El trastorno obsesivo compulsivo posparto

A continuación de qué se trata el trastorno obsesivo compulsivo posparto y cómo puede superarse.

El trastorno obsesivo compulsivo posparto (TOCP), tal y como su nombre lo indica, se trata de un conjunto de pensamientos y conductas que se presentan en la mujer una vez ocurrido el alumbramiento.

Como en cualquier otro TOC (Trastorno obsesivo compulsivo) la vida de la mujer se ve afectada a diario, en múltiples ámbitos.

Causas

No existe consenso respecto a las causas que originan el TOCP (Trastorno obsesivo compulsivo posparto), sin embargo, algunos especialistas piensan que las variaciones hormonales y físicas que tienen lugar luego del parto podrían estar favoreciendo el surgimiento del mismo.

Las mujeres con TOCP adquieren comportamientos repetitivos (compulsivos) a partir de pensamientos irracionales que le causan un gran malestar (obsesiones).

Al igual que muchas otras afecciones, se considera que las causas del TOCP pueden ser un conjunto de factores ambientales, genéticos y biológicos. Por otra parte, se sospecha que hay ciertos factores que predisponen a las personas a desarrollar el trastorno obsesivo compulsivo posparto.

El trastorno obsesivo compulsivo posparto.

Factores de riesgo

  1. Antecedentes familiares de TOC.
  2. Trastornos del estado de ánimo: estrés, ansiedad, depresión, etcétera.
  3. Eventos traumáticos o altamente estresantes.
  4. Dificultades en el momento del parto y falta de desahogo posparto.

Incidencia del TOCP

Se estima que alrededor de un 3% de madres primerizas desarrollan el trastorno obsesivo compulsivo posparto. Por otra parte, las que anteriormente hayan sido diagnosticadas con ansiedad o depresión también son propensas a desarrollarlo.

Por lo general, las mujeres que experimentan el TOCP suelen confundirlo con la depresión posparto. Razón por la cual muchas veces se ignora el trastorno y, por consiguiente, no es posible cuantificar con exactitud la frecuencia de la presencia del mismo.

Cabe destacar que no todos los casos de TOCP son iguales. En algunas mujeres puede presentarse de forma leve y, en otras, puede manifestarse de manera mucho más extrema.

Prevención

Todavía no se conoce la forma de prevenir el trastorno obsesivo compulsivo posparto, pero, sin duda, un estilo de vida saludable y  un buen cuidado personal (sobre todo, mental) favorecerán significativamente a la mujer.

Una vez se haya obtenido el diagnóstico de TOCP de un profesional, es importante llevar a cabo sus indicaciones. De esta manera, el tratamiento podrá tener resultados satisfactorios y, lograr una mejoría pronta.

Signos del trastorno obsesivo compulsivo posparto

Se llevan al extremo todas las preocupaciones que implican el cuidado del bebé. Por ende, se desarrollan comportamientos exagerados de sobreproteción, exceso de limpieza, entre otros.

  • Insomnio.
  • Falta de descanso (por estar cuidando del bebé).
  • Sobreprotección desmedida. Por ejemplo, la mujer puede llevar al bebé en brazos constantemente por temor a que pueda pasarle cualquier cosa.
  • Rituales y comportamientos repetitivos, como por ejemplo: revisar el contenido de su cartera a cada momento, esterilizar más veces de lo necesario el biberón, hacer la limpieza del mismo lugar o de los mismos objetos, varias veces.
  • Acumular cosas. Esto le da a la madre la sensación de tranquilidad al saber de qué no perderá sus objetos o que siempre tendrá lo que necesita.
  • Perfeccionismo. Angustia constante debido al pensamiento de que si no se hace todo a la perfección, se puede lastimar al bebé.
  • Conductas de evitación (para evitar dañar al bebé): no se toman cuchillos ni objetos filosos, se dejan de utilizar productos por temor a los tóxicos, etcétera.

La presencia de estos signos puede provocar el declive de la calidad de vida de la mujer. Su rutina se ve desmejorada por las acciones que lleva a cabo para contrarrestarlo y sus relaciones interpersonales se ven seriamente afectadas.

El trastorno obsesivo compulsivo posparto.

El tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo posparto

El apoyo de los seres queridos es clave a la hora de buscar soluciones. Asimismo resulta muy beneficioso que la mujer pueda delegar en alguien algunas responsabilidades para que pueda distraerse y romper la rutina. Esto puede ir desde pequeñas acciones.

Por ejemplo, si se cuenta con la ayuda de la abuela del bebé, la mujer puede dormir una siesta tranquilamente porque habrá alguien responsable y capaz de cuidar del bebe.

Por supuesto, no es fácil que la mujer con TOCP se desprenda del bebé, por lo que hay que ser pacientes pero firmes. Solo así se le conseguirá ayudar.

La ayuda regular de un profesional de la psicología podrá ayudar a superar el TOCP, progresivamente. Por ello, una vez que se inicia la terapia, es importante ser constantes y coherentes a la hora de aplicar las recomendaciones y pautas.

Categorías: Posparto Etiquetas:
Te puede gustar