Accidentes infantiles en el hogar

Fernando Clementin · 6 mayo, 2018
Para cuidar a los niños, definitivamente hay que tener mil ojos. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para saber a qué prestarle atención para evitar accidentes en casa.

Nadie está exento de tener alguna distracción y tener un percance que pueda lastimarlo, incluso estando en el propio hogar. En esta afirmación, perfectamente podríamos incluir a los niños. Los accidentes infantiles en el hogar no son nada de otro mundo; te contaremos cómo puedes prevenirlos.

Los niños son tan propensos a sufrir accidentes hogareños como los mayores, quienes generalmente son los encargados de manipular elementos riesgosos como cubiertos o la estufa.

A tal punto esto es así, que hace poco se publicó un informe de un ente oficial argentino que indicaba que en ese país, los accidentes en casa eran el segundo causante de muertes infantiles. Los ahogamientos, las quemaduras y las caídas encabezaron los desencadenantes de esta lista.

Sin embargo, no es necesario irnos a tal extremo para entender que se trata de un peligro siempre latente; incluso muchos los catalogan ya como ‘epidemias‘. Por eso, es importante estar al tanto de las precauciones necesarias para prevenir los accidentes infantiles en el hogar.

Accidentes infantiles en el hogar: causas más frecuentes

Los accidentes hogareños que suelen causar mayor cantidad de lesiones en niños son los siguientes:

1. Caídas

Quién no ha sufrido algún golpe de pequeño. Es un hecho casi inevitable, dado que en los primeros años de la infancia recién comenzamos a andar y estamos aprendiendo a controlar nuestro cuerpo.

Las contusiones, los cortes y hasta las fracturas por caídas en casa están a la orden del día. Si bien casi no hay forma de evitarlas, es recomendable acompañar al niño, sobre todo cuando juega en el patio, en terrenos irregulares o cuando aprende a andar en bicicleta.

Muchos accidentes infantiles en el hogar son causados por caídas.

2. Quemaduras

Este tipo de accidentes infantiles en el hogar puede causar graves consecuencias. Muchas quemaduras surgen por intromisiones de los pequeños cuando uno de los padres está cocinando.

Por lo tanto, lo más recomendable es alejarlos de este espacio en ese periodo; si esto no es posible, hay que mantenerlos vigilados todo el tiempo.

Además, en caso de contar con estufas en la casa, es importante mantener a los niños alejadas de ellas. Desde una edad temprana se les debe enseñar que es peligroso tocarlas.

3. Ahogamientos

No son de los motivos más frecuentes, afortunadamente. Sin embargo, sus consecuencias son fatales.

Para evitar estos accidentes, ten en cuenta dos consejos esenciales. Primero, nunca dejes al niño solo en la bañera; cuando tenga 4 años o más quizás ya puedas hacerlo, pero asegúrate de que no haya demasiado agua en ella.

Por otro lado, extrema las precauciones con respecto a la piscina. Jamás dejes a los pequeños solos en ella; ellos siempre han de tener el salvavidas colocado y, finalmente, también coloca una cerca de seguridad a su alrededor.

4. Intoxicaciones y asfixias

En último lugar, también se deben considerar los objetos y productos que los niños se llevan a la boca. Siempre conserva los productos tóxicos, como los de limpieza o los medicamentos, lejos del alcance de los pequeños; preferiblemente, colócalos en superficies altas.

Por otro lado, tampoco los dejes jugar con bolsas de plástico o juguetes pequeños, dado que estos pueden causar asfixia si los tragan accidentalmente.

“Muchas quemaduras surgen por intromisiones de los pequeños cuando uno de los padres está cocinando. Por lo tanto, es recomendable alejarlos de este espacio en ese momento”

Recomendaciones para evitar los accidentes infantiles en el hogar

En la cocina

  • No dejar productos tóxicos al alcance de los niños.
  • Cerrar la llave del gas cada vez que no utilicemos la estufa.
  • Fundamental: no dejar el mango de las sartenes apuntando hacia el piso.

En el dormitorio

  • Asegurar bien las barandas de la cuna.
  • Controlar también que las patas estén firmes; no son recomendables los modelos con ruedas.
  • Para los más chicos, no dejar a mano las llaves del dormitorio o del armario, para evitar que se queden encerrados, sea accidentalmente o no.

En el baño

  • Colocar alfombras antideslizantes en la ducha o bañera.
  • No dejar electrodomésticos a mano, mucho menos enchufados.
Para evitar accidentes infantiles en el hogar, jamás dejes a tu pequeño solo en la bañera.

En el resto de la casa, además, debemos tener cuidado con los desniveles del piso, como pueden ser escalones. Por supuesto, también hemos de colocar barandas y puertas en las escaleras, para que los más pequeños no accedan a ellas.

Asimismo, procura que los pisos no estén demasiado encerados, ya que esto podría causar alguna caída. Finalmente, también ten mucho cuidado cuando los niños manipulen juguetes: algunos contienen pilas y, sin saber sus peligros, pueden llevárselas a la boca.

En último lugar, no se puede soslayar ni subestimar la importancia de la supervisión. Una gran cantidad de accidentes infantiles en el hogar pueden prevenirse si un adulto se encuentra vigilando las acciones de los más pequeños.