5 ideas de armarios para la habitación del bebé

Fernando Clementin 19 mayo, 2018
Las opciones decorativas en la actualidad son muy amplias. Sin embargo, con muebles como los armarios, no debemos perder de vista otros aspectos, como la practicidad y los espacios con los que cuentan.

Planificar la decoración del cuarto del pequeño es una de las tareas más desafiantes, pero a la vez hermosas que afrontarán los padres en esta etapa. Un aspecto importante en cuanto a este tema son los armarios para la habitación del bebé: ¿a qué características debemos apuntar?

Principalmente, lo que la mayoría de los padres buscan al elegir armarios para la habitación del bebé es funcionalidad. Habrá mucha ropa y elementos que guardar, por lo que debemos contar con bastante espacio. En ese sentido, es recomendable optar por muebles con varios espacios amplios y delimitados.

Asimismo, tampoco podemos olvidarnos de lo estético. Atendiendo a quien pasará mayor cantidad de tiempo en ese cuarto, debemos procurar que el aspecto visual que este componente otorgue vaya en consonancia con el resto de la habitación.

Como verás, son muchas las cosas a tener en cuenta. Para que sepas de qué manera se aplican en casos concretos, detallamos algunas ideas de armarios para la habitación del bebé que te ayudarán a tomar decisiones.

Consejos para elegir armarios para la habitación del bebé

1. Armario con estantes a la vista

Cuando tienes un bebé, resulta muy valioso contar con estantes donde colocar los pañales, el cambiador y los elementos de higiene. Si están a la vista, mucho mejor; al tener el bebé en brazos, puede ser complicado estar revisando cajones hasta encontrar lo que buscas. Así, evitarás dejarlo solo en la cama hasta que coges las cosas. Dentro de esta categoría, encontrarás muchas opciones que te permitirán escoger la que sea de tu agrado.

Ideas de armarios para la habitación del bebé.

2. Armarios empotrados

Lo principal a la hora de decorar un cuarto para bebé es que sea armonioso. No debe estar sobrecargado, tiene que ser un lugar en el que se pueda circular. Obviamente, también ha de ser seguro para cuando el pequeño comience a moverse por su cuenta.

Ante este panorama, una excelente opción es colocar un armario empotrado. Podrás encontrar diseños muy bellos, de diferentes tamaños y estilos. Lo mejor de estos es que puedes adecuarlos al espacio que tengas disponible en la habitación; por cierto, este aumentará considerablemente gracias a estos muebles. Junto con ellos, también puedes aprovechar las ventajas que otorgan las camas modulares.

3. Apostar a los colores

Los diseños modernos de armarios para la habitación del bebé incorporan tonos clásicos como el rosa y el celeste, y también otros más novedosos, como el verde claro, azul marino o naranja, entre otros.

Lo bueno de elegir colores llamativos es que, sin dudas, la habitación adquirirá un tono más estimulante. Sin embargo, no hay que excederse con este detalle: los colores intensos también pueden generar una sobrecarga que repercuta en su estado de ánimo con el correr de los días.

4. Armario de niño

Los armarios para bebés están básicamente diseñados para ropa pequeña. Esto quiere decir que, tanto los colgadores como los cajones fueron pensados para prendas de tamaños chicos. Indiscutiblemente, quedan hermosos. Sin embargo, si prefieres algo con mayor usabilidad con el paso del tiempo, bien puedes optar por comprar directamente un ropero de niño.

“Lo que la mayoría de los padres buscan al elegir armarios para la habitación del bebé es funcionalidad. Habrá mucha ropa y elementos que guardar, por lo que debemos contar con bastante espacio”

5. No olvides la practicidad y el espacio

A diferencia de los cuartos de adultos, los de los niños suelen tener muchos otros muebles; además, también habrá juguetes y adornos por doquier. Por lo tanto, intenta ser lo más práctico posible a la hora de escoger un armario. De nada te servirá tener espacio de sobra en él si a cambio debes sacrificar metros en la habitación.

Otro secreto útil es escoger materiales sencillos y livianos. Con esto, nos referimos a muebles de fácil mantenimiento y fáciles de mover; recuerda que esto será necesario a la hora de limpiar el lugar y también cuando desees hacer alguna modificación en él.

Los armarios para la habitación del bebé son un detalle esencial para este espacio.

La cajonera o cómoda, un gran aliado

Si eres amante de la ropa de bebés o si tu pequeño ha tenido la dicha de recibir muchos regalos, puede que ninguno de estos armarios para la habitación del bebé sea suficiente.

En ese caso, puedes recurrir a otros muebles complementarios, como las cómodas o cajoneras. En ellas puedes almacenar la ropa para ocasiones especiales o la que esté fuera de estación por el momento. Finalmente, también resultan excelentes para guardar prendas que ya no le quepan al pequeño. Al fin y al cabo, ¿no es probable que lo necesites para su hermanito en el futuro?

Imágenes cortesía de: Adaptacija-stana

Te puede gustar