantiles en inglés para aprender el idioma.

El uso de diferentes métodos multisensoriales

Podemos utilizar distintos métodos en los que se incluyan otros sentidos, además de la vista. Por ejemplo, poner la palabra en arena o dibujar la palabra en inglés y rellenarla con bolitas de papel de colores y, después, con el dedo, repasar la palabra.

Usar vídeos o tarjetas para asociar palabras en inglés con su imagen

Si, además de escuchar la palabra en inglés, esta va asociada a una imagen, facilitamos su aprendizaje. Por ejemplo, mostramos la palabra “cat” y la imagen de un gato. Las imágenes tienen que ser sencillas, sin muchos adornos, para no distraer su atención a nada que no sea la imagen de la palabra que está aprendiendo.

Estrategias para que el niño pueda adquirir un segundo idioma

En el aprendizaje del segundo idioma, es recomendable evitar empezar la enseñanza con la lecto-escritura, y empezar, mejor, por la enseñanza oral y cultural, y poner énfasis en los aspectos comunicativos más que en los gramaticales o de corrección.

Algunas pautas para enseñar a los niños con dislexia:

  • Enseñar el idioma con apoyo visual y oral.
  • No forzar el aprendizaje del inglés antes de tiempo.
  • Ver películas y dibujos en inglés sin doblajes al español.
  • Enseñar de forma práctica y siempre partir de temas que resulten interesantes al niño y, así, despertar su interés comunicativo.
  • Hacer intercambios culturales con pequeños de otras nacionalidades y campamentos para forzarlos a expresarse en otro idioma.

La importancia de enseñar inglés a los niños con dislexia

En definitiva, es importante considerar siempre las características en las diferencias del aprendizaje en los niños con dislexia, no solo en los idiomas, sino en el resto de asignaturas. Se puede enseñar inglés a niños con dislexia, pero su proceso de aprendizaje va a ser más lento que el de otros pequeños que no tengan este trastorno, sobre todo si se usan los métodos tradicionales.

Esperamos que estos consejos y estrategias puedan ayudaros a manejar mejor esta dificultad, en la que es muy importante la constancia, la paciencia y la comprensión.

  • Hernández, F., Hernández, L.A., Valencia, M.T., Ramirez, F.J., & Abril, M.A. (2018). Guía de enseñanza del inglés: Para alumnos con dislexia y otras dificultades. Consejeria. (1º ed.). Murcia: Educación, Juventud y Deportes