¿Qué es el sistema Myobrace ® para alinear los dientes?

Alinear los dientes, corregir los hábitos orales dañinos y solucionar los problemas de mordida es posible con el sistema Myobrace ®. Este tratamiento se puede aplicar en niños pequeños para aprovechar la etapa de crecimiento. Te lo contamos en detalle.
¿Qué es el sistema Myobrace ® para alinear los dientes?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 28 agosto, 2022

Cuando los niños presentan hábitos orales disfuncionales, el desarrollo de su boca y su cara resulta afectado. El sistema Myobrace ® es una opción de ortodoncia que permite alinear los dientes desde edades tempranas.

Las malformaciones en los maxilares, las maloclusiones o los apiñamientos dentales muchas veces se deben a hábitos de la infancia que impiden el correcto desarrollo de las estructuras de la boca. Corregir estas costumbres nocivas favorece un crecimiento orofacial armónico.

Sigue leyendo y descubre cómo funciona, cuáles son sus beneficios y cuándo se recomienda.

¿En qué consiste el sistema Myobrace ® para alinear los dientes?

El sistema Myobrace ® es un tratamiento preventivo que actúa sobre las causas que originan las maloclusiones. Se utiliza sobre todo durante la niñez para favorecer el correcto crecimiento de los maxilares.

Consiste en una serie de accesorios removibles que se aplican en el interior de la boca durante 1 o 2 horas cada día y luego por la noche, mientras el niño duerme.

Al utilizar estos aparatos, se pueden corregir los hábitos orales dañinos y ejercer ligeras fuerzas que estimulan el adecuado crecimiento de los maxilares. Utilizar este tipo de procedimiento durante la infancia muchas veces evita la necesidad de usar brackets o de otros tratamientos de ortodoncia más complejos en el futuro.

El sistema Myobrace ® promueve que las estructuras orales se desarrollen de manera natural y que los dientes se puedan alinear correctamente.

¿Qué hace el sistema de Myobrace ® para alinear los dientes?

El sistema de Myobrace ® ayuda a que los huesos se desarrollen de manera adecuada, mejora la relación entre las arcadas y permite alinear los dientes de manera natural. La terapéutica busca el equilibrio de la musculatura orofacial, modela los maxilares y corrige las problemáticas funcionales que generan desajustes en la mordida.

Estos son algunos de los propósitos que se persiguen al utilizar este sistema de ortodoncia preventiva:

  • Corregir hábitos orales disfuncionales: con el sistema Myobrace ® se enseña a los niños a tragar de manera adecuada, a respirar por la nariz, a mantener los labios juntos y a reposar la lengua al apoyarla en el paladar.
  • Favorecer el adecuado desarrollo de los maxilares: se ensanchan y se estimulan los maxilares. Esto ayuda a que los huesos crezcan hasta alcanzar su tamaño adecuado.
  • Alinear los dientes: el correcto desarrollo de los maxilares les da a las piezas dentarias el espacio que necesitan para posicionarse en su sitio de manera natural.
  • Contribuir al desarrollo armónico de la cara.
  • Mejorar la salud bucodental y general del paciente.

¿Cuándo está indicado el sistema Myobrace ®?

El sistema Myobrace ® es útil para alinear los dientes de aquellos niños que presentan hábitos disfuncionales asociados a maloclusiones. La ventaja de esta técnica es que puede comenzar tan pronto se diagnostica el problema. Además, si se utilizan antes de los 12 años, los resultados son más efectivos.

Este tipo de aparatología se indica en casos de niños con hábitos y costumbres nocivas que predisponen a maloclusiones, tales como las siguientes:

  • Respiración bucal.
  • Deglución atípica.
  • Interposición lingual.
  • Succión labial o del dedo.
  • Problemas de mordida moderada y sobremordidas.
  • Apiñamientos y falta de espacio.

Beneficios del sistema Myobrace ® para alinear los dientes

El sistema Myobrace ® permite comenzar a tratar los problemas de mordida desde edades tempranas. Este abordaje precoz aprovecha la etapa del crecimiento óseo y corrige los hábitos nocivos, favoreciendo el correcto desarrollo de los maxilares.

Además, este tipo de aparatología presenta los siguientes beneficios:

  • Rapidez: es posible conseguir grandes cambios en poco tiempo. Comenzar a tratar el problema antes de que se termine de instalar, acelera la solución.
  • Comodidad: las férulas son removibles, lo que le permite al niño retirarlas de su boca para comer, hablar e higienizarse con normalidad.
  • Higiene: al retirar las férulas, el niño puede higienizarlas y a la vez cepillarse los dientes, usar enjuagues e hilo dental de la manera habitual. Esto evita el acúmulo de placa bacteriana y mantiene la salud bucal.
  • Estética: las férulas son poco visibles y pueden pasar desapercibidas cuando se las utiliza. Además, el niño solo las usa un par de horas al día.
  • Poco invasivo: la simplicidad de las férulas evita las incomodidades que ocasionan los sistemas de aparatos clásicos, como el acúmulo de placa bacteriana, el riesgo de caries, gingivitis y las lesiones en las mucosas.
  • Económico: el sistema Myobrace ® otorga una adecuada relación costo-tiempo-beneficio. Los aparatos convencionales tienen un costo elevado y tardan varios años en alcanzar los resultados esperados.
  • Predicción de los resultados: para confeccionar las férulas del sistema Myobrace ® se utiliza tecnología especial que permite previsualizar los cambios que se producirán en el niño durante el tratamiento.
El menor debe utilizar el aparato entre 1 y 2 horas al día y durante toda noche cuando duerme. El tratamiento se realiza por etapas.

Etapas del tratamiento con Myobrace ®

Durante el tratamiento con el sistema Myobrace ® el niño debe usar un aparato todos los días durante una hora diurna y toda la noche mientras duerme. El proceso terapéutico se divide en las etapas que se enumeran a continuación.

1. Corrección de los hábitos nocivos

En este primer momento se enseña al paciente a ejercer las funciones orales de manera correcta para corregir los hábitos nocivos. Para ello, se utiliza un aparato de silicona flexible que se adapta al arco dental.

El niño aprende a respirar por la nariz en lugar de por la boca y a tragar de manera adecuada. También practica el hecho de colocar la lengua apoyada en el paladar durante su reposo y mantener los labios juntos cuando no está comiendo o hablando.

2. Desarrollo del arco dental

Algunas veces es necesario estimular el desarrollo de los maxilares. Si se consigue ensanchar los arcos dentales, habrá espacio suficiente para que los dientes y la lengua se ubiquen de manera adecuada. Para agregar este estímulo de crecimiento maxilar durante el tratamiento se añade una estructura extra a la férula de silicona.

3. Alineación dental

Al terminar la erupción de las piezas definitivas puede ser necesario usar el sistema Myobrace ® para alinear los dientes. Se busca que los nuevos elementos tengan una correcta posición en la arcada y que la sonrisa sea armónica y funcional.

Utilizar las férulas en esta etapa es fundamental para obtener los resultados esperados. Si no hay compromiso con el tratamiento o si las necesidades del paciente lo ameritan, la alineación final se puede realizar usando brackets.

4. Retención

La retención es la etapa final del tratamiento con Myobrace ®. Esta busca mantener los resultados alcanzados y sostener los buenos hábitos orales para evitar recaídas. En esta fase se utilizan férulas firmes durante un período de tiempo.

Cuanto antes, mejor

Que los niños necesiten ortodoncia puede generar ansiedad o preocupaciones en los padres. Retrasar la intervención puede agravar la situación y ocasionar daños irreversibles en la boca y en la cara de los pequeños.

Al abordar los problemas de mordida de manera temprana se logran mejores resultados, al tiempo que los procedimientos serán más cómodos y más rápidos.

Por último, no olvides llevar a tu hijo al odontopediatra de manera regular. En los controles habituales es posible detectar los inconvenientes en la boca y buscarles la mejor solución.

Te podría interesar...
10 señales de que tu hijo necesita ortodoncia
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 señales de que tu hijo necesita ortodoncia

Existen señales de que tu hijo necesita ortodoncia a las que deberás estar atento para intervenir cuanto antes. Entérate aquí de cuáles son.



  • da Cunha Busquet, P., de Jesus Portelinha, D., da Costa, M. L., & de Paula, V. D. A. C. (2021). How the myobrace appliance works: Advantages and disadvantages. Journal of Dental Problems and Solutions8(1), 019-023.
  • Achmad, H., & Auliya, N. (2021). Management of Malocclusion in Children Using Myobrace Appliance: A Systematic Review. Annals of the Romanian Society for Cell Biology, 2120-2136.
  • Kizi, G., Ventura, I., Barata, R., Ribas, D., & Castaño Sequeir, A. (2017, June). Early treatment of a class III malocclusion with the myobrace system: clinical case. In 2nd International Congress of CiiEM-Translational Research and Innovation in Human and Health Science.
  • Ferreira, F. G. (2017). Novel Approaches for Class II Malocclusion Treatment using Myofunctional Orthodontics Therapy: A Systematic Review. Int. J. Dent. Oral. Sci4, 503-507.
  • Anastasi, G., & Dinnella, A. (2014). Myobrace System: A no-braces approach to malocclusion and a myofunctional therapy device.
  • Nery, S. S., de Araujo, P. X., Alves, M. J. M., de Araujo, E. X., & Sobreiro, M. A. F. (2022). Ortodontia Miofuncional-Sistema Myobrace® relato de caso clínico. Brazilian Journal of Health Review5(4), 12147-12161.
  • Elnaili, S. A., Bushwigeer, S. S., & Alzway, A. A. (2019). Myobrace as an alternative to conventional orthodontics treatment.