Trucos para recuperar la figura después del parto

Corina González · 19 julio, 2018
El cuerpo de la mujer cambia muchísimo durante la gestación. Sin embargo, con una buena alimentación y un plan de ejercicios adecuado, recuperar la figura es más fácil de lo que se piensa.

Es muy común que muchas mujeres quieran establecer de inmediato una rutina de ejercicios y un severo régimen de dietas para recuperar la figura después del parto. Esto no es una obligación y nadie nuca debería exigirlo. Debemos entender que la maternidad cambia el cuerpo de la mujer de una manera drástica y que su recuperación no es inmediata.

Si goza de buena salud, la madre no debe estar presionada por volver a tener la figura de antes. Esto debe ser una decisión personal para sentirse bien consigo misma y nada más que eso.

No a todas las mujeres les lucen mal unos kilos de más. Incluso muchas adoran sus estrías, ya que ellas simbolizan su maternidad. También están aquellas damas que se sienten bien solo teniendo un vientre plano, piernas tonificadas y una figura de ensueño.

Siempre es buen momento para aumentar la autoestima y buscar aquellas alternativas que se adapten mejor a la situación y, en especial, a los cuidados extra que debemos tener tras haber traído a este mundo a una criatura.

Recuperar la figura después del parto puede lograrse con un buen plan alimenticio y una rutina de ejercicios diaria. No es una tarea imposible de lograr, solo necesitas perseverancia y convicción.

Debemos tener presente que los cambios no se verán de la noche a la mañana; es un largo proceso y lleva su tiempo conseguir buenos resultados.

Antes de comenzar con la misión de recuperar la figura después del parto, es muy importante realizar una visita al especialista para que monitoree el proceso. Él será el indicado para diseñar junto a ti el plan a ejecutar y te instruirá sobre las cantidades necesarias de alimentos, el horario y los tipos de ejercicios que se realizarán.

Consejos para recuperar la figura después del parto

Algunos médicos especialistas recomiendan comenzar a recuperar la figura después de los 4 meses de haber dado a luz. En ese período de tiempo, los órganos regresan a su lugar, las hormonas están un poco más estabilizadas y el metabolismo comienza a acelerarse.

La faja postparto puede ayudar a recuperar la figura tras el parto.

Entonces, ya la madre estará adaptada a la rutina del bebé. De esta manera, se podrá organizar y comenzar con una rutina de ejercicios y prácticas como la que les mencionamos a continuación:

Cero pensamientos negativos

Es necesario asumir este reto con pensamientos positivos, dándose ánimos y apoyándose en sus seres queridos. La negatividad influye en el fracaso de las metas propuestas. La mente siempre domina al cuerpo, así que, todo reto se debe asumir con la mejor actitud.

Tener un embarazo activo

Durante los nueve meses, es recomendable mantenerse en movimiento constante. Esto incluye caminar, hacer yoga, ejercicios aeróbicos y levantar pesas de poco peso. Así, luego de dar a luz, el cuerpo ya estará acostumbrado a una rutina y retomarla será más sencillo.

Lactancia

Darle de comer al bebé hace que la madre gaste muchas calorías y esto determina la pérdida de peso. Gran parte de la leche acumulada saldrá de manera natural; gracias a ello, en unas semanas se habrán eliminado algunos kilos.

Ejercicios

El ejercicio, aparte de ser muy saludable, evita que se formen coágulos por la inactividad. Debemos tener en cuenta que, si es parto fue vaginal, estos deben realizarse a partir de los dos días de haber dado a luz.

Claro está, se deben practicar ejercicios sencillos como agitar los pies, flexionar los tobillos, girar el cuerpo de un lado a otro y empujar objetos no tan pesados con los pies.

Por su parte, los abdominales se podrán realizar después de las 4 semanas. Estos ayudarán a contraer el útero, por lo que este volverá a su tamaño normal. A partir de allí, se puede intensificar la rutina de ejercicios, siempre y cuando el cuerpo lo resista y no implique un descuido hacia las necesidades del bebé.

“Recuperar la figura después del parto puede lograrse con un buen plan alimenticio y una rutina de ejercicios diaria”

Buena alimentación

Es necesario comenzar una dieta balanceada que incluya verduras, frutas, cereales, minerales, vitaminas y alimentos de pocas calorías. Todo esto ayudará a que el cuerpo recobre las energías necesarias para equilibrarse con el ejercicio; además, mejorarán la piel, las estrías y aumentarán las defensas.

Se deben evitar las grasas saturadas y los alimentos altos en azúcar. Es recomendable, asimismo, cocinar a la plancha las carnes, las verduras al vapor y evitar las frituras.

Fajas posparto

Las fajas son una buena opción para ayudarse a recuperar la figura después del parto. Solo se debe saber cuándo y cómo utilizarlas.

Si el parto fue por cesárea, se puede utilizar la faja después de las 8 semanas. Están ayudarán a fijar la piel mientras se adelgaza mediante dietas y ejercicios.

Dormir boca abajo

Tan rápido como se pueda, adoptar esta posición para dormir ayudará a que el vientre poco a poco se aplane. También relajara la espalda y las piernas, lo que ayuda con la postura y brinda una sensación de máxima relajación.

Beber agua

El cuerpo necesita recuperar la estabilidad. La hidratación es muy importante para eso; recuerda que somos 70% de agua.

El agua contribuye a la eliminación de toxinas y acelera el metabolismo. Por lo tanto, se queman rápidamente las grasas acumuladas en el cuerpo.

Aunque muchas mujeres no lo consideren, la lactancia es una gran manera de recuperar la figura después del parto.

Paciencia y constancia

Es un camino largo por recorrer. Los abdominales son los que más exigen y tardan en dar resultados. Hay que mantener los ánimos arriba, ser constantes y llenarse de paciencia; los objetivos se conseguirán pronto.

Si te desesperas por recuperar tu figura y en ello tardas más de lo esperado, seguramente entrarás en un cuadro depresivo posparto por esta causa.

Dale a tu cuerpo el tiempo que necesita, ámate tal como eres y fíjate metas alcanzables en lapsos de tiempos razonables; con esto, seguramente tendrás éxito en cada etapa cumplida, con lo que te motivarás hasta lograr el objetivo que te has propuesto.