Sistema Amara-Berri: Innovación educativa al alcance de todos

Mervis Romero · 11 marzo, 2018
En vista de las nuevas tendencias educativas, vale la pena conocer de qué se trata el sistema Amara-Berri y qué propone. A continuación te comentamos más al respecto.

Los procesos de enseñanza y aprendizaje en los niños suelen ser complejos en algunas fases de la vida. El sistema Amara-Berri propone una innovación educativa.

Para que los niños puedan aprender es necesario que experimenten. Recordemos que los seres humanos obtenemos gran parte del conocimiento a partir de las experiencias que tenemos a lo largo de la vida, a través de los cinco sentidos.

Este tipo de enseñanza rescata esa idea. En otras palabras, plantea que los niños pueden aprender a partir de las experiencias que viven a diario. 

¿En qué consiste el sistema Amara-Berri?

A pesar de que este planteamiento suena muy desenfadado, en realidad no lo es. De hecho, es muy organizado y permite obtener los resultados que se desean, incluso en menor cantidad de tiempo que en otros tipos de enseñanza.

Lo que resulta sumamente útil es el hecho de que las lecciones se adaptan al niño y su entorno. Por lo que las dificultades se reducen al mínimo y, en su lugar, se brindan mayores facilidades.

De esta manera, el niño puede aprender de una forma espontánea; lo cual se traduce en una mayor retención del conocimiento recibido y consolidación del mismo. En otras palabras: el sistema Amara-Berri optimiza el proceso de aprendizaje.

Fue fundado hacia finales de los años 70 como un sistema abierto de aprendizaje que asume cada elemento para la interacción.

El sistema Amara-Berri para educar.

El sistema Amara-Berri consiste en ver las actividades diarias como método de aprendizaje y está centrado en dos procesos vitales.

  1. El primero de ellos busca estimular el desarrollo del niño, sin esquematizarlo.
  2. El segundo de ellos busca la imitación del mundo moderno, en función de su capacidad de entendimiento y su edad.

Entre las actividades de enseñanza que se emplean en este sistema se encuentran: los juegos de rol, el teatro, la prensa, la radio, marionetas y todo aquello que pueda simular las diversas circunstancias de la vida.

Por supuesto, todas estas actividades se complementan las unas a las otras. El hecho de que se utilice una no excluye las demás ni disminuye su valor. ¡Aquí todo se trata de sumar!

Por ejemplo, al ver lo que hacen las marionetas, los niños observan cómo se desenvuelven los hechos a partir de las distintas acciones individuales. Sutilmente, las representaciones hacen que los niños piensen.

Principios que rigen el sistema Amara-Berri

El sistema está basado en seis principios fundamentales que rigen la labor como docente. Estos se resumen de la siguiente manera:

  1. Libertad. Para poder experimentar por sí mismos la vida.
  2. Creatividad. Para diseñar los entornos de aprendizaje más adecuados.
  3. Globalización y socialización. Se busca formar grupos de trabajo para el aprendizaje en equipo y promover la interacción social.
  4. Individualización. Cada individuo trabaja a su nivel y ritmo, atendiendo sus capacidades y motivaciones.
  5. Actividad intelectual. Que estimule a los niños a tomar sus decisiones y ser el motor del sistema de aprendizaje.
  6. Crítica constructiva. Se considera que es crucial para el avance del aprendizaje, ya que permite identificar los fallos y aspectos a mejorar a tiempo; a su vez se brindan herramientas. Por otra parte, permite que los padres, y docentes estén más involucrados.

Características metodológicas del sistema Amara-Berri

Sin duda, el sistema Amara-Berri es una alternativa de enseñanza válida y útil, tanto para padres como para docentes. Los aspectos más destacados se pueden resumir de la siguiente manera.

  • Organización. Se encuentra estructurado de forma estratégica que fomente la intervención de todos los elementos que componen el sistema educativo.Estos son padres, docentes, personal y comunidad. Posee un enfoque multidisciplinario que orienta las actividades de enseñanza en contextos sociales y complementarios.
  • Diversidad. Se trata de un sistema que incluye a niño de todas las edades que trabajan a su ritmo, sin discriminar al semejante.
  • Dualidad. Existe una dualidad de idiomas que garantizan la convivencia entre diferentes personas.
  • Participación. Trabajan en base a proyectos donde participan activamente profesores y familiares.
  • Ludismo. Se aprovechan las actividades lúdicas para optimizar el aprendizaje, en general.

La diversión y el papel del educador

Los niños aprenden jugando, y a través del juego se responden los intereses de los alumnos. Por tal razón, hay departamentos, diversos programas de varias edades, actividades culturales y deportivas, comedor, cocina, todo aquello que pueda generar un aprendizaje.

Al existir coordinación entre las etapas de trabajo, también existe la crítica constructiva. Este factor se mide en los niveles de progreso generados por la forma de enseñanza y el aprendizaje de los pequeños.

El sistema Amara-Berri.

Beneficios del aprendizaje con el sistema Amara-Berri

El sistema Amara-Berri desarrolla competencias que lleva al aula de clase para la práctica educativa y organizacional.

Básicamente, estos proyectos generan nuevas comunidades educativas que posibilitan el avance y adelanto de los mismos. Por tal razón, esta forma de enseñanza aporta al niño los siguientes beneficios:

  • Se le da importancia a todas las perspectivas que se incorporen a la escuela.
  • Se garantiza un aprendizaje para la vida, debido a que al aprender de las experiencias, queda una idea fija que permanece con el tiempo.
  • También, estimula el nivel de profundización de los conocimientos que tiene al alcance.
  • El alumno en cada fase de aprendizaje vive, aprende, sueña, se divierte, se relaciona, haciéndolo más receptivo a la educación.
  • Aborda el aprendizaje en cada uno de los contextos y dimensiones, respondiendo y dando solución a los problemas y necesidades de los niños.
  • Todas las actividades que se llevan a cabo poseen un significado y un propósito. Esto los prepara para enfrentarse a los desafíos de la vida real y la sociedad moderna.

En conclusión, el sistema Amara-Berri es una buena alternativa para brindar una experiencia de aprendizaje divertida y, sobre todo, rica en experiencias y habilidades interpersonales.

Una gran cantidad de padres y representantes defienden este sistema por lo innovador y eficaz que es. Aunque rompe las ideas de la educación tradicional en todos los campos de la metodología, vale la pena analizarlo.