Según un estudio, los niños que se acuestan tarde tienen más trastornos

Astrid Moreira · 9 julio, 2017

¿Estamos siendo demasiado estrictas con nuestros hijos a la hora de mandarlos a dormir temprano? Un estudio confirmó que los niños que se acuestan tarde tienden a sufrir más trastornos. 

Esta costumbre de enviar a los niños a dormir temprano no es moderna, viene de generación en generación y al fin tenemos un fuerte argumento para hacerlo.

El psiquiatra pediátrico, José Ferreira Belisario, afirmó que antes era mucho más sencillo que los niños durmieran temprano, pero que a medida que avanzan los años, esto se ha convertido en una tarea mucho más compleja.

Este mal hábito, afecta enormemente el futuro de nuestros pequeños. Generando problemas de atención, ansiedad y otros trastornos.

¿Se pueden cambiar estos hábitos?

Sí, como todo, pero debe haber un aporte muy grande de la familia. Si se quieren cambiar los hábitos del niño, deben cambiar los hábitos de todos.

Si el niño aún escucha ruidos en la casa, personas viendo televisión, luces y otros aparatos encendidos, pensará que aún es tiempo de jugar y no de dormir.

trastornos-en-niños

Algunas recomendaciones de José Ferreira Belisario para evitar trastornos en el niño:

1. Dormir todos al mismo tiempo. Aunque los padres no estén dormidos realmente, armar un escenario de tranquilidad, en el que sí parezcan estarlo.

2. Leer cuentos antes de dormir. Se determinó que acostumbrar a los niños a la hora del cuento,  les hará saber que se acerca la hora de dormir.

3. Color amarillo en la iluminación del hogar. El doctor también recomienda que la iluminación de la casa sea de un color amarillo, debido a que esta relaja y estimula la llegada del sueño.

4. No interrumpir el sueño de los niños. Evitar a toda costa dejar teléfonos celulares con sonido cerca, que puedan cortar el sueño de nuestros hijos. Nunca falta un mensaje que llegue tarde que pueda despertar al niño.

5. Los deportes ayudan a dormir a los niños. Esto genera que los niños se cansen más y deseen dormir más temprano.

Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir.

-Emerson-

Son varios los trastornos que pueden afectar a los niños

El doctor afirma que los niños deben dormir a las 00:30 hrs, debido a que la hormona del crecimiento trabaja en la cuarta etapa del sueño.

Si el niño se acuesta muy tarde, tendrá mucho menos funcionamiento de dicha hormona.

¿Cómo se determinó este resultado?

Para poder determinar el resultado de este estudio, se comparó la imagen del cerebro de un niño que duerme temprano con la de uno que duerme tarde.

Al realizar un examen matemático, el primero tuvo muchas más áreas resueltas, mientras el segundo muchas menos.

Esto concluyó que el niño que durmió menos tiempo, tuvo menos capacidad de retener y resolver los ejercicios.

También pueden sufrir Alzheimer

Además, el doctor agregó que los niños que se acuestan temprano tienen menos posibilidad de sufrir la enfermedad de Alzheimer. Mientras que los niños que se duermen tarde, son más propensos. Esto se debe a que la enfermedad se retarda con sueño y ejercicio.

Es importante que los padres elaboren ciertas estrategias para que sus hijos duerman temprano y así evitar que su futuro pueda verse truncado por algunos trastornos por falta de sueño.

La tecnología evita que los niños duerman temprano

La doctora, Belén Esparis, tiene como ritual nocturno que sus hijos coloquen todos sus artefactos electrónicos en una canasta en el suelo antes de dormir.

Esparis afirmó que más de una vez sus hijos utilizaban la tablet debajo de las sábanas. “Casi tuve que quitar la puerta del cuarto de mi hijo”, dijo entre risas la directora médica del Centro y Laboratorio de Trastornos del Sueño de Mount Sinai Medical Center en Coral Gables.

Según un estudio que realizó, la pantalla azul de los teléfonos tiene un efecto duradero y previene el sueño.

“Ya se sabe que el uso de estos dispositivos antes de ir a la cama reduce el sueño entre 17 y 45 minutos por noche”. agregó el doctor Leonardo Torres, profesor de otorrinolaringología de University of Miami Health System.

Un estudio relizado por Torres, determinó que solo dos horas con un dispositivo reduce un 20 por ciento la melatonina, una sustancia producida por el cuerpo y necesaria para dormir.

Ambos coinciden en que es importante realizar estrategias para que los niños no usen la tecnología antes de dormir y así descansen lo necesario.