3 purés con proteínas para niños

Francisco María García 30 mayo, 2018
Los purés con proteínas para niños constituyen un completo alimento para introducir al niño nuevos sabores, especialmente verduras. Con estas elaboraciones, el pequeño tomará todos los nutrientes que necesita sin apenas darse cuenta.

Los purés con proteínas para niños constituyen uno de los alimentos más completos para la salud y el óptimo crecimiento de los más pequeños de la casa. Asimismo, las cremas son el alimento ideal para introducir al niño nuevos sabores, especialmente verduras y proteínas, tan necesarias y recomendadas para que el pequeño se desarrolle de una forma sana.

El puré constituye uno de los primeros alimentos que prueban los bebés. La razón es muy sencilla, no hace falta masticar y estas elaboraciones pueden ser tan variadas y nutritivas como recetas y combinaciones hay al respecto.

El puré: un alimento delicioso y nutritivo

En nuestra cocina diaria, la crema de verduras es una de las formas de preparar los alimentos que más agrada tanto a grandes como a pequeños. Su textura y la posibilidad de mezclar o combinar varios sabores lo hacen ideal para incorporar ingredientes saludables a la dieta.

El puré está especialmente recomendado para aquellos niños que son problemáticos al momento de comer, especialmente cuando se trata de verduras.

Además, puede ser tan variado como la creatividad de la persona que lo prepare; lo ideal es que contenga verduras y proteínas para que sea realmente nutritivo.

Recetas de purés con proteínas para niños

1. Puré de pollo con verduras

Ingredientes

  • 1 puerro
  • 2 patatas
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1 pechuga de pollo
  • Pimienta blanca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Lavar, pelar y trocear todas las verduras y la pechuga de pollo.
  2. En una cacerola grande, agregar abundante agua, sal y un chorrito de aceite de oliva. Una vez que el agua esté hirviendo, incorporar todas las verduras y la pechuga de pollo hasta que estén cocidos, aproximadamente 30 minutos.
  3. Es importante recordar que la zanahoria es la que más tarda, por lo que se recomienda picarla en pedazos pequeños.
  4. Cuando todas las verduras estén blandas, se retira la cacerola del fuego.
  5. Colocar en una licuadora o trituradora las verduras, el pollo y un poco del caldo.
  6. Agregar sal y pimienta al gusto; licuar o triturar hasta que todos los ingredientes formen una pasta homogénea.
  7. Servir y disfrutar.
Las patatas en puré son ideales para crear recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses.

2. Puré de pescado blanco con verduras

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • Un puerro
  • 1 tomate
  • 2 patatas
  • 1 calabacín
  • Perejil
  • 200 gramos de pescado blanco, como por ejemplo la merluza
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Lavar, pelar y trocear todas las verduras. Es recomendable picarlas en trozos pequeños para que se cocinen mejor, especialmente la zanahoria.
  2. Desmenuzar el pescado y reservar.
  3. En una olla grande, agregar suficiente agua y un chorro de aceite de oliva. Esperar hasta que el agua esté hirviendo para incorporar las verduras previamente troceadas.
  4. Dejar la verdura cocinándose por alrededor de 30 minutos. Cuando comience a ablandarse, se debe incorporar el pescado desmenuzado.
  5. En el momento en que el pescado y las verduras estén cocidos, se retira la olla del fuego y se procede a licuar o triturar los ingredientes.
  6. Colocar en el vaso de una licuadora las verduras, el pescado y un poco del caldo. Este último paso dependerá del grado de espesor que se desea del puré.
  7. Finalmente, colocar el puré en otra olla limpia y, mientras se revuelve, agregarle sal al gusto y un poco de perejil.
  8. Servir.

“El puré está especialmente recomendado para aquellos niños que son problemáticos al momento de comer, especialmente cuando se trata de verduras”

3. Puré de carne con verduras

Ingredientes

  • 100 gramos de carne de ternera
  • 40 gramos de zanahoria
  • 50 gramos de patatas
  • 40 gramos de calabacín o judías verdes
  • 10 gramos de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
Los purés con proteínas para niños son opciones sumamente nutritivas para su alimentación.

Preparación

  1. Lavar, pelar y trocear todas las verduras y la carne de ternera.
  2. En una cacerola grande, agregar abundante agua. Cuando esté hirviendo, se deben incorporar todos los ingredientes, exceptuando el aceite de oliva.
  3. Dejar hervir durante aproximadamente media hora, o hasta que las verduras estén blandas.
  4. En un vaso de licuadora o trituradora, agregar todos los ingredientes, un poco del caldo, la sal y la pimienta al gusto. Licuar hasta que se forme una pasta o mezcla homogénea.
  5. Poner a punto de sal.
  6. Finalmente, servir en un plato y agregar un chorrito de aceite de oliva.

Estos tres purés con proteínas para niños no solo son deliciosos, sino también ideales para que los pequeños experimenten nuevos sabores mientras se alimentan de una forma sana. Con estas recetas, los más pequeños de la casa quedarán encantados y los padres también.

Te puede gustar