5 Hábitos que te engordan durante el embarazo

Agetna · 21 marzo, 2017

Los hábitos que te engordan durante la gestación son rutinas que quizás antes no tenías, o que tenías, pero no te hacían ganar tanto peso. Teniendo en cuenta tu salud y los cambios que necesitas adoptar ahora que estás embarazada en este post queremos hablarte acerca de, los que consideramos, los 5 hábitos que te engordan durante el embarazo.

Los 5 hábitos que te harán engordar

El mal hábito de saciar los antojos te da “licencias” para comer en exceso

Aunque algunas embarazadas refieren que son mitos e inventos de otras mujeres, muchas féminas durante la gestación plantean que en determinado momento sintieron y sienten una fuerte atracción y necesidad de cumplir un deseo, un antojo, como se le llama.

Lo malo es que ese antojo que aparece a cualquier hora del día o la noche, por lo general, se come.

Bombones, papas fritas, helados, galleticas dulces, pizza, leche condensada, batidos, flanes, panes… el universo de los antojos agrupa una gran cantidad de comida chatarra.

Es por eso que entre los principales hábitos que te engordan durante el embarazo consideramos poner en el número uno a los llamados antojos y la facilidad con la que se cumplen.

Si eres de las que siente antojos por la comida y los cumple a cabalidad puedes engordar; sobre todo cuando no tienes en cuenta el horario, la cantidad que consumes y su calidad en cuanto al valor nutricional que tienen dichos alimentos.

Después de ingerir alimentos el mal hábito de dormir te engorda

Durante el embarazo la mujer puede sentirse más agotada que antes. Este exceso de cansancio la conducirá a tener siestas a lo largo del día.

Hay quienes inmediatamente después de desayunar, merendar, almorzar y comer se acuestan a descansar y este es uno de los hábitos que las hace ganar un peso innecesario.

El ponerse en posición horizontal sin esperar a que pase la digestión también favorece el reflujo gástrico y hace que la fémina padezca de acidez estomacal.

Anular todo tipo de ejercicios físicos te conduce al aumento de peso

La mujer embarazada debe realizar ejercicios físicos para controlar su peso corporal y evitar algunos padecimientos que aparecen durante la gestación.

Muchos son los ejercicios físicos que pueden hacerse en esta etapa:

  • Baile
  • Yoga
  • Pilates de bajo impacto
  • Caminatas de distancias cortas
  • Gimnasia acuática

No cumplir con las 5 o 6 comidas al día que indica el gineco-obstetra puede conducirte a comer más

Los especialistas recomiendan repartir toda la alimentación entre 5 o 6 comidas por día: desayuno, merienda, almuerzo, merienda, comida y merienda ligera (aunque esta última no se les indica a todas).

La embarazada que viola una de estas comidas llega a la siguiente con mucho más apetito y, por ende, come más.

La prevalencia de esta situación la hace engordar.

Entre los hábitos que te engordan está el de consumir bebidas carbonatadas

Las bebidas gaseosas son perjudiciales para tu salud. Ellas están compuestas por sacarosa, cafeína, fructuosa, saborizantes artificiales y otros ingredientes que aumentan tu grasa corporal.

Cuando estos líquidos se consumen en sustitución de alimentos sanos evitan que el organismo reciba las vitaminas, los minerales, las proteínas y la fibra que tanto necesita.

Las bebidas carbonatadas favorecen la aparición de padecimientos como la diabetes, la obesidad y algunas enfermedades renales que podrían conducirte a tener un embarazo de alto riesgo y poner en peligro tu salud y la de tu bebé.

Por último, debes saber que las gaseosas aumentan la acidez estomacal que se padece durante el embarazo.

Si engordas en el embarazo es por malos hábitos

Engordar durante el embarazo es normal. Mientras las semanas pasan y la barriga crece la balanza va marcando un aumento del peso corporal.

Los especialistas ven como una deficiencia que la gestante no engorde lo que tiene que engordar en cada consulta. Pero, así como la deficiencia del peso es un indicador a seguir de cerca, el aumento excesivo también lo es.

Una alimentación incorrecta unida a los restantes malos hábitos que te hemos mencionado provocan que la embarazada se pase del peso que debe tener en cada revisión médica según su talla, su peso inicial y la semana gestacional en la que se encuentra.

Entonces todo está en revertir la situación, desprenderte poco a poco de estos malos hábitos y mejorar tu calidad de vida.