¿Qué es la curva de tolerancia a la glucosa?

Lorena González 23 mayo, 2018
La curva de tolerancia a la glucosa es una prueba fundamental para determinar si alguien padece de diabetes tipo II. ¿Conoces cómo se realiza este análisis?

La diabetes es una enfermedad conocida y temida por muchos. Su principal característica es la concentración elevada de glucosa en la sangre de forma persistente. Esto puede ser a causa de una producción deficiente de insulina, de un aumento en la producción de glucosa, a resistencia a la insulina o a una combinación de factores.

Se trata de una enfermedad crónica y degenerativa que no se contagia ni tiene cura. Sin embargo, puede controlarse; las personas que padecen de diabetes pueden vivir muchos años con esta enfermedad. Las estadísticas indican que aproximadamente el 15% de la población mundial padece diabetes.

Complicaciones asociadas a la diabetes

Esta enfermedad está asociada a otra serie de complicaciones en diversos sistemas. Por ejemplo, puede ocurrir la pérdida de la visión o también pueden deteriorarse los riñones de forma progresiva.

Asimismo, en casos graves, existe la posibilidad de perder alguna de las extremidades inferiores por complicaciones en la circulación. También se pueden dar algunas afecciones coronarias y cerebrales.

Curva de tolerancia a la glucosa

La curva de tolerancia a la glucosa es una prueba que se realiza para determinar la presencia diabetes tipo II. Esta evaluación se ha desarrollado porque muchas veces este tipo de diabetes resulta asintomática; en otras palabras, no se manifiestan síntomas en quien la sufre.

Por lo tanto, con esta prueba se puede medir la capacidad del organismo para metabolizar la glucosa.  En el caso de diabetes tipo II, por ejemplo, dicha capacidad está disminuida; asimismo, se ve tambien alterada en quienes tienen alteraciones en el metabolismo relativas a la asimilación de hidratos de carbono.

 

El examen de glicemia es la prueba inicial para diagnosticar la diabetes.

En qué consiste la prueba de la curva de tolerancia a la glucosa

Lo primero que se debe realizar es un examen de glicemia en ayunas. La persona debe realizarse el examen sin haber ingerido alimentos en las 8-12 horas previas.

Se toma una muestra de sangre para realizar el análisis de la concentración de glucosa en la sangre —glicemia—. Dependiendo de los resultados, se procede a suministrar una dosis de glucosa a la persona por vía oral, disuelta en 250 mililitros de agua; esta medida puede variar dependiendo del peso corporal del paciente.

La regla indica que se deben administrar 1,75 gramos de glucosa por cada kilogramo de peso, hasta un máximo de 75 gramos. Por lo tanto, si la prueba se le realizara a un niño, se le debe suministrar menos cantidad de glucosa.

Después de aplicar la glucosa, se deben tomar muestras de sangre cada 30 minutos por las próximas 2 horas. Con los resultados obtenidos, se realiza una gráfica que genera la curva.

Valores normales de la curva de tolerancia a la glucosa

Los valores expresados en los análisis de glicemia y de tolerancia a la glucosa son muy importantes para determinar la presencia o no de diabetes, así como el tipo de diabetes.

Si el contenido de glucosa en la prueba de glicemia es de 60 a 100 mg/Dl, los valores se consideran normales. En tanto, valores inferiores a 200 mg/Dl a la hora y menores a 144 mg/Dl a las dos horas, son también considerados normales.

Los exámenes para la curva de tolerancia a la glucosa se realizan en ayunas.

Valores anormales en la curva de tolerancia a la glucosa

Si el contenido de glucosa en sangre de la prueba en ayunas arroja un resultado de entre 100 y 125 mg/Dl, es signo de prediabetes. Esto se confirma con una concentración de glucosa en sangre de 140 a 199 mg/Dl a las dos horas de ingerida la solución de glucosa.

“Los valores expresados en los análisis de glicemia y de tolerancia a la glucosa son muy importantes para determinar la presencia o no de diabetes, así como el tipo de diabetes”

Valores que indican diabetes tipo II

Un contenido de glucosa superior a 125 mg/Dl en la prueba de glicemia es suficiente para contraindicar la prueba de la curva de tolerancia a la glucosa.

De realizarla, se correría el riesgo de causar un shock hiperglucémico, lo que pondría en riesgo la vida de la persona. Por su parte, un resultado superior a los 200 mg/Dl a las dos horas de realizada la ingesta de glucosa indica diabetes tipo II.

Esta es una de las pruebas más utilizadas para determinar la presencia de diabetes miellitus tipo II. En cualquier caso, si al realizar la prueba se obtiene un resultado desfavorable, la persona necesitará un cambio en su estilo de vida. El médico será quien indique cómo llevar la dieta y las demás actividades, de presentarse el caso.

Te puede gustar