Hiperactividad en niños pequeños

Mervis Romero 10 julio, 2018
La hiperactividad en niños pequeños es cada vez más común, así que es importante conocer bien del tema, qué lo causa y cuál es el tratamiento. Así, tanto padres, familiares y maestros pueden ayudar al niño de la mejor manera, que es con paciencia y buscando estrategias para enseñarles a autocontrolarse.

Es normal que a los niños les cueste estar tranquilos en algunas ocasiones y que deseen gastar todas sus energías. Sin embargo, incluso para ellos existe un límite; cuando esta energía parece nunca acabarse, puede que estén sufriendo de TDAH, por sus siglas trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Aun así, la hiperactividad en niños pequeños puede detectarse y tratarse. Por lo tanto, si eres padre y te preocupa que tus hijos sufran de este trastorno, es conveniente conocer un poco sobre el tema y saber cómo ayudarlos.

¿Qué es la hiperactividad y qué la causa?

La hiperactividad en niños pequeños no es algo normal. Se trata de un trastorno diagnosticado por los médicos, en el que a los pequeños les cuesta tener autocontrol y prestar atención o mantener la concentración, por lo que se vuelven muy intranquilos.

Cuidado: no confundas la intranquilidad con la hiperactividad. Puedes distinguir la hiperactividad a partir de sus síntomas:

  • Son niños desordenados y nunca encuentran sus cosas.
  • Les resulta un total problema escuchar a los demás y prestarles atención.
  • Realizan todas sus tareas apurados, lo que los lleva a cometer muchos errores.
  • Suelen gritar e interrumpir mucho cuando otros están conversando o cuando la maestra habla.
  • Son impacientes y, cuando les corresponde esperar su turno, se frustran y se sienten ansiosos. También se aburren con facilidad.
  • Se mueven de aquí para allá sin parar y tropiezan con todo a su alrededor. Incluso en momentos de tranquilidad, como cuando están comiendo, no paran de moverse.
  • Aunque saben lo que es malo, buscan hacerlo, pues sienten que solo así calmarán su aburrimiento.
La hiperactividad en niños pequeños puede deberse a varios factores; uno de ellos es el TDAH.

Causas de la hiperactividad en niños pequeños

La hiperactividad en niños pequeños puede deberse a varios factores. Uno de ellos es el TDAH; a causa de este trastorno, el cerebro tarda en procesar la información. Entonces, cuando ha comenzado, ya no puede parar; es por eso que estos niños están en constante movimiento.

Otra razón por la que los infantes pueden mostrarse excesivamente intranquilos puede ser algún trastorno de ansiedad. La consecuencia de esto es que les impedirían concentrarse.

Además, existen otros padecimientos que hacen que los niños se vuelvan terriblemente inquietos y que les cueste enfocarse. Por ejemplo, los problemas de audición y la pérdida del equilibrio por trastornos en el oído. También el hipertiroidismo (aunque es muy raro de ver en niños) y los problemas en el proceso sensorial.

“La hiperactividad en niños pequeños es un trastorno diagnosticado por los médicos en el que a los pequeños les cuesta tener autocontrol”

Detección de hiperactividad en niños pequeños

Para detectar la hiperactividad en niños pequeños, es necesario llevarlos al doctor. Aunque es cierto que no hay exámenes de laboratorio ni rayos X que detecten el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, sí hay síntomas que los médicos pueden percibir por medio de preguntas a los niños y de lo que digan los padres respecto a su conducta.

Luego del análisis, el médico podrá realizar el diagnóstico; es ahí cuando podrá decir si se trata de TDAH o de algún otro problema de aprendizaje o de salud.

¿Cómo tratarla?

Si tu hijo es hiperactivo, es importante que estés pendiente de él. Analiza qué cosas podrían estar causando su intranquilidad y crea estrategias que te ayuden a calmarlo. Por ejemplo, podrías premiarlo o hacer que vaya ganando puntos por cada vez que se mantiene calmado.

En el caso de que ya lo hayas llevado al médico, este seguramente le habrá recetado medicinas que le ayudarán a mejorar su capacidad cerebral. De esta manera logrará calmarse, concentrarse y será mucho más paciente.

Incluso puedes considerar llevarlo a hacer terapia. Gracias a la ayuda de un terapeuta, tu hijo canalizará su energía, controlará sus emociones y sentimientos; además, adquirirá autodominio, que también le enseñará a ver en qué es realmente bueno y en qué no.

En este sentido, hay algo más que tú mismo puedes hacer por tu hijo, y es explicarle detenidamente una sola cosa a la vez para que a él no se le olvide lo que le dijiste. Asimismo, por supuesto, debes apoyarlo y darle mucho amor.

Para detectar la hiperactividad en niños pequeños, es necesario llevarlos al doctor.

¿Qué pueden hacer los maestros?

En la escuela, los maestros también pueden ayudar. Por tanto, no olvides mencionarles que tu hijo es hiperactivo para que ellos estén al tanto. Esto es lo que pueden hacer:

  • Pueden asignarle las tareas por partes, de manera que no pierdan la concentración.
  • Enseñarles y ayudarlos a organizarse.
  • Procurar que los niños se sienten lejos de ventanas o puertas que puedan distraerlos fácilmente. Si es posible, que usen los asientos de adelante.
  • Permitir que, durante la clase, los niños tengan un momento en el que puedan levantarse y estirarse.

La hiperactividad en los niños puede ser un gran problema para los padres. No obstante, si atiendes a tu hijo con amor y sigues todas estas sugerencias y las recomendaciones de los profesionales, podrán ser felices como familia.

Te puede gustar