Trucos para calmar los cólicos del recién nacido

Naí Botello 31 agosto, 2018
El llanto prolongado y los gritos agudos de tu bebé sin duda pueden hacerte sentir un gran pesar si no logras calmarlo. Por eso, queremos darte algunas ideas sobre cómo aliviar los terribles cólicos.

Los cólicos del recién nacido y los malestares estomacales suelen ser una de las principales preocupaciones de los padres. Resulta fundamental poder reconocer sus síntomas y actuar en consecuencia para lograr aliviar el padecimiento del pequeño.

Durante sus primeros tres meses de vida, el bebé está expuesto con frecuencia a sufrir de estos problemas gastrointestinales. Pese a esto, aún no queda exactamente claro a la comunidad científica las causas de esta condición.

Para ayudarte a identificar los síntomas de los cólicos del recién nacido y poderte dar trucos para que calmes su malestar, te presentaremos a continuación una aproximación a este tema.

¿Qué se entiende por cólico?

Los especialistas en medicina pediátrica se refieren a los cólicos como un llanto prolongado en los bebés menores a los tres meses de edad, al que no se puede adjudicar una causa en especial. En principio, se vincula a una posible inmadurez del sistema digestivo que le puede causar al pequeño dolores de estómago. Incluso en otra de las hipótesis se habla de alergias o intolerancias alimentarias.

Se pude decir que es tan incierto el tema de los cólicos que tan solo en un 5% de los casos los investigadores han podido afirmar que hay una causa orgánica. A pesar de la incertidumbre, estas son las causas probables del malestar:

  • Gases estomacales.
  • Intolerancias a las proteínas de la leche.
  • Motivos psicológicos, como la transferencia de la ansiedad de los padres a los hijos o el carácter del pequeño.

Síntomas visibles en el recién nacido

Los síntomas gastrointestinales que se vinculan a los cólicos son:

  • Largos episodios de fuerte llanto que suelen iniciar al final del día y producirse al menos tres veces por semana.
  • Los bebés suelen tomar una postura peculiar con su cuerpo: cierran los puños con firmeza, su cara se enrojece, su abdomen se siente endurecido y flexiona sus piernas en dirección a su torso.
Los cólicos del recién nacido no siempre tienen una causa determinada.

Trucos para calmar los cólicos del recién nacido

Los consejos que te daremos a continuación están dirigidos a aliviar posibles cólicos en los niños que estén vinculados a problemas gastrointestinales o intolerancias, pero de ninguna manera pueden sustituir el diagnóstico del especialista.

Por tal razón, es recomendable que consultes con el médico tratante de tu hijo cuáles son los motivos reales de su llanto y si responde a una patología particular.

Sobre la lactancia materna

Si le das pecho al bebé, es aconsejable que evites alimentos como el brócoli, el coliflor, la col de Bruselas o el repollo, ya que se asocian a inflamaciones estomacales que causan flatulencias. Del mismo modo, reduce el uso de condimentos y especias.

“Los cólicos se vinculan a una posible inmadurez del sistema digestivo que le puede causar al pequeño dolores de estómago”

En cambio, si le das a tu bebé el biberón, ten presente que debes seguir la recomendación exacta de tu pediatra en cuanto a las cantidades de leche en polvo y agua que se ajusten a la edad y las necesidades del pequeño. También es recomendable que no cambies de marca de leche sin consultar previamente con el doctor.

Si quieres reforzar estas acciones, puedes buscar en el mercado marcas de biberones que sean antireflujo y que combatan la llamada aerofagia. Como ves, todo recurso es válido para procurar el bienestar del pequeño.

Acciones complementarias

Las acciones complementarias que puedes tomar para ayudar a combatir o aliviar el malestar de cólicos en los recién nacidos incluye:

  • Sacar siempre los gases del bebé después de que coma; aseguráte de que eructe la cantidad de veces necesarias.
  • Da un suave masaje en su abdomen siguiendo la dirección de las agujas del reloj. Puedes utilizar aceite de bebé, y si frotas antes tus manos para calentarlas, le proporcionarás una sensación calmante y placentera.
Los cólicos del recién nacido se pueden aliviar con algunos masajes.

  • Prueba también dándole un baño de agua tibia; esto puede ayudar al bebé a sentirse cómodo. A su vez, el estar sumergido en la bañera puede hacer el efecto de baño de asiento, que se estima que reduce los cólicos en niños y adultos.
  • Ubica a tu bebé en una posición vertical con la ayuda de alguna silla especial para niños o sosteniéndolo en tus brazos. Esta postura favorece la expulsión de gases y reduce la acidez.

Para finalizar, queremos advertirte sobre los peligros de usar remedios farmacológicos; además de que no está comprobada su eficacia, pueden desencadenar problemas de salud serios en el pequeño. Por eso, es mejor que siempre consultes con su médico antes de recurrir a cualquier medicación.

Te puede gustar