¿Qué es el endometrio?

El endometrio es fundamental en el proceso de gestación. Pero también puede ser afectado por ciertas enfermedades: reconoce sus síntomas y evita complicaciones a tiempo.

El cuerpo humano está tan perfectamente diseñado que cuenta con una cavidad donde tiene lugar la anidación o fecundación del óvulo. Se trata del endometrio, ese lugar en tu cuerpo que no solo le da la bienvenida a tu bebé, sino que lo cuida y nutre durante sus primeras semanas.

Características del endometrio

El endometrio se encuentra ubicado dentro del útero; es una de las tres capas que lo recubre. En ella, se implanta el embrión, que durante las primeras semanas se nutre allí.

Además, el endometrio proporciona las condiciones para que ocurran los primeros cambios morfológicos y las funciones que están relacionadas con la liberación cíclica de las hormonas sexuales. Todo esto ocurre hasta la formación de la placenta; una vez que esté lista, su función es la de transporte de los nutrientes y oxigeno entre la madre y el feto.

Cuando hay ausencia hormonal periódica, es decir, durante la pubertad o la menopausia, este tejido tiene un tamaño y espesor constante. Después de que ocurre la menarquia, el útero se encarga de preparar durante cada ciclo menstrual la bienvenida al ovulo fecundado.

Esto se realiza a través de la proliferación y diferenciación del tejido esponjoso. Cuando no ocurre la fecundación, la capa externa o funcional del endometrio se desprende y es expulsada, lo que da lugar a la menstruación.

Fases del endometrio

Cuando se da inicio al ciclo menstrual, el endometrio presenta tres fases que son fáciles de visualizar mediante una ecografía.

Fase menstrual

Es cuando se desprende para ser sustituido por uno nuevo y se puede observar como una delgada línea blanca. En ocasiones, es posible visualizarlo entremezclado junto a la sangre de la menstruación. Durante esta fase, llega a medir de 1 a 3 milímetros y ocurren contracciones uterinas, que son las que provocan la expulsión de la sangre.

Fase folicular

Ya avanzado el proceso menstrual, se inicia esta fase como respuesta al estímulo aplicado al óvulo. Aparece un patrón trilaminar, es decir, tres líneas paralelas entre sí que irán aumentando diariamente unos 0,5 milímetros hasta alcanzar un tamaño normal que va de los 9 a los 14 mm.

Durante la menstruación, el endometrio pasa a la siguiente de sus tres fases.

Fase lútea

También llamada la fase post-ovulatoria. Es cuando el endometrio alcanza su estado normal para permitir nuevamente la anidación.

Durante esta fase, la progesterona producida hace que las tres líneas de la fase folicular se engruesen, para que así puedan unirse a la línea interior. De este modo, se convierten en una sola línea homogénea al inicio de la menstruación.

Enfermedades que pueden afectar al endometrio

Como cualquier otra parte del cuerpo, el endometrio está expuesto a ataques de bacterias y protozoos. Estos hacen que se produzca la endometriosis, que consiste en la inflamación del tejido esponjoso.

Un factor que puede causar esta inflamación es la presencia de dispositivos intrauterinos. Esta enfermedad llega a  afectar al 15% de las mujeres durante los años reproductivos.

Otra complicación que puede afectarlo es el cáncer de endometrio. Esta afección consiste en varios tipos de neoplasias o tumores que ponen en grave riesgo la salud de la mujer.

“El endometrio proporciona las condiciones para que ocurran los primeros cambios morfológicos y las funciones que están relacionadas con la liberación cíclica de las hormonas sexuales”

Síntomas de la endometriosis

El síntoma más notable es el dolor pélvico, pero este signo llega a confundirse con el ciclo menstrual. El dolor por endometriosis puede llegar a ser tan agudo y debilitante que afecta notablemente a la vida de la persona que lo padece.

Esta es una descripción del dolor que sienten quienes lo padecen:

  • Se da antes, durante y después de la menstruación y hasta la ovulación.
  • El dolor puede alojarse en el intestino durante la menstruación y al orinar.
  • También puede darse en la región lumbar durante y después de tener relaciones sexuales.

Otros síntomas generales son:

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Fatiga.
  • Distensión abdominal y sangrado pesado e irregular.
Hay muchos mitos y conceptos erróneos sobre el endometrio y sus enfermedades.

Tratamiento natural para la endometriosis

Esta enfermedad puede desgastar física y emocionalmente al paciente, así que complementar su tratamiento médico de forma natural le confortará. Para ello, puedes empezar eliminando de tu dieta la ingesta de productos químicos y consumir más vegetales. En ese sentido, la semilla de lino es ideal.

Se ha comprobado que la aplicación de la crema de progesterona reduce el crecimiento del tejido anormal. También el tratar de llevar una vida despejada y libre de estrés te hará sentir en tranquilidad.

Conocer qué es el endometrio te resultará muy útil, ya que hay muchos mitos y conceptos erróneos, sobre todo los relacionados con la endometriosis. Infórmate y prevén cualquier tipo de afección detectando los síntomas a tiempo.

Categorías: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar