¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?

Algunas especias culinarias están prohibidas durante el embarazo, ya que podrían generan problemas en el desarrollo del feto. Te contamos si la cúrcuma está entre ellas.
¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 26 octubre, 2022

La cúrcuma es una de las mejores especias culinarias. Esta se destaca por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, por lo que puede ser utilizada para mejorar el estado de salud y para prevenir el desarrollo de patologías complejas. Ahora bien, ¿Es posible tomar cúrcuma en el embarazo? Enseguida te lo resolvemos.

Antes de comenzar, has de tener en cuenta que durante el período de gestación es fundamental cuidar la dieta. Existen ciertos alimentos, condimentos o hierbas que se restringen durante esta etapa, ya que podrían causar efectos nocivos al feto. Es importante conocerlos para evitar cometer errores en este punto.

Los efectos de la cúrcuma en el embarazo

Lo primero que hay que destacar es que la cúrcuma sí se puede consumir durante el embarazo. Es más, esta especia cuenta con una serie de beneficios para las mujeres en estado de gestación. Entre ellos, podemos destacar los siguientes:

  • Facilita la digestión.
  • Alivia los cólicos.
  • Genera un efecto antioxidante que protege frente a la génesis de los radicales libres.
  • Mejora la tasa de renovación de las células de la piel.
  • Contribuye a aliviar los síntomas de la artritis o de los reumas.

Además, hay que destacar que la cúrcuma concentra una dosis significativa de vitamina C en su interior. Por este motivo, es capaz de ayudar a reducir la incidencia de muchas patologías respiratorias, sobre todo las de tipo infeccioso. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nutrients , dicho micronutriente es clave para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmune.

La cúrcuma se puede diluir en agua, leche o zumo, entre otros, o añadir en las comidas. Se trata de una especia que aporta grandes beneficios tanto a la madre como al bebé.

La cúrcuma para prevenir dolores estomacales durante el embarazo

Según se desarrolla el feto, se vuelven más regulares las molestias de tipo estomacal. Esto se debe a que el bebé produce una ligera presión sobre algunos órganos del cuerpo, lo que puede generar situaciones de reflujo o de acidez. Sin embargo, estas se pueden combatir por medio de la dieta.

Uno de los mejores condimentos para mitigar los problemas digestivos es la cúrcuma. Esto tiene que ver con su elevado poder antiinflamatorio, lo que reduce la presión interna y disminuye la incidencia del reflujo. Su inclusión en la dieta de las mujeres embarazadas podría generar varios beneficios al respecto.

La mayor parte de estos efectos positivos de la cúrcuma se deben a la presencia de un fitonutriente: la curcumina. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition . Este elemento se ha llegado a asociar con una disminución de la incidencia de algunos tipos de cáncer.

La cúrcuma y sus efectos sobre el desarrollo del bebé

Hay que destacar que los procesos inflamatorios continuados en el organismo de la madre pueden influir sobre el correcto desarrollo del bebé. Es más probable que en este contexto el feto desarrolle autismo, hiperactividad u otros desórdenes de tipo neurológico. Por este motivo, la cúrcuma podría resultar muy beneficiosa también para prevenir problemas de salud. Al ayudar a nivelar la inflamación sistémica, esta especia podría contribuir a asegurar una correcta gestación y a favorecer la buena función del pequeño a nivel neurológico tras el parto.

La cúrcuma se puede incluir en la dieta de la embarazada sin inconvenientes, aunque hay alguna excepción. En caso de haberse presentado una reacción alérgica por su consumo previo a la gestación, entonces lo mejor será restringirla.

Contraindicaciones de la cúrcuma en el embarazo

La cúrcuma es una especia culinaria muy segura. Solamente ha de ser restringida durante el embarazo en aquellas mujeres que hayan presentado reacciones alérgicas a la misma de forma previa. La mayor parte de ellas suelen cursar con erupciones a nivel cutáneo o con dolores de cabeza tras el consumo del condimento.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que una cantidad excesiva de cúrcuma podría generar un cierto malestar digestivo por irritación. Esto se debe a que estimula la producción de ácidos gástricos, lo que genera inconvenientes en algunas personas. Asimismo, las embarazadas que presenten problemas de coagulación o hepáticos también han de evitar su ingesta.

La cúrcuma, un condimento beneficioso durante el embarazo

Como has podido comprobar, la cúrcuma es una especia culinaria capaz de aportar varios beneficios durante el embarazo, tanto para la madre como para el feto. En la mayoría de los casos se puede incluir en la dieta sin ningún problema y es recomendable su presencia regular en la misma.

Ahora bien, es importante garantizar que la pauta de alimentación sea equilibrada y variada para poder experimentar todos los efectos positivos que hemos comentado. También, será preciso mantener un cierto grado de actividad física para asegurar que el feto se desarrolle de forma óptima.

Te podría interesar...
Remedios naturales para la salida de los dientes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Remedios naturales para la salida de los dientes

Los remedios naturales para la salida de los dientes pueden aliviar las molestias de la dentición. Entérate como calmar a tu bebé.