5 frases de Dickens para los más pequeños

Carlos Lara 16 diciembre, 2017
Los escritores clásicos tienen aportes de gran utilidad para la enseñanza.

¿Has escuchado alguna vez que las palabras son un algo muy poderoso? Esto es totalmente cierto. Aunque no es raro que muchos seamos relativamente inconmovibles ante ellas, principalmente en el caso de los adultos. Por otra parte, quienes si son mucho más perceptivos a ser influidos por las palabras son los niños.

El uso de psicología positiva y un discurso poderoso puede ayudar a imprimir valores. En este sentido, muchos personajes han contribuido a la humanidad a través de sus palabras.

Las frases de Dickens pueden sernos de gran ayuda en nuestras vidas y a la hora de educar a los hijos. Con seguridad, en el futuro, las palabras darán sus frutos.

Lejos de quedarse solo en el plano literario, las palabras ayudan en múltiples ámbitos, crearon corrientes tan importantes para la psicoterapias actuales, como sucede en la psicología humanista o positiva. Por lo que sería un error subestimar este método.

Hay que procurar que la idea sea comprendida. Para hacerte más fácil esta tarea, aquí te dejamos cinco frases de Dickens que hemos seleccionado para los más pequeños y que tienen un formato breve y de fácil comprensión.

Frases de Dickens para imprimir ideas y valores esenciales en los niños

Charles Dickens fue uno de los más importantes escritores del siglo XIX, así como uno de los más reconocidos en la literatura. A pesar de que se pensaba que se trataba de un escritor crítico, con un estilo irónico y humorístico, lo cierto es que lejos está de haber dejado un legado literario de carácter nihilista (que era muy típico de la época).

Las frases de Dickens abordaban temas de sentido de la vida, principios, moral, entre otros. Estos pensamientos de Dickens se caracterizan por mantener una sobriedad, y consiguen denotar una idea inspiradora, pero objetiva, lejos de ser melosa, pero tampoco pesimista. A continuación, te presentamos algunas de las mejores frases de Dickens:

1.- Perseverancia de metas

“Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender”

–Charles Dickens–

La complejidad del mundo en el que vivimos ha aumentado de enorme manera. Mientras que nuestros bisabuelos a sus quince años puede que ya tuvieran un objetivo de vida que no se podían permitir abandonar, muchos de nosotros, llegada la tercera década, aún tenemos incertidumbre sobre la ruta de vida a seguir.

Por ello, es importante enseñar la importancia de la perseverancia a nuestros hijos. Esta no solo enseña a ser paciente, sino también cómo tener una actitud firme para plantarle cara a la incertidumbre.

La incertidumbre no es nuestra enemiga, sino nuestra maestra de vida. Nos permite aprender de nuestros errores. Por lo tanto, no hay por qué tenerle miedo al fracaso. Sin duda, una de las mejores frases de Dickens.

las mejores frases de Dickens para niños.

2. Autocontrol

“Someted vuestros apetitos, amigos míos, y habréis conquistado la naturaleza humana”

–Charles Dickens–

Aspectos como la belleza, fuerza e inteligencia son hoy en día vanagloriados de forma excesiva. Por supuesto, los anteriores factores son importantes, principalmente la inteligencia, y no es nuestra intención mentir al decir que esto no importan. Sin embargo, el autocontrol es probablemente una de las aptitudes más importantes y que menos se toma en cuenta.

El autocontrol es el engrane que mueve a buen puerto nuestra habilidades, que nos permite aprovechar nuestra inteligencia para adquirir más conocimiento, aumentar la disciplina para hacernos más fuertes o incluso mantenernos saludables en pro de mantener la belleza.

Más allá de discernir si son o no las mejores metas, promover el autocontrol en los más pequeños permitirá que estos aprovechen todo su potencial.

3. Relaciones interpersonales

“Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes”

 –Charles Dickens–

Muchos líderes alcanzaron el éxito gracias a su capacidad de reconocer la grandeza en otros. También por su capacidad de saber cómo hacer sentir grandes a otros y por tener la habilidad de despertar la motivación y el compromiso a la hora de llevar a cabo un proyecto.

Empresas como Google mantienen una filosofía como la que denota esta y otras frases de Dickens.

4. Iniciativa

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”

–Charles Dickens–

Uno de las actitudes que más les servirá a nuestros hijos en el futuro es la iniciativa. Se denota como un abandono del confort en pro de la búsqueda o aprovechamiento de oportunidades, así como la energía para hacer y no dilatar lo que se tiene que pendiente en el día a día.

La iniciativa es uno de los factores que lleva al éxito, y por ello, infundir su presencia como parte del catálogo de valores de nuestros hijos les será de gran ayuda.

las mejores frases de Dickens para niños.

5. Pensar por nosotros mismos

“El número de malhechores no autoriza el crimen”

–Charles Dickens–

Un problema muy común que tienen los adultos jóvenes de la actualidad, es tomar algo como cierto o correcto en base a las experiencias o comentarios de otros. Sin que exista una estadística que nos empuje a adoptar estas creencias, y donde destacan ejemplos cómo, las corrientes políticas, dogmas, etcétera.

Esto nos quita buena parte de nuestra individualidad al mantenerse muchas de estas ideas en nosotros sin que, nos atrevamos a cuestionarlas o tratar de entender otros puntos de vista.

Así mismo, ocurre de igual manera con las actitudes que denotamos, incluso como pensamos, afinándolos muchas veces en un pensamiento de grupo sin analizar las consecuencias que puede implicar para nosotros la aceptación de ideas de terceros solo como un mecanismo de confort y pertenencia social a un grupo.

Enseñar a nuestros hijos la importancia de ser objetivos, y de aprender a pensar por cuenta propia, ayudara a mantener viva la llama de su individualidad, de su seguridad en cuanto a objetivos, y será menos influenciable por comentarios subjetivos de terceros, que ya sea con buena o mala intención, hacen que muchos de nosotros perdamos entusiasmo respecto a una meta en mente.

Te puede gustar