Soy una mamá sexy. Tips de belleza posparto

Agetna 27 agosto, 2016

Cada día las madres sexys se encuentran más en vanguardia. Por todos lados, para bienestar emocional de las féminas, vemos a las puérperas preocupándose por recuperar su imagen. Y no es que durante el embarazo ellas perdieran su belleza, todo lo contrario, solo que cada etapa tiene un look particular y la belleza de una embarazada no es la misma que la de una mujer que ya ha dado a luz.


Para que vivas el postparto luciendo tan resplandeciente como siempre has sido, en el presente post te ofrecemos algunos tips que mucho pueden ayudarte.

Tips de belleza para sentirte sexy

Protege tus pechos

Mamá, la falta de colágeno y elastina que origina la edad (envejecimiento natural del cuerpo) y las dietas relámpago que a veces hiciste para reducir en poco tiempo esos kilitos que te sobraban, quieras o no, hicieron y hacen mella en tus pechos. Por si fuera poco ahora te encuentras dando el pecho y así estarás durante los próximos meses porque, sí o sí, tu niño lo necesita.

adelgazarembarazo-p

Cuando te paras desnuda frente al espejo, después de lactar a tu pequeño, notas que tus senos comienzan a verse fláccidos. Aunque la mayor preocupación está centrada en que pronto se vuelvan a llenar para tener suficiente leche cuando necesites alimentar a tu hijo, tampoco puedes pasar eso por alto y buscas maneras de proteger tu busto sin afectar en ninguna medida tu etapa de lactancia. Para tu bienestar, nosotras te traemos algunos consejos:

  • Mantén una posición erguida lo mismo al caminar que cuando estás sentada. Echa los pechos hacia fuera y ten la espalda recta, esto también te ayudará a mitigar los frecuentes dolores de espalda que tanto te aquejan. Cuando estás siempre inclinada hacia adelante los pechos tienden a caer y poco a poco la gravedad, y su peso que ahora es mayor, van ejerciendo su efecto en ellos
  • Hidrata la piel de tus senos. Bebe abundante agua a lo largo del día, eso también te servirá para producir más leche. Ingiere jugos naturales y frutas sobre todo las tropicales que tienen gran cantidad de agua (naranjas, mandarinas, melones, piña…). Así mismo, cuando te duches verifica que el agua no esté muy caliente, opta mejor por una temperatura templada o fría
  • No olvides usar sujetador de manera regular. El sujetador mantiene firme tu busto y evita que se debilite y se vea caído.
_ojeras-posparto

Combate la celulitis

Aunque nunca hayas padecido de celulitis, luego de pasar por un embarazo puede que te hayas descubierto la piel de naranja en muslos, vientre, y glúteos (lugares más comunes en donde aparece) y desees cuanto antes librarte de ella.

Como en la etapa en la que te encuentras no es recomendable que practiques ejercicios físicos, ni aunque pudieras, tienes tiempo de ir a un gimnasio, en Eres Mamá te traemos unos consejos para reducirla:

  • Come de forma saludable incluyendo gran cantidad de frutas y verduras, sobre todo de hojas verdes, a tu menú
  • No olvides nutrirte cada día incluyendo en tu plato todos los grupos de alimentos
  • No comas con prisa y menos optes por las comidas chatarra porque sencillamente ya vienen elaboradas y no te roban tiempo
  • Bebe abundante agua
  • Evita acostarte inmediatamente después de cenar.

Rejuvenece tu cutis

Las madres, y sobre todo las madres de recién nacidos, se agotan sobre manera. El día se les une con la noche, la noche con el día y nunca llega el momento de descansar. Quienes pasan por la laboriosa faena de criar a un hijo saben que el agotamiento, más temprano que tarde, hace mella en su rostro y una mañana, cuando al fin tienen tiempo de verse al espejo, notan que su cutis ya no es el mismo.

Para revitalizar la piel de tu cutis y verte esplendorosa ahora que las 24 horas del día te son pocas y no puedes darte el lujo de llegarte a un centro de belleza, te ofrecemos estos dos tips:

  • Lava tu rostro con agua fría varias veces al día y no te lo seques. Deja que el agua penetre en tu piel para que la hidrate por fuera. El agua sirve también para refrescar tus párpados y amortiguar el enrojecimiento y las inflamaciones luego de una mala noche
  • Introduce una bolsita de infusión de manzanilla en agua fría como si fueras a hacerte un té frío. Empapa una toalla con ella y aprovecha cuando tu hijo se duerma para recostarte y ponértela en el rostro. Verás cuanto te refresca la piel a la vez que te relaja. Tu apariencia física será otra cuando te la retires. Prueba y verás.
Te puede gustar