10 nombres bíblicos para niños y su significado

Fernando Clementin 18 abril, 2018
No te dejes llevar por los prejuicios sobre los nombres bíblicos para niños. Aunque se los catalogue como obsoletos o pasados de moda, son opciones muy bellas que, además, transportan mensajes profundos y significativos.

Muchos padres deciden optar por nombres para sus hijos que denoten un trasfondo, que tengan historia. En el caso de los nombres bíblicos para niños, esta cualidad sí que no puede discutirse. ¿Conoces los significados de este tipo de nombres?

En la Biblia aparece una enorme cantidad de personajes; se calcula que más de tres mil. Muchos de ellos, además, poseen nombres diferentes. Esto ha dado lugar a lo largo de la historia a que la gente los adopte para bautizar a sus hijos con nombres bíblicos para niños y niñas.

Como es de esperarse, cada uno de ellos tiene un profundo significado; este, asimismo, está profundamente ligado al idioma y la cultura del cual proviene.

En este artículo, te ofreceremos una lista con los nombres bíblicos para niños que aún se utilizan. También te contamos dónde tuvo su origen y que significa cada uno.

10 nombres bíblicos para niños

1.- Elías

Posee origen hebreo, idioma en el que se escribe Eliyyah. Es un nombre muy popular en la mayoría de los países de habla hispana. Quiere decir ‘instrumento de Dios’.

Sus características principales son la perseverancia y la concentración. Son personas que disfrutan de ser admiradas, a la vez que también se sienten cómodos cuando tienen sus asuntos planificados y las situaciones bajo control.

2.- Adán

Al tratarse del primer hombre en la Tierra junto a Eva, Adán es un nombre con mucho arraigo religioso y espiritual. Proviene del hebreo, y quiere decir ‘aquel que es hombre’.

Denota fuerza y espiritualidad; así como también remarca la magnificencia y la imperfección de la naturaleza humana, dada la tentación en la que los dos primeros habitantes del planeta sucumbieron.

Los Adán son seres emotivos, cuidadosos y muy sociables y abiertos. Sin embargo, a veces su inocencia les juega una mala pasada.

Los nombres bíblicos para niños transmiten diferentes cualidades.

3.- Zacarías

También es de origen hebreo. Quiere decir ‘aquel que es la memoria de Dios’ o ‘aquel que Dios recuerda’. Zacarías fue un sacerdote de Judea del siglo I a.C. Fue a él a quien se le apareció el arcángel Gabriel para anunciarle el nacimiento de su hijo. Como no creyó, Zacarías quedó mudo hasta el día en que nació su hijo, san Juan Bautista.

Las personas llamadas Zacarías suelen ser ingeniosas, prácticas y realistas. Además, son hogareños y se abren para comprender las situaciones emocionales de quienes los rodean.

4.- Tobías

Tobías es un nombre común en la actualidad. Significa ‘la bondad de Dios’. Su forma original, en hebreo, es Tobiyyahu. Quienes lo portan suelen buscar la independencia, aunque eso no quita que sean personas sociables y comunicativas.

“Cada uno de los nombres bíblicos tiene un profundo significado; este, asimismo, está profundamente ligado al idioma y la cultura del cual proviene”

5.- Lucas

Uno de los nombres bíblicos por excelencia. Su significado se remonta al término latín lucius, que significa ‘el iluminado’ o ‘aquel que resplandece’. Se trata de personas sumamente ocurrentes, con afán de superación constante y con mucha energía; tiene la capacidad de contagiar a los demás sus buenas vibras.

6.- Nicolás

Pocos saben que Nicolás también es un nombre bíblico. Su origen es griego y quiere decir ‘el que lleva a su pueblo a la victoria’.

Sus portadores son personas serviciales, poco egoístas y con gran capacidad de aprendizaje técnico. Son personas dispuestas a ofrecer todo por los demás, tanto en el plano amoroso como en la familia y el trabajo.

7.- Uriel

Históricamente, Uriel ha sido uno de los nombres bíblicos para niños utilizado para simbolizar la iluminación. De hecho, en hebreo se refiere específicamente a la luz de las estrellas.

Las personas que se llaman así suelen ser seguras, decididas a ir por las oportunidades. Esto puede volverlas un tanto exigentes y materialistas, pero conservarán la sutileza y delicadeza propia de ellos.

8.- Ismael

Un nombre clásico, pero que sigue siendo utilizado con mucha frecuencia hoy día. Ismael proviene del hebreo Yismael, que significa ‘Dios que escucha’.

Son hombres intuitivos, que gustan de escuchar a los demás y de ser comprensivos con ellos. Además, son abiertos, amigables, sociables, trabajadores y fieles.

9.- Ezequiel

Parece un nombre moderno, pero los orígenes de Ezequiel se remontan a las épocas bíblicas. Yehezqui-el, tal su versión original, suele ser sensato, maduro, con los pies en la tierra.

Muchos padres optan por nombres bíblicos para niños en vez de inclinarse a las modas.

Se trata de personas con vocación de protectores de sus seres queridos. A menudo, sacrifican momentos de ocio para dedicarse a sus pasiones y responsabilidades. Como se ve, tienen un gran sentido de lo que es la humildad y conoce sus limitaciones.

10.- Jesús

Por supuesto, Jesús no podía faltar en esta lista de nombres bíblicos para niños. Es el protagonista principal de la Biblia; su origen proviene del hebreo Yehosuá. Quiere decir ‘Dios el salvador’.

Los Jesús son seres con mucha sensibilidad, cooperativos y con mucha imaginación. Son personas especiales, que tienen mucho carisma aunque puedan mostrarse tímidos o duros. Familiarmente y en el amor, los caracteriza la templanza.

Los nombres bíblicos para niños son opciones fenomenales si buscas que tu pequeño lleve un trasfondo histórico detrás de su denominación. Por ser bíblicos no quiere decir que sean vetustos u obsoletos; algunos de ellos se usan mucho hoy en día, más allá de que su verdadero significado no sea conocido popularmente.

Te puede gustar