Síndrome metabólico en niños

2 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Miriam Barriga Sánchez
El síndrome metabólico en niños es una de las complicaciones más importantes derivada de la obesidad infantil. Aprende más sobre él en este artículo.

El síndrome metabólico en niños (SM) es una de las complicaciones que pueden aparecer cuando existe obesidad infantil. La prevalencia de este síndrome en la población infantil ha ido aumentando conforme aumentan la obesidad y el sobrepeso en niños y adolescentes. Es un problema creciente en los últimos años y concentra todo el interés de los pediatras.

¿Qué es el síndrome metabólico en niños?

Al síndrome metabólico también se lo conoce como síndrome de resistencia insulínica o síndrome X. Es un conjunto de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer determinadas enfermedades de forma precoz, tales como distintas enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2.

Los expertos determinan cinco elementos característicos de este síndrome:

  1. Obesidad de predominio central o abdominal.
  2. Hipertensión.
  3. Hipertrigliceridemia.
  4. Hiperglucemia.
  5. Descenso del colesterol HDL.

En la actualidad, existen diferentes criterios a la hora de diagnosticarlo y no hay consenso para aplicarlo en edades pediátricas.

Según Emilio García García, de la U. Endocrinología Pediátrica del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), el Panel de Expertos del Programa de Educación Nacional de Colesterol de EEUU (ATPIII) define SM en adolescentes (a partir de la pubertad) cuando se cumplen al menos tres de estos cinco criterios:

  • Obesidad central o abdominal.
  • Triglicéridos por encima de 110 mg/dl.
  • Colesterol HDL por debajo de 40 mg/dl.
  • Presión arterial mayor del percentil 90.
  • Presencia de alteraciones del metabolismo de los hidratos de carbono (glucemia basal alterada, glucemia mayor a 100 mg/dl, intolerancia hidrocarbonatada, glucemia mayor de 140 mg/dl dos horas después de la sobrecarga oral de glucosa).

Esta organización no define criterios para los niños prepúberes.

La International Diabetes Federation (IDF) publica en 2007 criterios de SM para niños de 10 a 16 años.Exige siempre la presencia de obesidad abdominal además de dos de los otros cuatro parámetros.Síndrome metabólico en niños.

¿Qué causa el síndrome metabólico en niños?

La relación entre los cinco elementos característicos del SM (obesidad abdominal, triglicéridos, colesterol HDL, tensión arterial y glucemia) y el papel de la resistencia a la insulina (RI) no están del todo claros, pero los expertos consideran que la RI puede ser la principal responsable del síndrome.

La resistencia a la insulina es la situación en la que la acción de la hormona insulina se ve dificultada, por lo que no puede hacer llegar glucosa a los tejidos periféricos del organismo ni tampoco frenar la liberación de glucosa del hígado.

Dentro de los factores exógenos que influyen en la captación de glucosa por parte de los tejidos de un individuo encontramos:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Ganancia de peso rápida, tanto prenatal como postnatal.
  • La actividad física.
  • La dieta.
  • El estrés psicosocial, la falta de sueño y la depresión.
  • El uso crónico de determinados medicamentos.

Dentro de los factores endógenos encontramos:

  • La raza.
  • La pubertad.
  • La predisposición genética a la RI (antecedentes familiares).
  • Ciertos síndromes, como el síndrome de Turner.

Para medir y estudiar la resistencia a la insulina existen diferentes pruebas, aunque las más empleadas son la insulinemia basal y el índice HOMA.

Consecuencias del síndrome metabólico en la salud futura

El síndrome metabólico infantil aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades en la edad adulta, tales como:

  • Alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono: diabetes tipo 2…
  • Enfermedades cardiovasculares: enfermedades cerebrovasculares, vasculares periféricas y coronarias.
  • Cáncer: colon, mama, endometrio, hígado…

¿Qué puedo hacer para prevenirlo?

Para prevenir el síndrome metabólico en niños es imprescindible seguir unos hábitos de vida saludables, con una alimentación equilibrada y la realización de ejercicio físico.

Los expertos recomiendan intervenir desde el primer año de vida con acciones destinadas a la prevención del SM, tales como la alimentación exclusiva con lactancia materna (como mínimo durante los seis primeros meses de vida).

En niños con sobrepeso, recomiendan empezar con los cambios de estilo de vida desde el momento en que este aparezca, sin esperar a que sean obesos. Se recomienda intervenir en todos aquellos niños mayores de dos años aunque presenten un peso normal.Síndrome metabólico en niños.

Estas son algunas de las acciones recomendadas por los expertos para prevenir el SM:

  • Cambios en la actividad física. Moderar las actividades sedentarias y aumentar el ejercicio físico.
  • Reducir la ingesta de grasas saturadas, grasas insaturadas «trans» y colesterol.
  • Disminuir la ingesta de carbohidratos simples (azúcares refinados).
  • Aumentar la ingesta de frutas, verduras y cereales.
  • Restricción calórica en casos de exceso de peso (siempre controlado por un pediatra).

Una vez se diagnostica el síndrome metabólico, existen distintos tratamientos farmacológicos según cuál sea el elemento que se vaya a tratar (obesidad, tensión arterial, glucemia, colesterol HDL o triglicéridos). Aunque la dieta adecuada y saludable y el ejercicio físico son los pilares fundamentales para controlar el SM.

Recuerda acudir con tu hijo o hija a todas las revisiones con su pediatra y consultar todas las dudas que te surjan con tu profesional sanitario de confianza.

  • García García E. (2015). Obesidad y síndrome metabólico en pediatría. En AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2015. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; p. 71-84.
  • Güemes-Hidalgo M., Muñoz-Calvo M.T. (2015). Síndrome metabólico. Pediatr Integral; XIX (6): 428-435.