Semana 16 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 16 se caracteriza por muchos cambios en el bebé, en especial en el sistema nervioso. ¡Es una etapa única e irrepetible!
Semana 16 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 23 julio, 2021.

Última actualización: 23 julio, 2021

¿Ya te encuentras en la semana 16 del embarazo? ¡Es un momento perfecto para pensar un poco sobre cómo van tu bebé y tu cuerpo! En las siguientes líneas descubrirás lo bien que debe estar desarrollándose el sistema nervioso, muscular, renal y cutáneo de tu bebé, algo impresionante para su pequeño tamaño.

También te comentaremos un poco sobre lo que puedes llegar a sentir durante esta etapa, en especial al malestar físico y emocional, algo muy común en las embarazadas. Pero no te preocupes, que la idea es disfrutar el proceso. Si te interesa saber un poco más al respecto, sigue leyendo más abajo.

Desarrollo del bebé en la semana 16

En la semana 16 se dan cambios importantes.
¡Se trata de una época llena de cambios!

¡El ritmo de crecimiento de tu bebé va viento en popa! Poco a poco se acerca a la figura de un ser humano gracias al desarrollo de todos sus tejidos y órganos. Para que te hagas una idea, si midiéramos a tu bebé desde la coronilla hasta los glúteos, tendría un tamaño promedio de 12 centímetros. En cuanto al peso, tendría alrededor de unos 80 gramos.

Por supuesto, estos valores tienden a cambiar mucho. Dependen, en buena medida, de las características genéticas de ambos padres, de las condiciones específicas durante el embarazo y del país que se esté considerando. Pero en términos generales, tu bebé tiene más o menos el tamaño de un aguacate.

A medida que van pasando los días, su sistema nervioso va creciendo. Esto es muy importante, ya que le permitirá mover todos sus músculos (de forma espontánea o refleja), algo muy necesario para preparar a su cuerpo para acciones básicas como respirar o deglutir. Su piel está recubierta por una fina capa llamada lanugo, que sirve como aislante térmico.

Sus riñones, unos órganos especializados en filtrar la sangre y eliminar todas las toxinas, están desarrollándose a un ritmo acelerado. Al igual que lo que sucede con el aparato gastrointestinal, en el futuro estos órganos van a influir de forma directa sobre la cantidad de líquido amniótico en tu interior.

Los síntomas más comunes durante esta semana

Si bien tu bebé se está desarrollando a un ritmo acelerado y empezará a moverse poco a poco, puede que todavía sea pronto para empezar a sentir eso. Lo que sí empezarás a notar es un pequeño bulto en la parte baja de tu abdomen que, por supuesto, se corresponde con el útero. ¡Poco a poco irá creciendo!

Como ya te encuentras en el segundo trimestre del embarazo, es probable que los vómitos dejen de ser tan frecuentes. Esto se debe a las variaciones hormonales, ¡y se agradece mucho! Sin embargo, como el útero se encuentra rodeado de muchos órganos y vasos sanguíneos, es posible que empieces a experimentar otras cosas.

La hinchazón de las extremidades inferiores, siempre que sea leve, es un efecto normal. También lo son los dolores de espalda en la zona lumbar e incluso siguiendo el territorio del nervio ciático (desde la espalda hasta la pierna). Si llegas a presentar alguno de estos síntomas, lo más recomendable es acudir al médico para que indique un tratamiento analgésico.

Los cambios de humor frecuentes, el aumento en las ganas de ir al baño, el insomnio y el estrés son algunas consecuencias posibles. Seguramente ya estás bastante familiarizada con todo esto y puede que se convierta en algo constante. Sin embargo, nunca debes descuidar las consultas médicas, la comunicación con tus seres queridos y, sobre todo, la salud de tu bebé.

Consejos y recomendaciones para la semana 16 del embarazo

En la semana 16 los cuidados que probablemente lleves siguiendo desde que te enteraste del embarazo deben conservarse. Esto es muy importante en cuanto a la alimentación y los estudios médicos.

La forma en la que debes comer ha de ser lo más balanceada posible. Salvo que sufras alguna condición importante que requiera recomendaciones especializadas –diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares u otras condiciones similares- tu dieta debe mantener un aporte equilibrado de carbohidratos, lípidos y proteínas.

El consumo de café, azúcar, comida chatarra y en general ultraprocesados industriales debe disminuirse en la medida de lo posible. Lo mismo ocurre con las bebidas alcohólicas y el tabaco, cuyos efectos sobre el bebé pueden ser muy marcados y dañinos.

¿Ya tienes planificada tu consulta médica habitual? Independientemente de si tu embarazo está siendo vigilado por una matrona, las citas con el obstetra deben ser puntuales. Él te indicará los estudios correspondientes de acuerdo a tu caso particular, lo cual puede variar en función de cómo haya sido tu control prenatal previo.

Las pruebas de laboratorio más frecuentes incluyen una biometría hemática completa, niveles de azúcar en sangre (glicemia), estudios de coagulación… Además, el típico ecosonograma no suele faltar. Si bien no siempre se realiza en esta semana, dependiendo de lo que te diga el médico es probable que se adelante este estudio.

Preguntas frecuentes

Hemos seleccionado dos de las preguntas más frecuentes que suelen tener las madres en esta etapa.

1. ¿Puedo saber el sexo del bebé a estas alturas?

En la semana 16 puede hacerse un eco.
Para eso es necesario un ecosonograma, ¡pero es muy pronto todavía!

En la gran mayoría de las ocasiones no es posible. Todavía los genitales no están completamente visibles mediante un ecosonograma, por lo que saber diferenciar entre un niño y una niña es complicado. Pero no desesperes, porque podrás saber entre la semana 17 y 20, dependiendo de tu caso. ¡Una buena idea es ir preparando el gender reveal!

2. ¿Las molestias para orinar son normales en la semana 16?

Si bien hemos mencionado que el aumento de la frecuencia con la que vas al baño es normal, debes estar muy atenta a otros síntomas. Si sientes picazón, ardor o dolor al orinar, es muy probable que estés desarrollando una infección urinaria. Y si tienes fiebre o mucho dolor lumbar, más todavía.

Lo recomendable es acudir cuanto antes al médico para tratar el problema. Lo más probable es que, después de realizarte unos estudios básicos, te indiquen algunos antibióticos por vía oral.

Una semana para recordar

Como has podido darte cuenta, no se trata de una semana cualquiera. Tu bebé crece a un ritmo acelerado y notarás los efectos sobre tu cuerpo. Lo más importante es disfrutar del proceso y recordar que momentos como este nunca volverán.

It might interest you...
Semana 17 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 17 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 17 del embarazo tu bebé es del tamaño de una granada y podría escucharte. Descubre otros avances de tu pequeño en esta etapa.



  • Carrascosa A. Crecimiento intrauterino: factores reguladores. Retraso de crecimiento intrauterino. An Pediatr 2003;58(Supl 2):55-73.