Técnicas de relajación durante el parto

Amanda Sánchez Peralta·
05 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín al
06 Marzo, 2020
La respiración adecuada, la musicoterapia o la utilización de aromas relajantes pueden hacer del parto un proceso más llevadero y menos doloroso.
 

Es importante conocer algunas técnicas de relajación durante el parto para que éste sea menos doloroso y no se pase “tan mal“. A medida que avanza el embarazo y el parto parece estar a la vuelta de la esquina, es normal experimentar cierta sensación de miedo.

No hay dos mujeres que interpreten el dolor o las sensación al dar a luz de la misma manera. Sin embargo, es necesario que estés preparada para cuando llegue la hora. Por ello, en este artículo vamos a presentarte una serie de técnicas de relajación, con el fin de que elijas la que pienses que mejor te va a funcionar y la apliques cuando lo necesites.

Cuantas más técnicas sepas y lleves preparadas, mejor será la experiencia del parto y no sufrirás tanto como muchas mujeres dicen sufrir. A continuación, te explicamos una serie de tácticas que involucran a todos los sentidos, desde el tacto hasta el olfato. Esperamos que te ayuden.

Algunas técnicas de relajación durante el parto

1. Controlar la respiración

Las hemorroides durante el parto y el embarazo se pueden prevenir con un estilo de vida saludable.

Aunque pueda sonar a tópico, es una realidad. Controlar la respiración durante el parto es una de las partes más relevantes del proceso. Seguramente aprenderás a respirar correctamente en las clases de preparación al parto que se imparten.

 

Además, os habrán dicho que la respiración es sumamente importante para controlar el dolor de las contracciones en la fase de dilatación. Y es verdad, centrarse en respirar correctamente ayuda al cerebro a enfocarse en ello, a mantener un ritmo y a escuchar el cuerpo. En definitiva, a relajarnos.

Verás como, si practicas la respiración, consigues los efectos mencionados. Es importante que lo practiques diariamente para tener controlada esta técnica a la hora de la verdad.

2. Escuchar música

La música es una gran aliada tanto para motivarnos y activarnos como para desencadenar el efecto contrario: relajarnos e incluso inducirnos el sueño. Por ello, la musicoterapia puede ser una de las técnicas de relajación durante el parto más efectiva.

Puedes escuchar sonidos, como el mar, o canciones que sepas que te ayudan a relajarte. Debes concentrarte en los sonidos y en la música para que tu imaginación vuele y deje de centrarse en el dolor.

Es verdad que en casa en más fácil llevar a cabo esta técnica. Sin embargo, tu acompañante puede llevar la música en el móvil o un mp4 preparado con las canciones que quieras.

3. Recibir un masaje

Técnicas de relajación durante el parto
 

A todo el mundo le gusta que le den un masaje. Es un procedimiento de lo más relajante. Por ello, ¿por qué no te iban a dar un masaje durante el parto para ayudar a relajarte?.

Un masaje en los pies, en los hombros o en la zona del sacro ayudará a disminuir la tensión general del cuerpo y como consecuencia, se reducirá el dolor y la ansiedad. En concreto, durante el periodo de las contracciones, el masaje puede ser ideal para que te sientas más tranquila y relajada.

4. Utilizar los olores

Técnicas de relajación durante el parto

Hay ciertos olores que pueden tener un efecto calmante y reconfortante. Muchas mujeres se llevan al paritorio ropa u objetos que les recuerdan al olor de la casa o al de una persona a la que quieren. Este olor te proporciona relajación y una sensación de bienestar.

Otras técnicas que se incluyen en la aromaterapia son:

  • Difusor eléctrico.
  • Incienso.
  • Aceites esenciales, como por ejemplo los de la lavanda, la salvia, la rosa o el jazmín.

Todos estos aceites esenciales crean una sensación de frescura y alivio que ayuda a relajarte. Elige el que más te guste y no dudes en llevar un botecito relleno con estos aceites para utilizarlo siempre que lo desees.

 

Técnicas de relajación durante el parto: escoge la tuya

No todas las mujeres son iguales y, por ende, sus organismos pueden reaccionar de forma diferente ante las diversas técnicas de relajación que existen. Por ello, conócete a ti misma y no dudes en explorar las distintas tácticas para comprobar cuál es la que mejor te funciona. 

Igualmente, es importante que practiques en casa y logres integrar este hábito en tu rutina. De esta forma te aseguras tener una cierta soltura a la hora de aplicar la técnica, de modo que te resulte más sencillo y natural hacerlo en el momento del parto.

 
  • Cortés Campos, M. (2015). Efectos de la musicoterapia durante el embarazo y el parto. Metas de Enfermería18(8), 56-61.
  • Gayeski, M. E., & Brüggemann, O. M. (2010). Los métodos no farmacológicos para aliviar el dolor durante el parto: una revision sistemática. Texto & Contexto-Enfermagem19(4), 774-782.