Ser padres en la era digital

Adrianazul · 5 marzo, 2017

Los nativos digitales son unos ases con los dispositivos electrónicos. Un niño nacido en esta era es capaz de dominar un equipo electrónico sin muchas dificultades. El fácil acceso y manejo de las nuevas tecnologías hace que tus hijos pasen cada vez más horas frente a una pantalla, lo cual no es del todo positivo, debido a que también necesitan jugar con otros niños.

Motivar a los niños a disfrutar del mundo real, del no virtual es uno de los principales retos de ser padres en la era digital. Muchos estudios científicos lo han comprobado, esta generación pasa demasiadas horas frente a una pantalla. Más horas de las que nunca habían pasado haciendo algo en toda la historia de la humanidad.

Desde tempranas edades, los videojuegos, en cualquiera de sus soportes, se han convertido en la niñera de muchos infantes. Esta es un arma de doble filo, pues aunque se entretienen muchísimo y hasta es posible que logren aprender algo, no es menos cierto que duran mucho tiempo encerrados en ese mundo. Hace un par de décadas atrás sucedía lo mismo pero con la televisión.

Limitar las horas de conexión virtual puede ayudar a tu hijo

Esa abstracción en tanta virtualidad, puede hacer que reaccionen mal cuando le empiezas a exigir que se ocupe de sus deberes. Se sienten frustrados por no poder seguir en su mundo e incluso pueden sorprender a sus padres con su comportamiento. Pero la verdad es que antes no daban “problemas” porque estaban sumergidos en el mundo de la tecnología.

Para evitar esto puedes tratar de compartir con ellos tus aficiones. Está comprobado que el entusiasmo crea interés; por eso, si consigues ampliar su campo de intereses, los videojuegos y la computadora no ocuparán el único lugar en su vida sino que desearán alternarlos con otras actividades que les hacen sentir bien.

Los expertos aconsejan entre una o dos horas como máximo al día para jugar con la consola, aunque un par de horas al día tal vez no sea mucho tiempo si lo multiplicas por siete, verás que ha pasado 14 horas de la semana jugando. Existen consolas de juego que traen la función parental donde no solo se puede controlar el uso de la consola, sino también restringir funciones y horarios de juego.

Cuando no consigamos que esto sea así, será necesario poner límites estrictos y dejar el videojuego únicamente para los fines de semana y vacaciones, estableciendo márgenes concretos y estrictos. Si decides actuar de esta forma, es fundamental cumplir lo dicho. Debes darle valor a tu palabra como padre.

La era digital te invita a estar atento

Sin duda alguna que ser padre en esta era digital es todo un reto, uno quizás más complejo al que enfrentaron nuestros padres o generaciones anteriores. Una buena recomendación es tratar de estar lo más actualizado posible con las nuevas tecnologías, pues estas pueden ayudarte a criar a tu hijo.

Todos los recursos que hoy día están disponibles en Internet pueden ayudarte a involucrarte mejor en la educación de tus niños. Hay muchos recursos que no obtienen mucha atención aunque pueden ayudarte muchísimo.

Existen cursos para introducir a padres principiantes en el mundo del internet, incluso muchos, al finalizar estos cursos, afirman sentirse satisfechos porque las clases recibidas les permiten estar más atentos de lo que sus hijos hacen en la computadora. Lo ideal es estar preparados para educar al niño y cuidarlo al mismo tiempo.

Ten en cuenta que estar actualizado siempre es una ventaja, sobre todo porque en  existen muchas malas personas que están tratando de captar la atención de pequeños niños con diferentes tácticas; lo hacen por medio de Internet o juegos online, y si los padres no saben qué están haciendo sus hijos mientras navegan por Internet puede ser peligroso.

Aunque no debes procurar darle libertad a tu hijo, puedes trabajar en compartir ciertas cosas del mundo digital con él. Por ejemplo, pueden discutir artículos de mutuo interés de algún blog, investigar ciertos tópicos y aprender con él. Así puedes conocer los lugares que tu hijo frecuenta mientras navega.

Compartir las aficiones de tus hijos te acercará a él

Compartir debería ser una actividad que forma parte de la rutina familiar, y un momento que todos disfruten. También al promover su curiosidad puedes enseñarles a usar el Internet de una manera positiva y al mismo tiempo alentarlos a que compartan contigo.

Así es posible que tus hijos sientan que compartir contigo es una actividad natural, y es mucho más probable que eviten ocultarte cosas y que busquen consejos de tu parte cuando algo ande mal en su día.

Como padres es fundamental tener una actitud activa que no se resuma solo en actuar cuando los problemas estén ya presentes. En ese momento será mucho más difícil actuar. Esa actitud activa también te ayudará a lidiar con el uso excesivo de videojuegos u otras tecnologías, los cuales pueden ser una buena excusa para que el niño se refugie en ellos y no aborde sus problemas.

Trata de estar muy atenta a este tipo de conductas, pues muchos padres abrumados por la rutina diaria y la falta de tiempo, pueden apoyarse erróneamente en este tipo de conductas que los llevan a pensar que sus hijos son muy tranquilos, cuando en realidad están encerrados de manera silenciosa en el juego.