Ejercicios hipopresivos: Ponte en forma durante el posparto

Gladys · 30 noviembre, 2016

Recuperar la figura es una de las preocupaciones más comunes entre las mujeres que acaban de tener a sus bebés, sin embargo, los médicos siempre han recomendado esperar un tiempo prudencial para empezar una rutina de ejercicios. Por fortuna, esto no es necesario con los ejercicios hipopresivos.

Esta técnica novedosa se centra en la tonificación del cuerpo, especialmente de la faja abdominal, a través de una serie de ejercicios posturales, movimientos secuenciales y rítmicos y respiraciones profundas que se ejecutan de manera organizada.

Los ejercicios hipopresivos ayudan a tonificar, principalmente, el abdomen

El creador de esta ingeniosa metodología fue Marcel Caufriez, Doctor en Ciencias de la Motricidad y especialista en el área de la rehabilitación. Gracias al trabajo que realizaba en urología y ginecología, se dio cuenta de que los abdominales que todos conocemos eran perjudiciales para el suelo pélvico en el posparto.

Caufriez llegó a la conclusión de que el esfuerzo que se realizaba en cada abdominal podía acentuar la aparición de prolapsos, diástasis, incontinencia urinaria, etc. A partir de este hallazgo, se dedicó a profundizar su método, para aplicarlo al ámbito deportivo, la prevención y la salud en general.

¿Cuándo puedo comenzar con los ejercicios hipopresivos?

hipopresivos-2

Cuando ya tengas a tu pequeñín en brazos, es fundamental que descanses un poco y te concentres en atender a tu angelito… Recuerda que pasaron nueve meses maravillosos en los que tu cuerpo estaba concentrado en darle todo lo que necesitaba tu chiquitín, para que naciera sano y fuerte. Así que… ¡vamos con calma!

Es importante que tengas en cuenta que tu cuerpo cambió por una razón importante y valió la pena todo ese esfuerzo. Por eso, no te sientas mal si ganaste unos kilos o tu abdomen está un poco flácido. Afortunadamente, esos detalles tienen solución e, incluso, podrás sentirte mejor que antes.

Empieza tus ejercicios cuando te sientas preparada físicamente

Ahora bien, ¿cuáles son los desafíos que debemos enfrentar luego del embarazo? A nivel físico, los retos más complejos son fortalecer el suelo pélvico, recuperar la postura y tonificar la zona abdominal. De acuerdo con la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF), para superar cada uno de estos puntos, no hay nada mejor que los ejercicios hipopresivos.

El entrenamiento puede comenzar luego de las primeras 48 horas de haber tenido al bebé, por supuesto, con la ayuda de un profesional para evitar lesiones. La práctica va orientada a lograr una buena postura al amamantar; hacer ejercicios de Kegel, para fortalecer el suelo pélvico; movimientos para estimular la circulación; control de problemas derivados de la episiotomía, entre otros.

Posteriormente, a partir de la sexta semana, es fundamental realizar una evaluación para conocer el estado de la musculatura del abdomen y descartar la presencia de la diástasis o separación de los músculos anteriores. Luego de esto, es posible iniciar la gimnasia posparto.

Beneficios estéticos

hipopresivos-3

Los ejercicios hipopresivos son perfectos para las nuevas mamás que queremos regresar a nuestra vida cotidiana con más fuerza, porque tenemos la inspiración perfecta para seguir adelante en nuestro regazo.

A continuación, te presentamos una lista de aspectos positivos que aporta esta dinámica:

  • Disminución del dolor de espalda: este malestar suele acentuar la curvatura lumbar y, adicionalmente, el cambio en la pelvis y el aumento de peso suelen originar lumbagias.
  • Recuperación postural: mantener una buena postura se asocia a una increíble mejora de la calidad de vida, porque lograrás evitar un déficit en la musculatura de la espalda.
  • Reducción de la diástasis de rectos: este problema se asocia con disfunciones del suelo pélvico como incontinencia fecal, incontinencia urinaria de esfuerzo y prolapsos.
  • Mejorar la vida sexual: al tener mayor tonicidad del suelo pélvico, aumenta la sensibilidad en los órganos sexuales.
  • Recolocación visceral: la aspiración diafragmática que se logra con una buena respiración generan un efecto de succión que ayuda a que los órganos no vayan hacia al exterior y regresen a su posición inicial.

En caso de que no hayas tenido parto natural y pasaste por una cesárea, te aconsejamos a que esperes que tu herida sane bien y no tengas dolor para consultarle a tu médico si estás preparada. Al empezar con tu rutina de ejercicios, verás los resultados muy pronto.

Cuando descubras la magia de ser mamá, te darás cuenta de que ahora eres más bella que nunca, gracias a tu bebé. Por lo tanto, si te animas a hacer un poco de ejercicios hipopresivos, hazlos con la seguridad de que tu vida ahora es maravillosa y solo necesitas sentirte mejor.